El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



La Universidad Nebrija y el despacho Legal y Económico han presentado en la mañana de ayer el curso de Experto en Prevención de Riesgos en la Empresa, proyecto por el que apuestan las dos entidades para crear la figura del compliance officer, o auditor de cumplimiento, cada vez más exigido en las empresas y que lleva ya un amplio recorrido en el extranjero.

A la presentación han asistido como ponentes Pedro Martín Molina, socio-fundador de Legal y Económico y director del curso; José Ramón Navarro Miranda, Presidente de la Audiencia Nacional; Fermín Echarri Casi, magistral de la Audiencia Nacional, Concepción Rayón Ballesteros, abogada y profesora de la Universidad Nebrija y Alfredo Urdaci, director de informativos de 13TV para explicar desde los distintos puntos de vista de sus especialidades la necesidad de “crear una conciencia en las empresas sobre los riesgos jurídicos de sus actividades”, como ha explicado Concepción Rayón.

La búsqueda de la asistencia de este tipo de expertos por parte de las empresas está en pleno crecimiento desde el año 2005 y, aunque hasta ahora se han utilizado servicios externalizados, los clientes prefieren incorporar a los compliance officers a sus plantillas para mayor eficacia de sus servicios.

Tanto Martín como Rayón han coincidido en que, a pesar de tener referencias en el mundo anglosajón, en España la figura del auditor de cumplimiento está todavía por crear y establecer sus funciones, pero lo que es seguro es que tendrá “multitud de competencias dentro de la empresa por lo que se necesitará un equipo multidisciplinar y transversal”, ha explicado Rayón.

Martín ha querido añadir que los riesgos jurídicos de una empresa están ligados a sus actividades y que por la variedad y continuo crecimiento de éstas será necesario “actualizar el protocolo constantemente y redefinir el mapa de riesgos que pueden comentar delitos según aumente el crecimiento”.

Entre las tareas de esta figura también se han incluido establecer sistemas de denuncia y disciplinarios, pero, como han insistido todos los asistentes, lo más importante es que el auditor analice los riesgos y los ponga en conocimiento del órgano administrador de las empresas para prevenir antes que curar de los posibles delitos que se puedan cometer. En palabras de Fermín Echarri: “la finalidad no es sólo evitar la sanción, sino crear una conciencia de cumplimiento dentro de la empresa”.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad