lawandtrends.com

LawAndTrends



Terminado el divorcio ocurre en muchas ocasiones que uno de los ex cónyuges se queda con la propiedad de la vivienda familiar, compensando al otro su parte en metálico o en bienes consorciales. Es muy habitual también que esta vivienda se haya adquirido durante el matrimonio y que la hipoteca aún no se haya terminado de pagar, por lo que en el convenio regulador o en el documento de liquidación de la sociedad de gananciales, se establece que el que se queda con la vivienda asume igualmente la obligación de pagar la hipoteca, quedando el otro ex cónyuge, dispensado de pagarla, puesto que ya no es propietario de la casa.



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad