El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



*Actualizado 23 junio 2021. 

Todo parece indicar que, en este verano, aunque siga siendo diferente, no faltarán viajes ni vacaciones. Nuestras rutinas durante todo este tiempo han ido cambiando y aún, debemos seguir estando alerta para poder mantener controlados los contagios y prevenir los posibles rebrotes por COVID-19, como se indica en la Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, con vistas a la superación de la fase III del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad.

Debido a ello, la actividad hostelera poco a poco se va reanudando, ofreciendo a sus clientes y huéspedes sus servicios de hostelería, restauración, actividades de animación, etc., pero los mismos dependen de la fase que nos encontremos dentro del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidadmanteniendo muchas de las medidas de prevención que ya estaban en vigor el verano pasado y modificándose otras.

De esta manera, se reactivaría la actividad turística que tantos empleos genera en España, sin dejar de lado la salud por encima de todo. Para ello, a parte de lo indicado en la Ley 2/2001, de 29 de marzo, hay que tener en cuenta las distintas medidas que las Comunidades Autónomas, han establecido o puedan ir estableciendo en cada caso, al tener función de Autoridad en Salud Pública. Con todo ello, se pretende garantizar la seguridad de tanto de clientes como empleados, y prevenir el contagio de la COVID-19.

Pero ¿cuáles son esas medidas? ¿Qué recomendaciones se da a los hoteles para prevenir contagios y garantizar la seguridad de todos? Es normal sentir todavía cierta incertidumbre. Por ello, desde Legálitas te detallamos, a continuación, qué se puede esperar de una experiencia hotelera desde el punto de vista de la normativa y directrices a seguir.

Principales exigencias para trabajadores de hoteles

Al igual que el año pasado, se deberán de mantener las siguientes medidas de forma general, aunque cada comunidad autónoma, puede establecer distintas exigencias:

  • Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad del establecimiento hostelero.
  • Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos. Asimismo, deberán de disponer de equipos de protección adecuados como mascarillas, etc.
  • Los hoteles deben, en primer lugar, garantizar la distancia de seguridad establecida por las autoridades (seguridad interpersonal mínima de 10.5 metros), adaptando las condiciones de trabajo. Ello quiere decir que los puestos de trabajo del personal hotelero deben estar separados al menos por esta distancia y, si es necesario, se deberán redistribuir los muebles y la disposición de otros elementos. Esto también incluye reuniones internas, actividades en el hotel, etc. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.
  • Se debe de tener en cuenta, asimismo, el flujo de movimiento de las personas que circulen por el establecimiento para garantizar esta distancia, teniendo en cuenta la capacidad máxima que se permite en las zonas comunes de cada establecimiento y en cada una de las fases, tanto de trabajadores como de clientes y los aforos en las actividades de animación de los hoteles.
  • Los trabajadores que presenten síntomas compatibles con COVID-19 o estén en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por COVID-19 o que se encuentren en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con COVID-19 no deberán acudir a su centro de trabajo.
     

¿Qué hay de las zonas comunes y cómo será el uso de áreas recreativas y deportivas en los hoteles?

Como hemos comentado, la actividad de los hoteles poco a poco se va reactivando, pero a pesar de ello los titulares de hoteles y alojamientos similares, deben de cumplir las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento que las administraciones determinen, según la fase que nos encontremos dentro del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad.

Para ello, la ventilación será la adecuada bien por medios naturales o mecánicosdispondrán de geles hidroalcohólicos o soluciones desinfectantes y los materiales de un solo uso siguen siendo de gran importancia.

En concreto, asegurarán que en las zonas comunes de dichos establecimientos se adopten las medidas organizativas oportunas, para evitar aglomeraciones y garantizar que clientes y trabajadores mantengan una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

Estas medidas pueden ir variando en cada Comunidad Autónoma. Por lo general, la capacidad en las zonas comunes que suele ser más reducida que su capacidad de alojamiento, teniendo en cuenta el aforo permitido y la fase en la que nos encontremos.

En lo relativo a las áreas recreativas y deportivas en los hoteles, como pueden ser piscinas o gimnasios, habrá que respetar la distancia de seguridad interpersonal y estar al límite del aforo permitido tanto de acceso como en la práctica recreativa e incluso en determinadas zonas de estas, como pueden ser en las duchas o en las zonas verdes.

Requisitos para las habitaciones de los hoteles

Por otro lado, se sigue recomendando que en se reduzca el uso de textiles en la habitación, como mantas, alfombras, tapetes decorativos…Así como todos los objetos de decoración que no sean imprescindibles.

Las mantas y almohadas deben almacenarse en los armarios con la debida protección, y todo debe limpiarse con especial intensidad, incluidos elementos como el filtro del secador de pelo, si hubiera en la habitación, o las perchas de los armarios.

Limpieza en los hoteles

Por supuesto y de igual forma, se siguen manteniendo los planes de limpieza, que indica que se desinfectarán las superficies y los elementos con más frecuencia, ya sean habitaciones, zonas comunes, cocinas o restaurantes del hotel. Todos los elementos de los que no se pueda garantizar la limpieza deben ser retirados, tales como el minibar de la habitación u otros elementos prescindibles.

 

lawandtrends.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad