Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



La tormenta “Filomena”, las recientes inundaciones en el Mediterráneo, Andalucía y Extremadura, la erupción del volcán de La Palma… Los daños causados por fenómenos naturales son cada vez más frecuentes y más extensos, y han provocado situaciones inéditas. Por ello, UNESPA, la Asociación Empresarial del Seguro, ha presentado la página web “Naturalmente protegidos“, donde se explica a los asegurados cómo reclamar en caso de sufrir daños por una catástrofe natural.

La web, en la que participan los seguros generales, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) y Agroseguro, explica a través de fichas prácticas las pautas a seguir ante diez riesgos diferentes (lluvia, inundación, viento, sequía, helada,  nieve, granizo, terremoto, maremoto, erupción volcánica y rayo), que afecten a personas, propiedades, cosechas o animales, e indica quién es la institución que indemniza en cada caso, según el daño producido.

La creciente incidencia de los daños por causas naturales ha sido la razón para impulsar esta iniciativa. “El cambio climático está influyendo mucho, nos enfrentamos cada vez a eventos más extremos y de más alta intensidad. Puede ser un buen momento de realizar una revisión del Reglamento de Riesgos Extraordinarios”, reflexionó Manuel Mascaraque, director del Área de Seguros Generales de UNESPA.

La idea de que los fenómenos naturales son cada vez más virulentos también fue apoyada por Sergio de Andrés, director de Producción y Comunicación de Agroseguro, la entidad que gestiona el sistema de seguros agrarios. “Los periodos de recurrencia de los eventos climáticos son cada vez menores. En una de las indemnizaciones más frecuentes, por daños causados por granizo, solo este año llevamos más de 200 millones de euros. Antes solo ocurrían en verano y en zonas más delimitadas y ahora pasan todos los meses y de forma más extensa”, explicó.

Alejandro Izuzquiza, director de Operaciones del CCS, explicó que el Consorcio se hace cargo de las indemnizaciones a asegurados provocadas por riesgos extremos que no cubren los seguros generales, ya que cada asegurado paga una cuota que se ingresa en este organismo para este tipo de contingencias. Este año han tenido que hacer frente a un fenómeno al que hasta ahora no se habían enfrentado: la erupción volcánica de La Palma. “Aún no sabemos el alcance de las indemnizaciones porque el volcán sigue activo, porque no es una situación habitual para nosotros y porque aún no hemos tenido acceso a las zonas más afectadas”, pero aseguró que el Consorcio “asumirá todas las obligaciones que tengan incluidas los afectados en sus pólizas de seguro”.

Por el momento, señaló, “el CCS ha pagado los primeros 725.000 euros y está previsto pagar unos 2 millones más de forma inminente. Ya hemos recibido 464 reclamaciones sobre viviendas, automóviles, algunos comercios y hoteles, tanto por daños materiales como por pérdida de habitabilidad”. “En circunstancias normales, transcurrido este tiempo habríamos recibido casi todas las solicitudes de indemnización, pero nos están llegando muy lentamente”, añadió.

Sergio de Andrés apuntó que el sector platanero será objeto de las ayudas públicas, dado que los seguros agrarios solo cubren fenómenos climáticos. Sin embargo, “estaban aprobados 10 millones de euros de indemnización por pérdidas en el sector, tras la ola de calor sufrida en agosto, y tenemos previsto adelantarlos para aliviar la situación actual”.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad