lawandtrends.com

LawAndTrends



Comienza un nuevo año y, aunque cualquier fecha es buena si el propósito también lo es, a muchos nos entran especiales ganas de mejorar (nuestro trabajo, nuestra vida, nuestro entorno…) en fechas como estas. Por eso, si una de tus metas para 2020 pasa por mejorar la comunicación de tu despacho de abogados para captar nuevos clientes o mejorar tu vínculo con los existentes, y no tienes claro por dónde empezar, en este post queremos resumir algunos de los puntos clave a los que creemos debes atender para lograr tu objetivo. ¡Esperamos que te resulten útiles!

1. Toma conciencia del valor de lo que sabes… y úsalo en tu favor

Muchas veces nosotros mismos nos convertimos en nuestros peores jueces. Nuestro día a día, lo que sabemos hacer… nos parece poco importante, poco reseñable, poco interesante para los demás. Pero la realidad es que, para hacer lo que haces, has tenido que recorrer un largo camino, aprender muchísimas cosas (incluyendo las que no están en los libros) y experimentar éxitos y fracasos. Toma conciencia del valor de cada paso dado y créetelo: compartir lo que sabes puede ayudar a muchas personas y te acercará de forma horizontal (y honesta) a clientes potenciales.

Se trata de dar visibilidad a tus logros, compartir el resultado de tu trabajo o explicar cómo debe afrontarse una u otra situación desde el punto de vista legal. Cuando introduces esta toma de conciencia en tu día a día, todos ganan: tú, porque tu despacho tendrá más visibilidad, mejorarás tu marca personal y te posicionarás como experto; tu público, porque podrá dar con más facilidad con una persona preparada y dispuesta a defender sus intereses con profesionalidad y compromiso.

En cuanto a qué material mover y dónde, tu agencia de comunicación puede ayudarte a identificar ambos puntos, pero lo principal es cambiar tu mentalidad y pensar siempre en si lo que estás haciendo puede ser interesante para alguien o ayudarle en algo. Una sentencia ganada, un nuevo acuerdo, un argumento novedoso, una reflexión sobre un cambio legislativo y sus consecuencias, un evento, una nueva área de negocio… Tu conocimiento puede ser muy valioso para los demás.

2. Aprovecha las sinergias que te ofrecen Internet y las redes sociales

Una de las grandes ventajas (y, a veces, desventajas) del universo de Internet es que nos permite ser visibles para cualquiera y ponernos en contacto con cualquiera. Máxima horizontalidad, mínima distancia. Redes como LinkedIn, Twitter o Facebook (en función de cuál sea tu target) pueden acercarte a todo tipo de personas, empresas, asociaciones… y convertirse en ventanas a interesantes sinergias y nuevos contactos. Son también un espacio perfecto para expresar tus opiniones, trabajar en tu marca personal… y, sobre todo, para aprender y dejarse contagiar por la energía y conocimientos de otros. Aprovecha su potencial, pero hazlo adecuadamente: un profesional de la comunicación puede ayudarte a definir ciertas líneas y también a generar contenido corporativo acorde con tus intereses y tu marca.

3. Acércate a los medios de comunicación

Muchos abogados pasan por alto la posibilidad de aparecer en medios de comunicación basándose en parte en la (falsa) creencia de que este tipo de espacios se encuentran reservados a unas pocas firmas de renombre. La realidad es que muchísimos despachos pequeños e incluso firmas unipersonales llegan a hacerse grandes huecos en los medios, precisamente porque lo que busca el periodista es contenido de calidad, sin importar tanto el ‘peso’ de su fuente en el mundo legal. Ofrecer una buena sentencia o una buena explicación legal que sirva de ayuda a cientos de personas, arrojar luz sobre un aspecto de una nueva norma que haya pasado inadvertido y que sea relevante conocer… será infinitamente apreciado por cualquier profesional de los medios, que te dará visibilidad y convertirá tu ‘regalo’ en una mención a tu favor como fuente de información.

Con todo, el trato con el periodista tiene sus protocolos, y es conveniente ofrecerle la información en cierto formato y en su propio lenguaje para mejorar nuestras posibilidades de éxito. Una agencia de comunicación para abogados puede ayudarte a convertirte en ese profesional al que la prensa consulte cuando se enfrente a una duda legal.

4. Mejora la imagen y el contenido de tus herramientas de comunicación

A veces cuesta lanzarse a invertir en una nueva imagen corporativa, una nueva web, la creación de contenido para tu blog o para tus redes sociales… pero se trata de herramientas imprescindibles en plena era digital. Siempre hablamos de la importancia de la ‘oficina virtual’ (la mayor parte de las veces, mucho más visitada que la oficina física) y de su cuidado para que todo el que pase por ella decida quedarse y contactar contigo. El inicio de año es un buen momento para decidirte a dedicar más recursos al cuidado de todas estas herramientas y comenzar a cosechar resultados cuanto antes.

Eso sí, valora que un esfuerzo a medias (como suele pasar en cualquier faceta de nuestra vida) puede generar un resultado poco satisfactorio y frustrar el objetivo final. Existen ciertas áreas que difícilmente podrás evitar delegar en una agencia de comunicación para abogados, y otras que puedes aprender a mantener con cierta ayuda externa, pero la constancia y la colaboración permanente son factores clave para obtener los resultados que deseas.

5. Sé más creativo

Este objetivo es, quizás, el más abstracto de todos, pero sin duda nos parece el más importante porque afecta a absolutamente cualquier otra cosa: si usas la imaginación y te paras a analizar tu negocio desde fuera, podrás crear soluciones originales y revolucionarias que te hagan crecer cada vez más. Lo mismo se aplica a la forma de comunicarlas.

¿Cómo ser un abogado creativo?

Tu agencia puede darte cientos de ideas, pero es importante ayudar a los profesionales con los que trabajes (ya que tú conoces mejor que nadie tu negocio) a identificar en qué puntos focalizar ese esfuerzo. Mantén los ojos abiertos, lee todo lo que puedas y más sobre tu sector y sobre cualquier otra cosa, y traslada aquello que consideres de interés a tu agencia para que, de esa combinación de ideas, nazca algo exponencialmente bueno.

¿Te ha gustado este artículo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NUEVA NEWSLETTER

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad