El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • Afirman que está “todo parado” a pesar de ‘vender’ al mercado que los acuerdos con los acreedores ya están cerrados
  • Piden que no esté presente la prensa en la vista de las cautelares porque “no tienen arte ni parte”
  • Exigen una caución de 1.100 millones a los accionistas que califican de “exagerada” y que “pone en riesgo la tutela judicial efectiva”, señala Navas & Cusí, despacho que asesora a los accionistas

Abengoa reconoce en el juzgado mercantil nº1 de Sevilla que “todo está parado” en referencia a los acuerdos con los acreedores contemplados en el plan de reestructuración. La afirmación -realizada en la celebración de la vista de las cautelares solicitadas por los accionistas de AbengoaShares de este jueves- contrasta con los hechos relevantes remitidos a la CNMV donde afirma que los acuerdos están cerrados a la espera de la aprobación de la Junta de Andalucía. “Obviamente por elemental criterio de prudencia todo está a la espera de la decisión del juez sobre la cautelar”, señalan desde AbengoaShares.

Durante la vista Abengoa trató de evitar la presencia de la prensa por entender que sus informaciones habían dificultado el plan de reestructuración. “No tienen ni parte ni arte”, señalaron sus letrados. Sin embargo, el juez defendió la vista pública apelando a la jurisprudencia del Constitucional y del Tribunal de Justicia de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre el derecho a la información. “Es evidente el interés público”, concluyó el magistrado que anunció que resolverá la cautelar “a más tardar” el lunes.

¿Quien lo hizo?

La defensa de Abengoa apeló a la imposibilidad de impugnar un acuerdo que “no existió”. Defienden que el plan de reestructuración no fue aprobado por el Consejo de Administración y aportaron como prueba el acta del Consejo de Administración del 6 de agosto en el que únicamente se aprobó el balance. “En la comunicación del plan del 6 de agosto de Abengoa a la CNMV se dice que ‘se aprueba’. Ahora dicen que no fue el Consejo quien lo aprobó. ¿Quien lo hizo entonces? Lo debería de haber aprobado la Junta de Accionistas. Pero una vez ninguneada, nadie tiene facultad para tomar una decisión de reestructuración de una compañía si no es el Consejo”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí. “Y además, si fuera verdad que no es decisión del Consejo supondría una actuación unilateral de directivos acordando con terceros aspectos arbitrarios sin sometimiento alguno a los órganos de la sociedad, añaden desde AbengoaShares.

Por otra parte, Abengoa ha apelado al riesgo de que el plan de reestructuración decaiga si la suspensión cautelar es aceptada poniendo en riesgo la viabilidad de la empresa y el mantenimiento del empleo. “Quien lleva en sus espaldas decenas de EREs y más de 15.000 despidos es la última garantía de mantenimiento del empleo”, responden desde AbengaShares. De hecho ocurre justamente lo contrario: de no estimarse la medida cautelar será Abengaoa matriz la que quiebre y todos los accionistas perderían su inversión. “Por eso nos hemos visto obligados a defendernos” dicen los accionistas de Abengoa.

Por último, los letrados de Abengoa han solicitado al juez que en caso de aceptarse la suspensión cautelar reclamada por los accionistas se fije una caución -garantía- de 1.100 millones de euros. “Una caución  a todas luces desorbitada, equivalente a dos veces la deuda remanente que el plan de reestructuración pretende dejar en Abenewco1”, señalan desde AbengoaShares. “Pretenden poner en tutela de juicio la tutela judicial efectiva”, apunta Navas.

“Lo que aquí está en juego es si alguien puede plantear una reestructuración de una sociedad cotizada de espaldas a los accionistas y a su costa”, concluye el socio-director de navascusi.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad