lawandtrends.com

LawAndTrends



Imagen Wikipedia Author Gage Skidmore from Peoria, AZ, United States of America

El pasado 21 de octubre, el actor norteamericano Alec Baldwin, mataba accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins durante el rodaje de su última película “Rust”. El actor, que se encontraba ensayando una escena que implicaba el disparo a cámara, disparó con un arma que resultó ser real y estar cargada a la directora de fotografía y al director de la película que se encontraban maniobrando detrás del monitor.

Si bien nos encontramos ante un caso que deberá valorarse en atención a la legislación estadounidense, desde RZS ABOGADOS, nos hemos preguntado cuáles habrían sido las consecuencias si algo así hubiera sucedido en nuestro país. Es por ello que, en atención a nuestra normativa, vamos a analizar la posible responsabilidad de Alec Baldwin, no por su implicación directa en la muerte de Hutchins sino por su posible responsabilidad al ser, también, el productor de la película.

En los sets de rodaje, como en cualquier lugar de trabajo, es indispensable la existencia de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales según lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Durante los rodajes audiovisuales, las labores de prevención de riesgos son particularmente complejas sobre todo por la implicación de varias empresas diferentes y la multitud de equipos de trabajo y departamentos que participan en una misma producción.

Por ello, atendiendo a la normativa de prevención, el empresario (en este caso el productor ya que, en la nomenclatura española cuando hablamos de productor hablamos normalmente del empresario) deberá analizar los posibles riesgos de seguridad de los trabajadores atendiendo a las características de cada puesto de trabajo y facilitar un Plan de Prevención en consecuencia. Es imprescindible hacer un análisis en profundidad de todos los escenarios posibles y, que tanto el productor como el director colaboren con el Técnico de Prevención para que pueda elaborarse un Plan de Prevención acorde a las características del rodaje.

A priori, parece que la producción tenía establecido un protocolo para garantizar la seguridad de los trabajadores cuando la utilización de armas entrara en escena. Ahora bien, es necesario preguntarse si era suficiente tal protocolo y si la productora había tomado todas las medidas necesarias en materia de seguridad y de formación a su personal.

Las armas sin munición no son peligrosas, pero, aun así, las producciones estadounidenses siempre cuentan con un armero y un responsable de seguridad encargados de su revisión y vigilancia. En el caso de Rust, la producción contaba con una armera a su vez supervisada por el ayudante de dirección, quien estaba encargado de revisar en ultima instancia el arma antes de dársela al actor.

Establece la Ley 31/1995 en su artículo segundo la importancia de la formación de los trabajadores en materia preventiva y, en su artículo quince, la obligación del empresario de adoptar las medidas necesarias para garantizar que los trabajadores hayan recibido información suficiente y adecuada.

Pues bien, el ayudante de dirección en cuestión, Dave Hall, ya fue en 2019 despedido de otro rodaje por un accidente similar: un técnico de sonido resultó herido por el disparo de un arma que estaba también bajo su supervisión. Lo que en un primer momento nos lleva a centrarnos en la posible negligencia cometida por Hall, nos hace también plantearnos si (en ambos casos) había recibido la formación necesaria para que se le encargara esta tarea de supervisión o si, directamente, un ayudante de dirección es la persona indicada para llevarla a cabo.

En el caso de Dave Hall, parece ser que la seguridad en el rodaje era una de sus principales responsabilidades, pero, aun así, debemos tener en cuenta que un ayudante de dirección es el principal apoyo con el que cuentan director y productor para la producción de una película. Sus tareas son variadísimas e incluyen responsabilidades tanto durante la fase de preproducción de la película (manteniendo reuniones con los responsables de todos los departamentos, visitando localizaciones, creando el plan y la programación de rodaje…) como en el propio set (llevan a cabo los controles de iluminación, la supervisión de maquillaje y vestuario de actores e incluso dan soporte y coordinan todos los departamentos para evitar todos los contratiempos posibles).

¿Es, por tanto, la persona más indicada para garantizar la seguridad en el rodaje?

Lo cierto es que el ritmo de trabajo de una producción cinematográfica no permite, en nuestra opinión, que se ponga en manos de un ayudante de dirección la prevención de riesgos laborales y pone de manifiesto la importancia de contar en los sets de rodaje con un personal especializado en materia de prevención. Y es que, incluso en aquellas actividades que a primera vista pueden resultar sencillas y rutinarias existe un riesgo.

Son, en definitiva, numerosas las cuestiones que deben analizarse para exigir responsabilidades y, sobre todo, para evitar que se produzcan situaciones como esta. De manera que, deberá comprobarse la existencia de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales que, en cumplimiento de la normativa, se adapte a las características del rodaje concreto y a las actividades que deben llevar a cabo todos sus trabajadores. Del mismo modo, asegurarse de que todos los trabajadores hayan recibido la formación necesaria para trabajar con seguridad. Así, a consecuencia de lo anterior, podremos determinar el alcance de la responsabilidad del empresario (o productor) y tomar conciencia de la importancia de la prevención de riesgos en cualquier lugar de trabajo.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad