El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Las denuncias presentadas por mujeres víctimas de violencia de género descendieron un 10,31% en 2020. Este importante descenso es consecuencia directa de la crisis sanitaria y, especialmente, de los meses de confinamiento, durante los que se apreciaron las mayores variaciones pese a que los juzgados especializados en violencia sobre la mujer siguieron funcionando al considerarse esencial su actividad.

“No es un dato que pueda llevarnos al optimismo, pues no equivale a un descenso real en el número de casos de violencia machista, sino que pone de manifiesto las dificultades añadidas que las víctimas han tenido para denunciar a sus agresores. Por encontrarse en casa bajo el control constante de sus agresores, por dudas sobre si podían o no salir, por el miedo a que les pasara algo a sus hijos e hijas, más de 17.000 mujeres dejaron de denunciar el pasado año”. Apunta la presidenta del Observatorio de Violencia de Género, Ángeles Carmona.

Estos y otros datos están recogidos en el Informe anual sobre violencia de género hecho público hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. El estudio pone de manifiesto también cómo, pese a la disminución de las cifras absolutas, los indicadores de la violencia machista se han mantenido en niveles muy similares a los de 2019: así, 7 de cada diez denuncias las presentaron las víctimas (el 72,5 % en 2019) y un 2% de denuncias fueron presentadas por familiares de la víctima, manteniéndose un año más en niveles muy bajos.

Por eso, Ángeles Carmona recuerda que “ahora más que nunca es importantísima la ayuda que la víctima pueda recibir de las personas de su entorno, ya sean familiares, vecinos, amigos o compañeros de trabajo”. Los datos de 2020 siguen siendo muy significativos al respecto, pues del total de denuncias presentadas, solo el 2,04 % las presentaron personas cercanas a la víctima.

Muchas de las víctimas tienen miedo a dar el paso a denunciar. “Estas mujeres viven inmersas en un ambiente de violencia y de terror y a veces les resulta muy difícil dar el paso y denunciar porque tienen miedo, se sienten culpables y quieren proteger a sus hijas e hijos”. Por eso es importante la concienciación del entorno de la víctima y, por eso, desde el Observatorio reiteran además el llamamiento para que familias, allegados, vecinos o testigos accidentales de un hecho lo pongan en conocimiento de las autoridades.

10 DE CADA 100 MUJERES SE ACOGIÓ A LA DISPENSA DE LA OBLIGACIÓN LEGAL DE DECLARAR 

También fue menor el número de órdenes de protección (un 11,94 % menos) y el de mujeres que se acogieron a la dispensa del deber de declarar, que descendió un 12,66 %. En el pasado año, en 14.915 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que supone un porcentaje del 10,23 % en relación con el total de mujeres víctimas de violencia de género, cifra muy similar al 10,58 % registrado en 2019.

El Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo modificó su jurisprudencia en julio de 2020 para establecer que las víctimas, en especial las de violencia de género, no pueden acogerse a la dispensa a no declarar contra su pareja puesto que “es incompatible con la posición del denunciante como víctima de los hechos”. Expertas en violencia de género confiaron en un incremento de condenas tras esta sentencia. En 2020, las sentencias condenatorias alcanzaron un nuevo máximo histórico anual al representar el 73,01 % del total de las 41.568 dictadas. En el ejercicio anterior, las sentencias condenatorias fueron el 70,54 % del total de las dictadas y en 2018, el 70,45 por ciento.

Por otro lado, durante 2020 se solicitaron en los órganos judiciales 42.624 órdenes de protección. Un total de 35.860 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 6.764 (el 16 %), en los juzgados de guardia.

Los juzgados acordaron también, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares, un total de 61.680 medidas judiciales penales de protección de las víctimas (mujeres y menores). Las más frecuentes fueron las órdenes de alejamiento, que representaron el 69,98 %.

Por tanto, desde el Observatorio de Violencia de Género, inciden en la importancia de la denuncia y recuerdan que “las víctimas y toda la sociedad deben saber que los juzgados y las comisarías están abiertos las veinticuatro horas del día y cuentan con personal especializado, muy cualificado para asistir a las víctimas de la violencia de género. La actividad judicial relacionada con la violencia de género no se paró ni siquiera en los meses más duros del confinamiento, pues se trata de una actividad judicial esencial”.

CONSULTA EL INFORME COMPLETO




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad