El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



A raíz de la nueva ley de libertad sexual del actual Gobierno y a la vista de que este domingo es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, esta semana parece que este siendo una larga jornada de reflexión sobre feminismo, especialmente en los medios de comunicación.

Es por este motivo que en materia de inmigración también debemos reflexionar y analizar los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones donde se detallan las concesiones de las autorizaciones de trabajo a extranjeros en el último año.

Y es que, si en el ámbito laboral existe desigualdad de género, en el mundo de la movilidad internacional también. Por ejemplo, de los 2.109 extranjeros que obtuvieron una autorización de trabajo como directores o gerentes, 1.330 extranjeros eran varones y 779 eran mujeres. Está claro que estos datos no reflejan una cuestión relacionada con la ambición según el sexo, porque en ese caso estaríamos asumiendo que 26.661 mujeres extranjeras desean estar en la categoría de empleados domésticos, y solo 5.607 hombres tendrían esta ambición. Es evidente que esto corresponde más bien en la forma de cómo se estructuran las empresas y el problema sociocultural y de los estereotipos hacía las mujeres.

¿Y la brecha salarial existe en la contratación del talento extranjero?

Según nuestra experiencia en la tramitación de permisos como altamente cualificados, nos hemos encontrado con alguna empresa que ante una pareja donde ambos son candidatos idóneos, han decidido contratar al hombre como profesional altamente cualificado y a la parte femenina de la pareja como familiar de profesional cualificado, dado que el salario de él si permitía la obtención de ese permiso mientras que ella no llegaba al salario mínimo que exige este tipo de autorizaciones. De esta manera, la mujer ha podido trabajar en la compañía, pero como familiar de altamente cualificado y con un permiso de residencia dependiente del de su pareja.

Siguiendo esta comparativa, actualmente las start-ups relacionadas con el ámbito de la programación, consultoría y actividades de informática, están optando por el talento extranjero tramitando autorizaciones de residencia con contrato en prácticas. No obstante, en las facultades de ingeniería prácticamente la mayoría del alumnado es varón implicando que de las 877 personas extranjeras que obtuvieron una autorización de trabajo en este sector, 557 son hombres y 320 mujeres. La consecuencia es que las mujeres extranjeras cobran menos que los hombres, realidad que al final se refleja en el poder adquisitivo siendo ellas más pobres que los hombres.

Con todo esto hay que animar a las empresas a contratar talento femenino y ayudar a las mujeres a potenciar sus propios proyectos como emprendedoras.

¿Te ha gustado este artículo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NUEVA NEWSLETTER

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad