Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



https://unsplash.com/photos/V62UrdknDCA

El confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus ha paralizado diversas actividades, entre ellas el deporte profesional y amateur. Los atletas que participan en competencias de alto nivel han tenido que recurrir a adquirir los artículos deportivos necesarios para no perder la forma y practicar ejercicio desde casa.

“Durante la pandemia, las compras de productos relacionados con el deporte se han incrementado hasta en un 200 %. Diversas empresas han tenido que satisfacer la creciente demanda, la cual no estaba prevista. Desde accesorios hasta máquinas para mantener el ritmo y fortalecer el sistema cardiovascular, todos han tenido una importante acogida entre los españoles”, sostiene Fernanda Flores, nutricionista y redactora de Fitnesspiratas.

Primeras medidas

Luego de algunos meses en confinamiento, se han dado algunas pautas para volver a realizar rutinas desde casa. A través de un decreto ley, se ha establecido cómo salir a practicar ejercicio al aire libre de forma adecuada, pues incumplir los protocolos hace a las personas acreedoras no solo de multas, sino también de quedar fuera de la cobertura médica privada en caso de lesión.

Las aseguradoras pueden acogerse al decreto ley para dejar sin cobertura a las personas que decidan practicar deporte al aire libre cuando todavía no se restablezca del todo la crisis sanitaria, en caso de que se origine una lesión o sufran algún accidente.

Las compañías han precisado que la situación aún no se encuentra bajo control, y España todavía atraviesa una difícil situación. Salir a realizar deporte sin ningún tipo de precaución significa exponerse a cometer una negligencia, pues puede sufrir un accidente grave y quedarse sin cobertura aunque tenga contratado un seguro privado.

Atletas de alto nivel

Por otra parte, similar situación aplicaba a los deportistas profesionales, pues estos podían quedar desamparados en caso sufrieran una lesión durante este periodo sin actividad deportiva. No obstante, la gran mayoría de disciplinas se han reanudado en España, por lo que cada club asume el seguro deportivo de sus trabajadores. Las instituciones están cubriendo todos los costes de pruebas de descarte, diagnóstico, tratamiento y todo lo que se requiere. Además, supervisan que se cumpla el aislamiento cuando ocurren casos positivos.

Por otro lado, las escuelas y centros deportivos han realizado sus planes de trabajo orientados a que los escolares mantengan mínimas actividades, la mayoría de las cuales se deberán hacer bajo techo y asumiendo los riesgos que ello depare.

Posibles rebrotes

Si bien el Gobierno de España ha levantado poco a poco las restricciones establecidas desde un principio, diversos organismos han señalado que puede presentarse algún rebrote. Muchos han señalado que la práctica deportiva en espacios comunitarios debe reducirse, pues representa un alto riesgo de nuevos contagios.

La flexibilidad de salir a la calle ha permitido practicar actividades deportivas en beneficio, en particular, de niños, quienes han permanecido varios meses confinados. Por supuesto, esto debe ser supervisados por adultos, quienes deben protegerlos de posibles aglomeraciones en lugares públicos.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad