Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



Comunicación jurídica, marketing jurídico… son conceptos que suenan cada vez más fuerte en el ejercicio de la profesión de abogado y que se han introducido, con mayor o menor intensidad, tanto en la gestión de los grandes despachos como en la de los de menor tamaño -sin olvidar a los profesionales individuales, muchas veces los más decididos a la hora de apostar por la comunicación-. 

 

El objetivo último para el abogado suele ser la captación de clientes, pero el camino para alcanzar esta meta ulterior pasa necesariamente por alcanzar otra mucho más compleja y trascendental: la creación de una vía de comunicación eficaz con su público que contribuya a establecer un diálogo horizontal entre abogado y ciudadano. Establecer una estrategia de comunicación legal contribuye, en última instancia, a hacer más cercana una profesión tradicionalmente mal entendida y poco abierta –por motivos deontológicos- a esa necesaria aproximación. 

Parte de ese trabajo de acercamiento del abogado a los ciudadanos -y potenciales clientes- pasa normalmente por establecer un vínculo con los medios de comunicación, auténticos altavoces para su actividad y canales casi siempre necesarios en cualquier estrategia de comunicación legal. Sin embargo, dar con la forma de generar ese vínculo requiere el conocimiento de ciertas técnicas y datos que, para quienes han estado al otro lado, resultan mucho más fáciles de identificar. 

En este artículo intentamos trasladar algunas pautas, fruto del estudio del marketing legal y la comunicación jurídica –y, sobre todo, de la experiencia- como vía para tender puentes y generar un intercambio de inquietudes entre ambas partes de la ecuación. En definitiva, para generar una comunicación efectiva entre ellas que beneficie a ambas partes y, con ello, a toda la ciudadanía. 

Comunicación jurídica: del mito a la realidad

Existen ciertas barreras –muchas veces mitos- que normalmente condicionan al abogado a la hora de decidirse a contactar con los medios como parte de una estrategia de comunicación legal: 

- El necesario tecnicismo del lenguaje legal y lo complicado –que no imposible- de traducirlo a un lenguaje común sin perder rigor.

- La supuesta falta de interés del ciudadano de cara a conocer el fondo de los asuntos legales, incluso cuando se refieran a temas de actualidad.

- La idea preconcebida de que los medios de comunicación no van a considerar valiosa la información que podamos trasladarles.

- En definitiva, la distancia existente entre abogados y ciudadanos, íntimamente relacionada con el tradicional hermetismo del sector legal.

Como resultado, muchas veces los abogados se sienten solos cuando se trata de alzar la voz y explicar su postura o sus conocimientos. La falta de herramientas para hacerlo –que no inexistencia- acaba traduciéndose en mutismo y, con ello, en una pérdida de valiosas oportunidades para acercarse a sus potenciales clientes y ciudadanos en general de una forma eficaz. También para defender su verdad cuando la opinión pública –y los propios medios de comunicación- se vuelquen en un ‘linchamiento’ mediático que, desde el punto de vista legal, pueda considerarse injusto. 

La realidad es que no es tan difícil definir una estrategia de comunicación y acercarse a los medios a través de ella. El día a día de la comunicación legal y el marketing jurídico como disciplinas consiste precisamente en construir ese puente entre abogado y ciudadano, y sin duda existen cada vez más casos de éxito en este sentido. 

Además, ese éxito no se encuentra –ni mucho menos- vinculado necesariamente a los grandes despachos o las grandes inversiones: muchos abogados individuales con escasos recursos logran importantes posiciones en materia de comunicación, superando a despachos pequeños, medianos y grandes. Su éxito reside en invertir y utilizar sus recursos de forma inteligente y empática. En definitiva, en haber construido una estrategia de comunicación a medida, teniendo claro qué quieren comunicar y a quién, así como la importancia de su rol como parte del diálogo en torno a esa materia. 

No te pierdas las próximas entregas:

Guía para acercar tu trabajo como abogado a los medios de comunicación (II): Claves para definir un plan de comunicación legal

Guía para acercar tu trabajo como abogado a los medios de comunicación (y III): ¿Cómo acercar el trabajo del abogado a los medios de comunicación?




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad