lawandtrends.com

LawAndTrends



Todo propietario de vehículo debe velar por el buen estado de este y que cumpla con las condiciones técnicas que se exijan. Por ello, es obligatorio someter nuestro vehículo a la inspección técnica de vehículos (ITV) de manera periódica en función del tipo de vehículo que tenemos.

El abogado de ARAG, Jordi Marí, explica que circular con un vehículo que incumpla las condiciones técnicas reglamentarias es motivo de sanción por importe de 200 euros, pero si además el defecto supone un riesgo para la seguridad vial la multa puede alcanzar los 500 euros.

Hoy por hoy no es obligatorio que la Administración nos avise de cuando debemos pasar la ITV. Es el propietario del vehículo el que debe controlar cuando debe pasar la inspección por primera vez, así como cuándo le caducará y deberá volver a pasarla.

Circular con la ITV caducada o desfavorable

La multa por circular con la ITV caducada es de 200 euros. También corresponden 200 euros de multa si se circulara con la ITV desfavorable por un defecto que no afectara a la seguridad vial. Si el defecto detectado es calificado como grave, no se puede circular salvo para ir al taller para la reparación del defecto o para dirigirse a una estación para volver a pasar la inspección.

Si el defecto fuera calificado como muy grave el vehículo no puede circular en ningún caso. Circular con un vehículo cuya inspección técnica ha resultado negativa por incumplir este mismo las condiciones técnicas que garantizan la seguridad vial se sanciona con 500 euros y además pudiera conllevar la inmovilización del vehículo de acuerdo con el art. 104 de la Ley de Seguridad Vial.

9.471 conductores denunciados

Según un informe de la Dirección General de Tráfico (DGT) de noviembre 2019, en una sola semana se han denunciado a 9.471 conductores por circular con deficiencias en los vehículos. Se trataba de una campaña que tenía como finalidad comprobar que los vehículos cumplieran con las condiciones de seguridad y se han controlado 183.838 vehículos de todo tipo y se han expedido 10.121 denuncias.

De entre los vehículos inspeccionados, 169 resultaron inmovilizados. Entre ellos, 52 camiones, 49 furgonetas y 58 turismos por circular con defectos que pudieran afectar a la seguridad vial.

La mayoría de las denuncias, 4.457, fueron impuestas por circular sin tener la ITV en vigor. Otra denuncia común (539 denuncias) fue la de circular con los neumáticos sin la profundidad de dibujo mínima legal de 1.6 mm o tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión, presión errónea o alineación incorrecta.

También destaca la DGT sanciones relativas al alumbrado, llevar la matrícula deteriorada o no legible y por no llevar la documentación obligatoria (permiso de conducción, permiso de circulación y tarjeta de la ITV).

En furgonetas y camiones se controló especialmente el acondicionamiento de la carga y la posible circulación con exceso de peso. De ellos, 277 circulaban con exceso de peso y 216 con la carga mal acondicionada.

Circular con un vehículo con deficiencias puede suponer un riesgo para la seguridad vial y un factor determinante para sufrir un accidente más cuando el vehículo puede tener cierta antigüedad. Destaca la DGT que, en los accidentes ocurridos en vías interurbanas con víctimas mortales durante el 2018, la antigüedad media de los turismos era de 13 años, de 9,7 años en las motocicletas y de 14,6 años en camiones de hasta 3.500 kg.

.

¿Te ha gustado este artículo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NUEVA NEWSLETTER

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad