El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Los principales bancos de España han subido las comisiones de sus cuentas corrientes durante los últimos meses como vía para obtener ingresos y mejorar su rentabilidad y, al mismo tiempo, han impuesto requisitos más exigentes para librarse de ellas.

La subida de comisiones ha afectado, sobre todo, a los clientes menos vinculados, que ahora tienen que pagar hasta 240 euros al año por mantener una cuenta corriente.

En este contexto, son muchos los consumidores que buscan alternativas a su banco actual para no pagar. De hecho, pagar menos comisiones es uno de los principales motivos para cambiar de banco, según un estudio realizado por el comparador de productos financieros HelpMyCash.com en 2020.

¿Todavía hay cuentas sin comisiones con requisitos asequibles? Lo cierto es que hay una variada oferta de bancos que no cobran comisiones, afirman fuentes de HelpMyCash. De hecho, en algunos casos ni siquiera hace falta cambiar de entidad para dejar de pagar comisiones, ya que muchas de las entidades que han aumentado el coste de sus cuentas disponen también de alternativas gratuitas. Eso sí, en general son cuentas digitales, pensadas para que el cliente realice las operaciones básicas (transferencias, reintegros de efectivo, pago de recibos e impuestos, consultas de movimientos, etc.) a través de los cajeros o la banca online, explican los expertos del comparador.

Pasos para dejar de pagar comisiones

Los clientes que hayan recibido una comunicación de su banco informándoles de que el precio de sus cuentas iban a aumentar o de que los requisitos para no pagarlas se iban a endurecer pueden intentar negociar con su banco.

También es recomendable valorar cuáles son los nuevos requisitos. Aquellos que ya estén muy vinculados con su banco, por ejemplo si tienen su nómina y sus recibos domiciliados, si usan regularmente una tarjeta para comprar o si disponen de otros productos como una hipoteca, un préstamo o un fondo de inversión, probablemente ya cumplan los requisitos del banco para operar gratis.

Otra opción para esquivar las comisiones es cambiar de cuenta dentro de la propia entidad. El principal escollo de este punto es que algunas de las cuentas sin comisiones que ofrecen los bancos están reservadas únicamente para nuevos clientes, por lo que los que ya forman parte del banco no siempre pueden hacer el cambio.

Por ejemplo, los clientes de CaixaBank que no cumplan las condiciones del programa Día a Día y, por tanto, tengan que pagar comisiones por sus cuentas corrientes, pueden abrir una cuenta corriente en Imagin, la marca online del banco. Imagin solo permite operar a través del móvil (no dispone de plataforma web) y ofrece menos servicios que CaixaBank, pero sus titulares seguirán pudiendo sacar dinero gratis en todos los cajeros del banco de origen catalán y no tendrán que cumplir ningún requisito de vinculación para no pagar comisiones.

En caso de no estar de acuerdo con las nuevas condiciones, también se puede iniciar una reclamación. Recientemente el Ministerio de Consumo y las comunidades autónomas reconocieron el derecho de los consumidores a mantener las condiciones de las cuentas contratadas bajo los eslóganes “cero comisiones” o “sin gastos”. Este es el criterio que seguirán, a partir de ahora, las autoridades de Consumo a las que pueden reclamar los consumidores.

“El ministerio y las comunidades autónomas entienden que, si existe una modificación contractual contraria a la oferta comercial ‘sin gastos’ o ‘cero comisiones’, el cliente puede exigir el cumplimiento del contenido íntegro de la oferta y la entidad no le puede exigir nuevas condiciones para seguir disfrutando de una cuenta sin gastos de mantenimiento”, informó el Gobierno de España en un comunicado.

Cuentas sin comisiones y sin vinculación

La última alternativa para esquivar las comisiones es cambiar de banco. Abanca, Bankia, Cajamar, Liberbank, Openbank, Imagin o BBVA comercializan cuentas sin comisiones, explican fuentes de HelpMyCash. Para contratarlas no es necesario domiciliar ni la nómina ni los recibos y se puede realizar toda la operativa básica con ellas, desde domiciliar ingresos o pagos, hasta sacar dinero en cajeros, pagar con tarjeta, abonar impuestos o enviar dinero por Bizum.

Más ventajas para los clientes con nómina

Aquellos clientes que tengan una nómina, pueden acceder a más ventajas, además de librarse de las comisiones, sin tener que cumplir demasiados requisitos. Por ejemplo, la Cuenta Nómina de Bankinter, además de no cobrar gastos de mantenimiento ni por transferencias, tiene una rentabilidad del 5% TAE el primer año y del 2% TAE el segundo para los primeros 5.000 euros. E incluye una tarjeta de crédito gratis con la que se puede sacar dinero sin coste en más de 17.000 cajeros. Para contratarla es necesario domiciliar una nómina de 800 euros o más, tres recibos al trimestre y realizar tres compras con tarjeta cada tres meses.

Otra cuenta nómina exenta de comisiones con ventajas exclusivas es la de ING. La Cuenta Nómina del banco naranja no cobra comisiones ni por la operativa básica ni por las tarjetas de débito y de crédito y, además, permite hacer transferencias gratis que llegan el mismo día, sacar dinero sin coste de más de 50.000 cajeros españoles y ofrece dos días de descubierto gratis. Para disfrutar de todas sus ventajas es necesario domiciliar una nómina, pensión o prestación por desempleo de cualquier importe o recibir transferencias desde otro banco de 700 euros al mes.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad