Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



  • Un juzgado de Cádiz ha obligado a unos padres divorciados a residir ambos en la misma localidad que sus hijos, si quieren mantener la custodia compartida.

“La importancia de esta sentencia es que por encima del interés de los progenitores está el interés de los menores y más cuando los progenitores actúan por capricho o comodidad de uno de ellos”, explica Juan Carlos Gómez Villegas, abogado del padre, que ha hecho posible la resolución.

La sentencia, dictada hace unos días por el Juzgado nº 1 de Instancia e Instrucción de Sanlúcar de Barrameda, explica que, tras la separación, la madre se fue a vivir a Conil y se llevó a sus hijos sin el consentimiento de su expareja, e incluso les escolarizó en la nueva localidad.

Atendiendo al interés de los menores, la jueza ha acordado fijar un régimen en el que ambos padres estén con los niños y compartan las tareas propias de sus cuidados y educación, dejando claro que “en todas las decisiones que tomen con respecto a los niños ambos tendrán que estar informados y de acuerdo”. Y por ello obliga a la madre a residir en Sanlúcar de Barrameda, por lo menos durante el tiempo que le corresponda la custodia compartida. En caso contrario, se fijaría una custodia a favor de uno de los progenitores.

La sentencia ha sido recurrida por la madre, por lo que no es firme. “Sinceramente creo que la audiencia va a mantener este criterio porque me parece bastante valiente la decisión que se ha adoptado y creo que a la larga será provechoso evitar que con los niños se pueda jugar sin pensar en sus intereses”, afirma Gómez Villegas.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad