El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



En caso de temporales como grandes nevadas, hielo, lluvia y otros fenómenos naturales que causan numerosos daños, los Gobiernos autonómicos pueden solicitar que se declare la zona como “catastrófica”.

Fue el caso de la Comunidad Valenciana en la DANA de finales del año 2019 y en otras ocasiones a raíz de devastadores incendios a lo largo de la península, así como actualmente se plantea para las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-la Mancha tras el paso del temporal “Filomena”.

A pesar de haberse declarado en diversas ocasiones, muchos pueden tener dudas acerca de qué implicaría para los ciudadanos si finalmente se declaran estas zonas fuertemente azotadas por las inclemencias del tiempo como zonas catastróficas.

A continuación, desde Legálitas te explicamos qué significa declarar una zona como catastrófica, así como otras claves como quién lo declara, cuándo se solicita y por qué.

¿Qué significa declarar una zona catastrófica?

Una zona catastrófica es aquella que ha sufrido daños personales o materiales a causa de una catástrofe natural, como una nevada, una gran inundación o un terremoto, entre otros motivos, así como las derivadas de acción humana, provocando una emergencia de protección civil.

¿Quién solicita la zona catastrófica?

Son las comunidades autónomas las encargadas de solicitar la zona catastrófica, así como los ayuntamientos, y será el Gobierno estatal quien apruebe la solicitud, mediante un Consejo de Ministros, a propuesta de los ministros de Interior y Hacienda, junto con las administraciones públicas, para declarar la zona o zonas catastrófica.

Esta solicitud debe llevarse a cabo en la “fase de recuperación” de la catástrofe, cuando ya hubieran terminado las acciones de respuesta inmediata a la emergencia.

No obstante, la denominación, según la actual legislación, es de “declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil”, como viene recogido en la Ley 17/2015 de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil.

Para declarar una zona como catastrófica, el Gobierno deberá valorar los “daños personales o materiales” tras el suceso, así como si el mismo ha paralizado todos o algunos de los servicios públicos esenciales y si se han perturbado gravemente las condiciones de vida de la población.

¿Qué implica para los ciudadanos la declaración de zona catastrófica?

El hecho de que el Estado declare una zona como catastrófica significa que sería este quien se encargaría de la reparación de desperfectos materiales o de ayudas a empresas y trabajadores, como pueden ser aplazamientos de la cuota de la seguridad social. Es importante tener en cuenta de que estas acciones no serían consideradas como una indemnización, sino que se trata de ayudas que contribuyan a paliar los daños causados.

Ayudas que puede aportar el Gobierno a una zona catastrófica

  • El Gobierno puede adoptar diversas otras medidas, como pueden ser las ayudas a particulares por los daños en sus hogares y enseres de primera necesidad causados por el fenómeno como el reciente temporal, “Filomena”.
  • Igualmente, estas pueden ser ayudas destinadas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, préstamos ICO, exenciones y reducciones de cuotas en los tributos.
  • Medidas laborales y de Seguridad Social como extinciones o suspensiones de los contratos de trabajo o las reducciones temporales de la jornada de trabajo que tengan su causa directa en la emergencia, Ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas, forestales y de acuicultura marina “.
  • Asimismo, otras muchas que vienen descritas en la citada regulación, del Sistema Nacional de Protección Civil.

lawandtrends.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad