El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Estimado navegante:

En la tarde de ayer conocíamos los datos del CGPJ en cuanto a entrada de asuntos y trámites en nuestros maltrechos juzgados.

Los datos siguen siendo demoledores y dejan claro la situación crítica de nuestra justicia. De hecho, hace unos días hablábamos con las Asociaciones Judiciales quienes han puesto en el grito en el cielo y reclaman más jueces. Y es que la planta judicial de 5300 jueces para más de ocho millones de asuntos es inviable y una locura.

El número de asuntos ingresados en los órganos judiciales el año pasado fue de 8.376.629, un 3,2 % menos que en 2014. Por otro lado, La entrada de asuntos bajó el 6,6 % en la jurisdicción social; el 6 % en la penal y el 3,7 % en la contencioso-administrativa  v  Sólo la jurisdicción civil experimentó un incremento, del 6,9 %, de nuevos asuntos. Como podemos ver, nuestro país, cien por cien judicializado, prefiere solventar sus conflictos en la jurisdicción ordinaria pese a las carencias existentes.

Es bastante lamentable que el Ministro Catalá que tantas reformas ha hecho, muchas sin meditar y la gran mayoría sin apoyo parlamentario, no haya previsto esta contingencia y a día de hoy, las cerca de 90 plazas ya presupuestadas de nuevos jueces, junto con otros cerca de 120 jueces en expectativa de destino, no sepamos realmente qué va a pasar con ellos. Recordemos que nuestro ratio de jueces por cada 100.000 habitantes es de 10 jueces frente a los 20 de otros países de nuestro entorno.

 Por desgracia, realizar reformas o invertir en tecnología, como el fiasco de LEXNET ha demostrado, sin una estrategia lo único que genera es que la situación de nuestra  administración de Justicia sea peor. Profesionales estresados, algunos con problemas de salud e incapaces  de conciliar su vida laboral y personal, preocupados por la falta de seguridad jurídica de muchas sentencias y ciudadanos que cuando reciben la llamada de la Justicia no saben realmente las peripecias que van a sufrir.

La litigiosidad es un problema, pero ¿Qué se ha hecho para desjudicializar nuestra sociedad? Es cierto que tenemos tres palancas legislativas como la Ley de Arbitraje del 2003, la de Mediación Civiles y Mercantiles del 2012 y la Ley de Jurisdicción Voluntaria recientemente aprobada. Pero no basta con crear un entramado normativo adecuado si no hay cultura o se crea cultura de mediación en nuestra sociedad.

 Es fundamental, y ya lo he escrito en alguna oportunidad,  que los poderes públicos realicen campañas masivas de difusión de estas prácticas para que la opinión pública las conozca. En nuestra mente tenemos las campañas No a la Droga, o las que realiza DGT que han sido efectivas.  En esa línea deberían ir estas campañas sobre los ADR  o métodos extrajudiciales. Es fundamental advertir al ciudadano que cada conflicto tiene su solución. Y que no siempre acabar el asunto en un pleito soluciona ese tema.

Con estos datos que acaba de dar publicidad el CGPJ, quien hace unos días hizo una declaración sintomática de la necesidad de ampliar nuestra planta judicial, la primera vez que el presidente Lesmes, hace algo así en su actual mandato, queda claro la falta de voluntad política de nuestros dirigentes y las improvisaciones para convertir a la justicia en el servicio público que merecemos.  Es fundamental dotar a los jueces de los asuntos que puedan llevar sin agobios y trabajar, de forma paralela en una desjudicialización real  de nuestra sociedad.  Nuestros poderes públicos deben tener más en cuenta los intereses de los ciudadanos que de los lobbies abogados y jueces, siempre escépticos de que los temas se salgan de la via judicial.

Confiemos que el nuevo Gobierno que salga de estas urnas, un Gobierno de pacto, todo parece presagiarse, tenga a la justicia dentro de sus prioridades. Sin una justicia independiente y despolitizada hablar de perseguir la corrupción o defender el Estado de Derecho será solo una buena intención.

Pongamos medios materiales y humanos y apostemos de forma clara por el arbitraje, la mediación; más extrajudicial que intrajudicial y cualquier método que ayude a que esos temas no acaben en el juzgado. Nuestros ciudadanos lo agradecerán y la salud de nuestros jueces, fiscales y funcionarios, también

Nos leemos en twitter,  @Luisjasánchez

Cordiales saludos




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad