lawandtrends.com

LawAndTrends



Están controlados e identificados los métodos de intercambio de pornografía infantil más populares y utilizados por los pedófilos y delincuentes informáticos (porque no olvidemos que este delito ha crecido debido a la globalización y masificación del uso de Internet). Los métodos que los consumidores utilizan para consumir, adquirir y distribuir material de explotación sexual infantil (pornografía infantil) a través de Internet son varios. Los más destacados son:

1. Las redes P2P para intercambiar pornografía infantil

Redes “Peer to Peer” (P2P) como, por ejemplo, E-donkey, Gnutella, BitTorrent o Ares.

Estas redes operan sin clientes ni servidores fijos. Su funcionamiento tiene lugar a través de una serie de nodos que actúan simultáneamente como clientes y servidores, permitiendo el intercambio directo de información entre los ordenadores interconectados.

Este tipo de redes, fácilmente rastreables por los cuerpos policiales, se han ido abandonando en favor de redes y foros privados de acceso restringido (referencia: Fiscalía General del Estado, 2015).

2. Redes F2F para intercambio privado de pornografía infantil

Redes “Friend to Friend” (F2F) como, por ejemplo, Gigatribe.

Este programa funciona de manera parecida a una red P2P. Sin embargo, tiene la particularidad de que se puede crear una “minired” donde sólo podrán acceder aquellas personas autorizadas por el usuario del programa, por lo tanto, el intercambio se realiza de forma privada y anónima.

3. La famosa Red Tor para consumir, adquirir e intercambiar pornografía infantil

La Red Tor (The Onion Router). Conocida también como “Deep web”, o web profunda, es un sistema utilizado para acceder a contenido de Internet con un mayor anonimato.

Esta red hace uso de tres nodos diferentes: el primer nodo de acceso a la red, el segundo nodo de salto y el tercer nodo de salida.

El sistema selecciona nuevos nodos cada 10 minutos, de manera que, al ser dependiente 10 de ningún nodo concreto, el anonimato queda preservado. A través de esta red, se puede acceder de manera anónima a páginas web de contenido pedófilo tales como PedoBook, PedoPlanet o NudistParadise.

4. El uso de Foros para acceder a contenidos y redes de pornografía infantil

Foros, algunos de ellos privados, en los que se utiliza la pornografía infantil como moneda de cambio para entrar.

Estas comunidades pedófilas, cuyo propósito principal no es compartir material pornográfico infantil, sino defender la pedofilia como una orientación sexual normal, son un contexto perfecto para que los individuos autojustifiquen sus conductas mientras que el resto de usuarios las refuerzan.

Estos grupos se han llegado a registrar como asociaciones, como la asociación norteamericana por el amor entre el hombre y el niño (NAMBLA), la red de información pedófila del Reino Unido (PIE) o el grupo de pedófilos noruegos (NAFP) (Finkelhor, 1984 cit. por Sotoca, 2010).

Aunque en estas comunidades se hace apología de la pedofilia, este comportamiento no tendría un carácter delictivo puesto que este tipo de apología no está tipificada en el Código Penal (Sotoca 2010).

En ocasiones los integrantes de estos grupos aprovechan estos foros privados como punto de contacto para intercambiar material pornográfico infantil, lo que sí esta penado. Para dicho intercambio, no utilizan el espacio web de las comunidades pedófilas, sino uno de los siguientes medios de intercambio directo entre usuarios: mensajería instantánea, correo electrónico o privados dentro de redes sociales.

5. Otros métodos de intercambio menos comunes

La facilidad de usar dispositivos móviles y que cada vez puedan almacenar más contenido y vídeos en calidades superiores, hace que cualquier dispositivo sirva para cometer este tipo de delitos.

Por ejemplo, a través de la mensajería instantánea como Whatsapp, Skype, Line, Telegram, Joyn, Snapchat etc.

También se utiliza el correo electrónico y las Redes sociales como Facebook, Tuenti o Twitter.

Y cómo no, los servicios de almacenamiento en la nube como iCloud, DropBox o SugarSync.

Las formas de consumir e intercambio aumentan debido a la facilidad de acceso

La facilidad de acceso a las redes P2P o F2F, con el fin de adquirir material de abuso sexual infantil, ha aumentado el porcentaje de consumidores que hacen acopio de grandes cantidades de imágenes y videos (Wolak, Finkelhor y Mitchell, 2011).

Estos métodos facilitan la descarga masiva de pornografía infantil ya que permite búsquedas amplias de archivos a través de etiquetas como “pedo”, es decir, pedofilia.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad