Centro de Estudios garrigues formacion Abogados juridico legal

LawAndTrends



Creo que puedo decir, sin parecer un paranoico, que los abogados como colectivo estamos sufriendo una importante ofensiva en estos días.

Si empezamos con algún artículo insultante y denigrante contra el colectivo, que fue posteriormente ratificado en la tribuna del Congreso por la diputada del PSOE y portavoz de justicia Margarita Robles que defendía un decreto ley que lesiona el derecho del consumo como si viniera a salvar a los afectados de la cláusula suelo de los abogados que les iban a desplumar. En estos días tras una sentencia del TJUE y una consulta vinculante en la que se determina que a partir de ahora la justicia gratuita devengará IVA, la Agencia Tributaria se descuelga en su web con que dicho IVA se repercutirá al solicitante del turno de oficio. Ahí estamos, en vez de como procede, es decir, repercutir a quien paga el servicio que no es otro que la Administración, pretenden que lo pague el beneficiario de la justicia gratuita. Algo tremendamente disuasorio en algunos supuestos que se puedan implantar ahora (vaya, que casualidad, justo cuando estamos en el tema de las cláusulas suelo) pero aparte, de imposible cumplimiento para habituales usuarios del turno como son las personas en exclusión social.

Ian Fleming, creador de James Bond escribió en Goldfinger una de sus aventuras que "una vez es casualidad, dos veces es coincidencia, la tercera vez es una acción enemiga". Estamos en la tercera vez, así que hay una acción enemiga contra los abogados. Cuando somos atacados tenemos que planificar una buena defensa, y para ello debemos estar unidos y contar con buenos estrategas.

Sin embargo, parece que nada de eso pasa, Los abogados son un colectivo que siempre ha estado desunido y pasivo, indolente, como si lo que ocurre no fuera con ellos.

Y por otra parte donde se supone que están esos estrategas, en el Consejo General de la Abogacía, nada se oye ni ninguna instrucción se recibe. Así, a la primera vez (la casualidad) se reaccionó con un comunicado probablemente desmedido e incluso salió el Ministro de Justicia afeando el mismo.

En la segunda vez (coincidencia) se mandó una no suficientemente fuerte carta a Margarita Robles que fue respondida por esta en dos párrafos, en un mero acuse de recibo en el que no solo no se disculpaba, sino que, por tanto, se mantenía en sus trece. Encima se le dieron sumisas gracias a pesar de que la diputada no rebló en su pensamiento ofensivo.

Estamos en la tercera vez (una acción enemiga) en la cual se ha emitido un informe jurídico sobre el tema del IVA cuya calidad no discuto, pero que poco uso preventivo tiene. Imagínense a esos soldados en un puesto avanzado que son atacados por fuerzas que les superan en número y que piden apoyo aéreo y refuerzos y se les responde con que tienen toda la razón del mundo en estar ahí y que buena suerte.

Si eso es todo lo que se da en este momento, compañeros, SALVESE QUIEN PUEDA




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad