El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • Si bien la mitad de las empresas ha definido un enfoque de sostenibilidad para toda la empresa, menos de una de cada cinco (18%) tiene una estrategia global de TI sostenible

Según un nuevo informe del Instituto de Investigación de Capgemini, titulado "Sustainable IT: Why it’s time for a Green revolution for your organization’s IT” , las empresas que han elaborado una hoja de ruta completa para acelerar la implantación de la TI[1] sostenible han experimentado mejoras en las puntuaciones ESG[2](61%) y en  la satisfacción de los clientes (56%) y han sido testigos de ahorros fiscales (44%) como resultado directo de las prácticas de TI sostenible. Sin embargo, las organizaciones aún desconocen en gran medida cómo implementarlas y cómo abordar de forma proactiva el impacto medioambiental de la TI empresarial: sólo el 6% de las compañías ha alcanzado un alto nivel de madurez de TI sostenible.

Aunque las soluciones tecnológicas pueden ayudar a resolver los problemas medioambientales, las TI en su conjunto tienen una huella de carbono en sí mismas. El nuevo informe ha identificado las áreas de las emisiones de TI de las empresas que están creciendo más rápidamente y establece una hoja de ruta en tres etapas para que las organizaciones construyan y apliquen sus estrategias de TI sostenibles.

Sin embargo, las organizaciones todavía no consideran las TI sostenibles como una prioridad para incluir en la agenda que marcará su viaje hacia la reducción de su huella de carbono: según el informe, sólo el 22% tiene previsto reducir más de una cuarta parte de su huella de carbono mediante las TI sostenibles en los próximos tres años.

Las organizaciones desconocen en gran medida el impacto medioambiental de las TI

El informe evidencia que ha surgido una clara brecha de concienciación sobre el impacto medioambiental de las TI, con un 57% de los encuestados que afirman desconocer la huella de carbono de las TI de su propia organización. Los sectores banca y productos de consumo son los que muestran los niveles más altos de concienciación (52% y 51% respectivamente), mientras que el sector de la fabricación industrial es el más bajo (28%). Sólo el 34% sabe que la producción de móviles y portátiles tiene una mayor huella de carbono que el uso de estos dispositivos durante su vida útil.

Este desconocimiento se ve agravado por el hecho de que la tecnología sostenible no recibe actualmente la misma atención y recursos que otras iniciativas ecológicas. En lo que respecta a la estrategia, la mitad de las empresas han definido un enfoque de sostenibilidad para toda la empresa, pero menos de una de cada cinco (18%) tiene una estrategia de TI sostenible completa con objetivos y plazos bien definidos.

La mayoría de las organizaciones cuentan con las herramientas adecuadas ni con unos estándares establecidos para medir el impacto medioambiental de las TI. Sólo el 29% utiliza herramientas de evaluación del carbono y sólo el 34% afirma que las TI sostenibles forman parte de la agenda de su consejo de administración. En general, sólo el 1% ha alcanzado sus objetivos. Establecer un coste de carbono en relación con las operaciones de TI puede ayudar a las organizaciones de todos los departamentos a concienciarse sobre el impacto de su huella de TI, pero solo el 27% de las organizaciones ha estandarizado esta práctica.

Las organizaciones con un mayor nivel de madurez obtienen más beneficios

El sector tecnológico está bien posicionado para desempeñar un papel relevante e impulsar el cambio en las políticas. Las empresas tecnológicas están adoptando medidas proactivas para descarbonizar las operaciones, los servicios y los productos de TI, y muchas de ellas ya han anunciado sus objetivos de neutralidad de carbono. En consecuencia, muchas organizaciones están tratando de trasladar la responsabilidad a la industria tecnológica para que les ayude a establecer prácticas de TI sostenibles. Alrededor del 52% de las organizaciones respondieron al Instituto de Investigación Capgemini que las empresas tecnológicas deberían incorporar una dimensión de TI sostenible en sus productos y servicios, el 61% quiere que las empresas tecnológicas les ayuden a medir el impacto medioambiental de sus TI, y el 45% está dispuesto a pagar una prima de hasta el 5% por productos y servicios de TI sostenibles.

"La sostenibilidad debe estar en el centro de nuestro esfuerzo global para la recuperación post-pandémica, y la TI no puede ser ignorada. Las organizaciones deben reconocer el impacto de las emisiones de carbono en el mundo digital y actuar en consecuencia, acelerando el paso a modelos de negocio que se apoyen en capacidades informáticas sostenibles", asegura Cyril García, director general de Capgemini Invent y miembro del Consejo Ejecutivo del programa de RSE del Grupo.

"Las organizaciones deben disponer de herramientas de diagnóstico, estrategias y una hoja de ruta para acelerar su camino hacia la descarbonización. El respaldo de todas las partes interesadas de la organización será fundamental para el éxito, junto con una arquitectura de software sostenible y un cambio en el comportamiento de los empleados. Más allá del imperativo medioambiental, los beneficios empresariales son convincentes en términos de resultados, estatus social y satisfacción del cliente".

El informe concluye con una hoja de ruta en tres etapas para acelerar la sostenibilidad de las TI, que incluye:

  • Sentar las bases con una estrategia de TI sostenible alineada con la estrategia de sostenibilidad de la organización.
  • Crear un proceso de gobernanza con un equipo de TI sostenible y apoyado por la dirección.
  • Poner en marcha iniciativas de TI sostenible, con la sostenibilidad como pilar clave de la arquitectura de software.

Puede descargar una copia del informe aquí.

 


[1] TI sostenible es un término general que describe un enfoque centrado en el medio ambiente para el diseño, el uso y la gestión de aplicaciones de hardware y software, y el diseño de los procesos empresariales que lo acompañan. El término también se extiende a actividades como la extracción responsable de metales extraños utilizados para desarrollar hardware informático, la conservación del agua y la aplicación de los principios de la economía circular en todo el ciclo de vida de la tecnología. La investigación de Capgemini abarca cuatro áreas clave de las TI empresariales, que incluyen el hardware y los dispositivos de los usuarios, las redes y los sistemas de comunicación, las aplicaciones y los datos, y la informática en la nube.

[2] Los criterios ESG (Environmental, Social and Governance) se refieren a factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo que se tienen en cuenta a la hora de invertir en una empresa. Son conocidos también como los fondos responsables.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad