Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



Las Agrupaciones de Mujeres Abogadas de Valladolid  (AMAV) y del Colegio de la Abogacía de Alicante (AMA) recibieron el I Premio Igualdad de la Abogacía en su faceta nacional. Y la abogada iraní Nasrin Sotoudeh, encarcelada y condenada a 38 años de cárcel, fue la galardonada internacional. Estos premios se entregaron en el acto conmemorativo por el Día Internacional de la Mujer organizado por el Consejo General de la Abogacía. El galardón, consistente en una pieza de cerámica de Talavera, fue entregado a los dos presidentas de las agrupaciones nacionales por el periodista Iñaki Gabilondo.

“El paso de la sociedad es extremadamente lento; hay quien se molesta pensando que las reivindicaciones incesantes de las mujeres revelan una insaciabilidad, lo primero que hay que decir es que hay que defender lo conseguido, es muy fácil retroceder, y que queda mucho camino por andar”, dijo Gabilondo en la clausura del acto.

La presidenta de la Agrupación de Mujeres Abogadas del Colegio de la Abogacía de Alicante (AMA), Elena Reig, agradeció el galardón: “Es un reconocimiento a nuestra labor que nos alienta a seguir trabajando si cabe con más ganas por la igualdad efectiva entre mujeres y hombres”.  Esta agrupación se creó en 1998 para promover la defensa de los derechos de la mujer y la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos. Fueron pioneras en la reivindicación del turno de oficio especializado en materia de Violencia de Género y del turno de oficio de asistencia a la víctima.

Pionera fue también la Agrupación de Mujeres Abogadas de Valladolid (AMAV), creada en 1994 para  promover la defensa de los derechos de las mujeres.  “Desde la abogacía tenemos que continuar trabajando, codo con codo, para que la igualdad entre mujeres y hombres sea real. Somos un pilar fundamental de la justicia. Tenemos que luchar desde la igualdad tanto hombres como mujeres, todos juntos lo conseguiremos. NI un paso atrás”, afirmó su presidenta Rosa María Gil al agradecer el premio.

La abogada iraní Nasrin Sotoudeh, encarcelada y condenada a 38 años de cárcel y 148 latigazos, no pudo por razones obvias recoger el galardón. En su nombre lo agradeció su marido Reza Khandan a través de una videollamada: “La han condenado por delitos inexistentes. Y está actualmente en una de las prisiones de peor reputación de la República Islámica de Irán. Comparto con ustedes nuestra alegría, tanto suya como mía propia, por este reconocimiento a su lucha. Me consta que es un premio muy significativo para mi esposa porque se lo conceden sus propios colegas abogados y con motivo del 8 de marzo”. Sotoudeh, de 57 años, fue detenida en 2018, acusada de espionaje, propaganda subversiva e insultos al líder iraní. La abogada, que ha defendido a mujeres acusadas de protestar contra el velo obligatorio, se declaró inocente de todos los cargos en el juicio y aseguró que únicamente estaba comprometida pacíficamente con los Derechos de la Mujer y contra la pena de muerte en Irán. Ella y su marido son dos de los activistas de derechos humanos más conocidos en el país.

Estos galardones son concedidos por el Consejo General de la Abogacía Española con el propósito de reconocer públicamente la labor de quienes, desde el ejercicio de la abogacía, trabajan para erradicar la discriminación por razón de sexo o género y  avanzar hacia la igualdad plena, real y efectiva entre mujeres y hombres. A esta primera edición de los premios se han presentado 18 candidaturas.  El jurado ha estado compuesto por Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía; Marga Cerro, presidenta de su Comisión de Igualdad; Amelia Valcárcel, consejera de Estado y catedrática de Filosofía moral y política; Augusto José Pérez-Cepeda, decano del Colegio de Abogados de A Coruña; Carlos Grau, CEO del Mobile World Capital de Barcelona y Javier Gustavo Fernández, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Oviedo.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad