Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



Pasar por un proceso de divorcio suele ser complicado. Los cambios siempre cuestan, y un divorcio es quizá uno de los cambios más importantes a los que nos enfrentamos en nuestra vida. Pero no todos los cambios son malos, aunque nos cueste verlo al principio.

Y la verdad es que este 2021 ha sido un año difícil para el ámbito del matrimonio. Confinamientos y otros problemas en general han hecho mella sobre muchas relaciones, y sumado a los típicos roces fruto de las vacaciones de verano, estamos ante un momento de una explosión en cuanto a divorcios se refiere.

Es por ello que desde Avantis Divorcio por Internet hemos querido prepararte unos cuantos consejos por si te encuentras en esta situación. A partir de nuestra experiencia con disoluciones matrimoniales de todo tipo, hemos llegado a unas conclusiones muy sencillas para que recuperarte de tu divorcio sea lo más rápido y sano posible. ¡Sigue leyendo!

Antes de divorciarte: ten claras tus opciones

Puede que hayas decidido divorciarte, pero todavía no te hayas planteado mucho más. Debes saber que hay varias formas de poner fin a un matrimonio, y todas ellas tienen ventajas y desventajas. Así que como la información es poder, lo mejor será que tengas claras todas tus opciones antes de decidirte por qué camino vas a optar.

Mutuo acuerdo o Contencioso

El divorcio en España puede llevarse por principalmente dos vías distintas. El divorcio de mutuo acuerdo es aquel en el que los excónyuges están de acuerdo tanto en divorciarse como en las medidas que regirán su futuro. De lo contrario, tendríamos que recurrir al divorcio contencioso.

Cabe decir que la mayoría de expertos recomendamos el divorcio de mutuo acuerdo. Es más rápido, sencillo y económico. Y sobre todo, mucho menos doloroso en caso de haber hijos en común.

Divorcio Judicial o divorcio notarial.

Si nos hemos decidido por un divorcio de mutuo acuerdo, ¡Felicidades! Ya has hecho un gran paso hacia un divorcio más sano y rápido. Además, dentro del divorcio de mutuo acuerdo debemos distinguir 2 vías distintas: La judicial y la notarial.

Solo podemos optar a la via notarial si no tenemos hijos menores de edad no emancipados. En ese caso, podremos entregar el convenio regulador en la notaría competente, y será este quien revise los acuerdos presentados.

Por el contrario, si no cumplimos este requisito, deberemos presentar nuestro convenio regulador ante el juzgado competente

Después de divorciarte

Aquí tienes una serie de consejos para que encares esta nueva etapa de tu vida de la forma más sana posible:

1. Nada pasa de la noche a la mañana.

Este es quizás el consejo que  debas tener más en mente durante los próximos meses. Nada pasa de la noche a la mañana. Llevará tiempo y mucho trabajo. El dolor de una ruptura suele ser muy intenso y es muy difícil ver la luz al final de ese túnel. Tómatelo con calma, no te apresures, deja que el proceso se tome su tiempo. Es completamente normal que todavía duela, no es culpa tuya. Simplemente necesitas algo de tiempo para ver la luz al final del túnel

2. No debe sentirte culpable.

Divorciarse no es ningún crimen.

Poner fin a un matrimonio no es un delito. No has hecho nada malo. Es un proceso natural por el que muchos pasamos. Es parte de nuestra vida, nuestra historia. Nunca te sientas culpable por ello.

Este es un error muy común entre personas en proceso de divorcio. Pero cuando la decisión está tomada de nada sirve culpabilizarse. Intenta mirar al futuro, darle vueltas a quién fue más culpable de romper la relación solo empeorará los rencores y hará del divorcio un proceso más tóxico.

3. Sea consciente de sus niveles de estrés.

El estrés es uno de los mayores problemas que enfrentan las personas en el proceso de divorcio. Y es una de las principales causas de los problemas más comunes, como los trastornos alimentarios, la depresión, la ansiedad y todo lo demás.

Es muy importante prestar atención a cómo te encuentras, y que no lo pases por alto. Analízate, plantéate delegar algunas responsabilidades, busca apoyo en tu familia y amigos, o simplemente dedícate un poco más de tiempo. Quizá sea un buen momento para desconectar unos días. Mucha gente intenta seguir adelante con todo, enquistando el problema y haciendo que sus niveles de estrés se descontrolen.

4. No permitas que el proceso de divorcio domine tu vida.

Cuando estás pasando por un proceso de divorcio, es muy fácil dejar que domine todos los aspectos de tu vida. Es difícil dejar de pensar en ello cuando supone un gran cambio en tu vida, pero esta actitud no es nada saludable.

Encuentre momentos para hacer las cosas que le gustan y trata de separar tu proceso de divorcio del resto de tu vida. Los amigos son un apoyo fundamental en este punto, intenta mantenerte activo, busca algún hobbie… Cualquier cosa que mantenga tu cabeza ocupada y sea un divertimiento para ti.

5. Haz algo de ejercicio

El ejercicio puede hacer maravillas por tu cuerpo y tu mente. Intenta hacer algo de ejercicio todos los días, por poco que sea. Puede ser tan simple como salir a caminar, correr, jugar a pádel…

El deporte es increíble para controlar el estrés, además de una excelente manera de distraerse por un tiempo. Por no mencionar que nos encontraremos y veremos mejor, lo que supone el aumento de quizás el elemento más importante para superar un divorcio: la autoestima.

6. No tienes por qué hacerlo solo

No te aísles. La soledad es un sentimiento peligroso, y no te ayudará para nada a rehacer tu vida. Intenta hacer vida social, propón algún plan a tus compañeros de trabajo, amigos o familiares. Explícales tu situación si te sientes en confianza, y seguro que te ayudarán a mantenerte distraído.

Por otra parte, no asumas que debes hacer esto solo. Si te encuentras en un proceso muy difícil, siempre puedes buscar el consejo de un profesional. Pedir consejo no es algo de lo que debas sentirte avergonzado. De la misma forma que  acudirías a un profesional en busca de ayuda en un campo que conoces muy bien, puedes acudir a un experto que te ayude a gestionar tus emociones.

Resumen para avanzar hacia tu nueva vida

Pasar por un proceso de divorcio nunca es fácil. Pero tampoco es algo malo, acabarás viéndolo como una oportunidad. Tienes que recordar que no es tu culpa y que ningún dolor pasa de la noche a la mañana.

Recuerda que no estás solo, tu familia y amigos pueden ser tu principal apoyo en momentos difíciles. Dedícate tiempo, haz algo que te guste y compagínalo con deporte. Aprende a manejar tus niveles de estrés y busca ayuda cuando la necesites.

lawandtrends.com

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad