Emprendelaw Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Es sabido que el IRPF es el impuesto que mejor proyecta la progresividad cuyo fundamento consiste en alcanzar una efectiva igualdad y “supone que la carga tributaria se reparta en forma más que proporcional, atendiendo al nivel de capacidad contributiva de los contribuyentes” (Sainz de Bujanda), sin perjuicio de que deba predicarse del conjunto del sistema tributario (v. gr., SSTC 27/1981, 45/1989, 19/2002).

Ello conduce a considerar el efecto que produce integrar un rendimiento en un periodo impositivo en aquellos casos en los que se haya generado a lo largo de más tiempo. Y el legislador patrio lo viene corrigiendo, por así decir, mediante la sencilla técnica de aplicar una reducción (actualmente del 30 por 100), que, para el caso de que se trate de rendimientos derivados del ejercicio de actividades económicas (como los que proceden del ejercicio de la abogacía, cuando no sean calificables como rendimientos del trabajo[1]) se regula en el artículo 32.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF: “Los rendimientos netos con un período de generación superior a dos años, así como aquéllos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se reducirán en un 30 por ciento, cuando, en ambos casos, se imputen en un único período impositivo”[2].



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad