El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • El acto contó con la presencia de Abel Veiga, Antonio Alonso Timón y Miguel Ángel Recio, desde ICADE, y con Iñigo Rodríguez-Sastre y José Vicente Morote, de Andersen en España, así como con personalidades del mundo jurídico y cultural

Andersen y la Universidad Pontificia Comillas presentaron el Curso de Derecho de las Artes y de las Industrias Culturales, un nuevo e innovador programa de formación dirigido a profesionales que quieran conocer a fondo el mundo de las artes y la cultura desde una perspectiva legal.

El evento, que tuvo lugar en el Auditorio de Andersen en Madrid, permitió dar a conocer los objetivos, estructura y funcionamiento del curso, que dará comienzo en octubre de este año y que contará con profesores y expertos tanto de Andersen como de la Universidad Pontificia Comillas, así como con profesionales del sector cultural y artístico, como asesores, consultores o directivos. La formación será altamente especializada, de carácter marcadamente práctico, dirigida tanto a profesionales del mundo del derecho como del mundo de la cultura y está diseñada para explorar elementos y materias del entorno económico, la realidad normativa y las destrezas o conocimientos técnicos en los que se desarrollan las actividades profesionales de los sectores relacionados con las Industrias Culturales y el Arte.

La presentación contó con Abel Veiga, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Pontificia Comillas-ICADE, Antonio Alonso Timón, Director del CID – ICADE, Miguel Ángel Recio, Director Académico del programa, así como con Iñigo Rodríguez-Sastre y José Vicente Morote, Socios Directores de Andersen en España. Junto a ellos acudieron al evento diversas personalidades de las áreas del Derecho y la cultura.

José Vicente Morote inauguró la presentación del evento agradeciendo a todos los colaboradores que han hecho posible el Curso de Derecho de las Artes y de las Industrias Culturales. “Estamos muy emocionados tanto por el contenido como por lo que supone colaborar con una institución tan prestigiosa como ICADE, y desde el despacho en general como los socios en particular estamos plenamente implicados para que este proyecto sea un éxito”.

Abel Veiga, por su parte, recalcó su agradecimiento a Andersen por su apoyo e involucración en el proyecto. “Lo importante es que hemos cimentado los pilares del curso, un curso que es rompedor, dinámico, que hace falta en el panorama jurídico y cultural de nuestro país”, subrayó el Decano, quien recordó que “tenemos la inmensa suerte de atesorar uno de los mayores patrimonios culturales del mundo, un patrimonio que trasciende”. Veiga resaltó la oportunidad de este curso en “un campo en el que queda mucho por construir, son muchas las vertientes y este curso ha intentado tocar todas”.

Miguel Ángel Recio, como encargado académico del programa, reconoció la importancia de una formación de este tipo, que no se había dado hasta el momento en España. “Es un curso que podría permitir a un jurista verlo todo dentro del mundo del arte y la cultura, y eso es fundamental”, sostuvo. “La protección del patrimonio cultural es clave, y vamos a enseñar a quién esté interesado a poder hacerlo a través de instrumentos legales”, explicó sobre los fundamentos sobre los que se asienta y sobre los que desde Andersen e ICADE han desarrollado el curso.

Para Antonio Alonso Timón, se trata de un programa muy oportuno tanto desde el punto de vista objetivo como subjetivo. Objetivamente, por la materia, “España es el segundo país del mundo con mayor riqueza cultural y un curso de estas características es especialmente aconsejable en nuestro país para cuidar el patrimonio cultural español y poder darlo a conocer”, comentó y añadió que  “desde el punto de vista subjetivo también es oportuno, tanto por Miguel Ángel Recio -por sus conocimientos y bagaje en el campo-, como por Andersen e ICADE”.

El curso abarca todas las posibilidades en la gestión no solo de las artes, sino que también tiene en cuenta que el mundo de la cultura y el arte es también una industria y es necesario saber gestionarlo. “Venimos a rellenar un hueco que había en el mercado sobre este tipo de iniciativas y queremos que el curso aúne la innovación con la ambición, desde el punto de vista de objetivos y de la metodología docente, para que sea atractivo”, explicó el director del CID-ICADE.  

Íñigo Rodríguez Sastre cerró el acto trasladando a todos los presentes la ilusión que desde el despacho existe con el curso. “Desde que se planteó la posibilidad de llevarlo a cabo, hubo un total apoyo porque es un curso interesante, innovador y que cubrirá una de las cuestiones sin desarrollar en el panorama jurídico español, como es el del mundo de la cultura y el patrimonio cultural y artístico”, aseveró. 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad