Emprendelaw Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



No le pidas a Dios que te haga feliz; pídele que te haga útil. Tu felicidad llegará sola”.

Maurice Mitchell 

El voluntariado es el trabajo de las personas que sirven a una comunidad o al medio ambiente por decisión propia y libre. Por definición, los voluntarios no cobran por su trabajo.

La acción voluntaria organizada es aquella que se desarrolla dentro de una organización sin ánimo de lucro por personas físicas de manera altruista y solidaria. De esta forma, intervienen con las personas y la realidad social, frente a situaciones de vulneración, privación o falta de derechos u oportunidades para alcanzar una mejor calidad de vida y una mayor cohesión y justicia social como expresión de ciudadanía activa organizada.

La acción voluntaria organizada debe tener tres condiciones:

•       Ser desinteresado. El voluntario no persigue ningún tipo de beneficio ni gratificación por su ayuda.

•       Ser intencionado. El voluntario persigue un fin y un objetivo positivo ya que busca un cambio a mejor en la situación del otro. Además, tiene un fin legítimo debido a que goza de capacidad suficiente para realizar la ayuda y de cierto consentimiento por parte del otro que le permite que le ayude. Estar justificado. Responde a una necesidad real del beneficiario de la misma. No es un pasatiempo ni un entretenimiento sin más, sino que persigue la satisfacción de una necesidad previamente definida como tal.

Por todo ello, el voluntariado complementa la labor de la administración pública y de los profesionales de la acción social, pero nunca los debería sustituir ni suplantar.

Pro Bono Legal

Si a este voluntariado le damos la especialización en temas legales y la persona voluntaria es un abogado, tenemos lo que el mundo anglosajón define como  PRO BONO LEGAL.

Según el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, podemos definir el PRO BONO como “acciones realizadas por el bien público”. Se trata de la prestación voluntaria de asesoramiento jurídico gratuito en beneficio de personas o comunidades necesitadas, menos privilegiadas, en situación de vulnerabilidad social o marginadas y a las organizaciones que las asisten, así como la prestación de asesoramiento jurídico gratuito en temas de interés público.

Estamos viviendo cambios importantes en todo nuestro entorno, la mayoría referidos a cambio de mentalidad, cambio de actitud y, en definitiva, cambio de hábitos. Y estos cambios afectan también al campo de la responsabilidad social de la abogacía.

Pues bien, esta explicación, aparentemente sencilla, está llena de preguntas, pues los temas de los que trata este voluntariado son muy delicados y relacionados con la protección de derechos más básicos, a los que todo ciudadano debe aspirar y la sociedad tiene que procurar. También surgen muchas dudas a la hora de distinguir entre la asistencia justicia gratuita que facilita el Estado, mediante los abogados del turno de oficio que reciben una retribución por ello, y la aportación voluntaria de los abogados que, a título personal o a través de sus organizaciones, aportan sus conocimientos por una buena causa.

Proyecto Conexión Pro Bono

Desde esta sección, encuadrada en nuestro proyecto CONEXIÓN PROBONO,  pretendo orientar tanto a aquellos profesionales del mundo del Derecho, que con talante colaborativo e inquieto quieren aportar su saber hacer y su tiempo a una causa solidaria, así como a las Organizaciones No Gubernamentales. Para ellas, procuraremos acercar los problemas de sus beneficiarios a esta oferta generosa de los abogados, con la vista puesta en una sociedad mejor y más justa. Igualmente, intentaremos guiar a las Facultades de Derecho, en las que, con su método de docencia de sus Clínicas Jurídicas, generaciones de jóvenes estudiantes tendrán oportunidad de trabajar codo con codo con las ONG. Un colectivo al que esta experiencia sin duda dejará una huella imborrable y que supondrá un cambio importante a la hora de desarrollar su vida personal y profesional.

CONEXIÓN PROBONO  no hubiera sido posible sin los más de 500 abogados y 400 ONG que contestaron a nuestra encuesta. Y es que queríamos saber cuál era el grado de conocimiento e implicación de esta práctica en la sociedad legal española. Sus resultados nos sorprendieron y nos animaron a seguir adelante en nuestro empeño. Información fundamental para apoyar la iniciativa que nos habíamos propuesto, pues en ella pudimos comprobar que un porcentaje muy alto de abogados desconocía esta práctica, pero con las garantías necesarias estarían dispuestos a ofrecerse voluntarios. Este mismo alto porcentaje se presentaba en las asociaciones, las cuales no sabían que podrían solicitar este servicio, ni cómo.

El beneficio del Pro Bono

El beneficio que los trabajos pro bono aportan tanto a las personas individuales como a los diferentes grupos colectivos, entidades benéficas y organizaciones sin ánimo de lucro es evidente: el acceso a la justicia. Un acceso que les permitirá defender sus derechos y contribuir a una sociedad más justa.

Por otro lado, el trabajo PRO BONO  también supone beneficios para los despachos de abogados, entre otras hemos querido destacar estas:

— Es una forma de ayudar a la sociedad en su conjunto, asistiendo a aquellos que no pueden costearse los servicios de un abogado.

— Es una tarea muy gratificante para quienes se involucran en ella.

— Contribuye positivamente a mejorar la imagen y la reputación del abogado o del despacho de abogados.

— Es una oportunidad para desarrollar habilidades, adquirir experiencia y

mejorar la capacitación de los abogados del despacho.

— Puede favorecer la contratación de nuevos talentos para el despacho.

— Ayuda a presentar ante la justicia ciertos casos que, de otra forma, nunca serían conocidos por los tribunales.

— Muchos clientes valoran el compromiso y el trabajo pro bono de los despachos y podrían tenerlo en cuenta a la hora de contratar sus servicios.

— Los despachos que participan en el pro bono pueden ser considerados

como un socio estratégico y deseable para el desarrollo de las actividades

benéficas de un cliente potencial.

— Puede suponer un desafío apasionante al que resulta imposible acceder de otra forma.

— Contribuye a mejorar la confianza de la sociedad en los abogados y en el

sistema de la justicia en general.

Y la más importante, la satisfacción personal no tiene precio…

En esta sección hablaremos de las experiencias y de solidaridad, de despachos grandes y de despachos muy pequeños pero tremendamente generosos o de profesores de facultades de derecho que inculcan a sus alumnos la importancia de tratar y de resolver temas sociales desde sus clínicas jurídicas. Todo ello con la única intención de tratar de acercarnos a los problemas de aquellos que más nos necesitan. Todo un reto con muchos beneficios. Quédanos pues  desde aquí todos retados.


Aquellos abogados que quieran contar su experiencia o aportar su colaboración de cualquier otra forma, les ruego no duden en ponerse en contacto conmigo en el correo electrónico
m.benavides@fundacionmasquederecho.org.

Será un placer.

Muchas gracias. 

 

 

Mas información en:

  www.fundacionmasquederecho.org




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad