El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Mª Jesús González-Espejo, Directora de ILSA

Aliarse o morir. Como está ocurriendo en todos los sectores, también en el de la educación universitaria se está tomando consciencia de la necesidad de aliarse con otros, sobre todo si son de fuera. La innovación, la transformación digital y la globalización son todas ellas asignaturas obligatorias de las universidades que quieren liderar los rankings.

La pandemia ha servido a muchos para llevar a cabo proyectos que nunca daba tiempo a hacer y al Instituto de Innovación Legal le ha permitido poner en marcha la Innovation in Law Studies Alliance, una alianza de facultades de Derecho y Tecnología cuya misión es apoyar su transformación a través del fomento de la colaboración entre sus miembros, el intercambio de buenas prácticas sobre innovación en los estudios y la organización de eventos y actividades de formación. Fundada en mayo de 2020, hoy es un referente en materia de educación en Derecho, y así es reconocida por lo integrantes que la conforman.

¿Qué es la Innovation in Law Studies Alliance? 

Una alianza de facultades de Derecho y centros de innovación en Derecho adscritos a éstas cuyo objetivo principal es transformar juntos la educación jurídica. La innovación, la ambición y las ganas de cambiar las cosas son los pilares de este proyecto, que está acercando las bondades de la tecnología aplicadas al Derecho al hogar de los futuros profesionales del sector: las universidades.

Ocho meses después de su puesta en marcha, lo que era una idea se ha convertido en una realidad. Cerca de 20 universidades ya forman parte de la Alianza y una decena de Legal Tech se han unido al proyecto y están trabajando con su equipo para acercar sus soluciones a los alumnos de Derecho.  

Entre los miembros actuales se encuentran: EAFIT (Medellín, Colombia), Universidad del Rosario (Bogotá, Colombia), Tecmilenio (México D.F., México), ESAN (Lima, Perú), UEES (Guayaquil, Ecuador), ECOTEC (Guayaquil, Ecuador), Universidad Católica de Cuenca (Cuenca, Ecuador), Universitat de València (Valencia, España), Nebrija (Madrid, España), Universidad Católica de Valencia (Valencia, España), Universidad Rey Juan Carlos (Madrid, España), Université Catholique de Lille (Lille, Francia), EDHEC Business School (Lille, Francia), CBKE (Wroclaw, Polonia), AFMKU (Cracovia, Polonia), University of Cape Town (Ciudad del Cabo, Sudáfrica), Inholland University of Applied Sciences (Rotterdam, Países Bajos), MSAL (Moscú, Rusia), LETS Lab – University of Greenwich (Greenwich, Reino Unido), Babes-Bolyai (Cluj-Napoca, Rumanía).

La necesidad de debatir y reflexionar sobre innovación en la educación en Derecho

Dentro de las actividades que organiza la Alianza, una de las más consolidadas y que más éxito está teniendo son los webinars de periodicidad mensual sobre innovación en la educación en Derecho. En total se han celebrado hasta ahora 6 webinars, con una media de más de 200 inscritos por sesión. El cambio no es sencillo, pero la acogida recibida muestra el interés del sector por adaptarse a los cambios que la propia sociedad hoy les demanda. Estos son los temas que se han tratado en los ya celebrados:

Además, uno de los socios de la Alianza,  Kutafin Moscow State Law University (MSAL), solicitó apoyo para internacionalizar su congreso “Innovations in legal education: what and how to teach tomorrow’s lawyers”, organizado por The Center for Academic Development and Educational Innovations el pasado 9 de abril. Por otro lado, la propia Alianza predica con el ejemplo y ha llegado a acuerdos de colaboración con otras asociaciones como la European Legal Technology Association (ELTA) y la European Law Students Association (ELSA), con el objetivo de internacionalizar todo lo posible el movimiento y tener un mayor alcance.

Colaboración con las Legal Tech de referencia

La Innovation in Law Studies Alliance no solo sirve como centro de colaboración entre Universidadades, sino que es un excelente punto de contacto para que las Legal Tech se integren en los programas formativos de Derecho. Cuando pensamos en los trabajos que desempeñan los juristas hoy en día, ya nadie los imagina sin apoyarse en la tecnología. Sin embargo, en las facultades de Derecho nunca se ha hecho hincapié en el uso de este tipo de herramientas.

Por ello, son varias las Legal Tech que se han adherido al proyecto. Durante este tiempo, se han puesto a disposición de las universidades miembro, ofreciendo formación en sus herramientas y mostrándose dispuestos a integrarse dentro de sus programas educativos, de forma que los alumnos podrán recibir en determinadas herramientas que se les exigirá en su futuro laboral.

Entre las Legal Tech integrantes de la Alianza están: HighQ, un programa de legal project management que te permite crear, gestionar y realizar seguimientos y evaluaciones de todos tus casos y clientes, Jeffit, una herramienta que permite gestionar la facturación y automatizar procesos como las minutas, Docxpresso, una Legal Tech que permite la gestión de documentos y contratos con todas las herramientas necesarias de automatización y firma digital, Nymiz, el software de anonimización y enmascaramiento de datos más avanzado del mercado y que facilita el cumplimiento del RGPD, y Bigle Legal, una plataforma de automatización de documentos que permite ahorrar tiempo, costes y posibles errores a los profesionales.

Con las manos en la masa de la Legal Tech y la innovación

La Alianza tiene claro que la forma más rápida de cambiar mentalidades es poniendo a la gente a trabajar con tecnología y a innovar. Por ello, ILSA está promoviendo actividades como hackathones para que participen equipos representando a las distintas universidades, se resuelvan retos globales y los estudiantes y profesores tengan la oportunidad de aprender sobre desarrollo de tecnología, desarrollando proyectos reales. 

Actualmente apoyan a LETS Lab (Law, Emerging Tech & Science), perteneciente a la University of Greenwich, en la organización de una serie de actividades académicas y un hackathon, que está previsto se celebre en julio de 2021. DIGIRIGHTS se llevará a cabo vía plataforma virtual durante tres días: 9,10 y 11 de junio. Los horarios pueden consultarse en la web del Hackathon. Las personas inscritas, que trabajarán en equipos de 3 a 5 personas y que pueden ser juristas, desarrolladores y expertos en marketing, UX o desarrollo de negocio, recibirán un enlace para acceder a la plataforma unos días antes, así como una formación previa para manejarse en ella. Un jurado compuesto por representantes de las principales compañías colaboradoras seleccionará y premiará las tres mejores aplicaciones que resuelvan el reto de desarrollar las soluciones que mejor respondan a los criterios prefijados: carácter innovador, viabilidad, grado de desarrollo, etc.

DIGIRIGHTS tiene como objetivos, entre otros, facilitar la educación continua de los estudiantes de Derecho interesados en Legal Tech, promover las relaciones entre los participantes, estimular el desarrollo de la tecnología para implementar un acceso más sencillo a la justicia y cubrir el hueco existente entre los estudiantes y los profesionales del Derecho y la tecnología con amplia experiencia laboral. Todos los participantes gozarán de una oportunidad única para ampliar su red de contactos y relacionarse con profesionales experimentados en distintos campos, así como mejorar sus habilidades y su currículum.

Se han sumado ya a la iniciativa como entidades colaboradoras entre otras organizaciones como el Consejo General de la Abogacía Española, la Agencia Española de Protección de Datos, la Universidad Católica de Cuenca, la Universidad Tecmilenio y Diez y Romero Abogados. Asimismo darán apoyo como media partners al hackathon los siguientes medios: Law&Trends, Eventos Jurídicos, Latin Counsel, Idealex.press, Foro Jurídico, Iberian Lawyer, El Jurista, Law Sites, Law Next, SCL, Cognitiv+ y ELSA.

Puede acceder a toda la información sobre DIGIRIGHTS a través de este enlace.

Planes de futuro: ¿hacia dónde va la Innovation in Law Studies Alliance?

¿Hacia dónde se dirige la Innovation in Law Studies Alliance? ¿Cuáles serán sus siguientes pasos? En cuanto a los miembros, en 2021 el objetivo de la Alianza es alcanzar la cifra de 25 universidades inscritas; en 2022 ser más de 50, y para 2023 más de 100. Además, seguirán haciendo webinars y ya tienen la programación hasta finales de 2021:

En noviembre está prevista la celebración del congreso anual, que pondrá foco en materias relacionadas con la educación en Derecho.   

Y en 2022 las universidades que lo deseen podrán sumarse a los retos que planteará ILSA a sus miembros y si los cumplen en 2023 serán distinguidas con el Sello de Calidad ILSA a las facultades de Derecho más innovadoras e ingresarán en su ranking. 

Conclusión

Y esto solo es aquello que está planeado, puesto que ya en sus primeros 12 meses de vida la Innovation in Law Studies Alliance ha sobrepasado todas las expectativas.

Estamos ante un cambio total de paradigma. Ni la economía, ni la sociedad son los mismos y el Derecho tampoco lo es. Las facultades de Derecho necesitan buscar soluciones para esos nuevos retos y la Innovation in Law Studies Alliance les ofrece algunas muy útiles para facilitar la internacionalización, acceder a conocimiento de vanguardia sobre esas nuevas disciplinas y a una red de Legal Tech, expertos en estos campos, despachos y otros operadores que están impulsando la necesaria transformación de la educación legal y del sector jurídico.

Para seguir las novedades de ILSA, lo mejor es suscribirse a su boletín mensual y para integrarse en la Alianza escribir un email a: info@institutodeinnovacionlegal.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad