El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



La tecnología ha dado paso a nuevas formas de protección, en las cuales los científicos e inventores pueden esperar que sus creaciones se encuentren seguras y protegidas, es así como se origina el BLOCKCHAIN o CADENA DE BLOQUES. Se trata de un sistema o base de datos, mediante el cual los autores tienen la posibilidad de presentar distintas pruebas, a través de una publicación digital, generándose una forma de sistematización rápida de los documentos que se presentan.

El BLOCKCHAIN se caracteriza por tener dos elementos, los cuales son la inmutabilidad y la transparencia, estas dos características guardan relación con la seguridad que encuentran los usuarios al saber que su información no será hackeada.

Antes de adentrarnos al papel específico que juega el BLOCKCHAIN, es importante entender un poco cómo funciona este sistema, el BLOCKCHAIN está compuesto por una cadena de bloques, cada una de éstas contiene ciertos elementos lo cuales son la información y el hash (que es el número de identificación del bloque). Este último se genera según el contenido que presenta el mismo; es decir, si el contenido o la información cambian, el hash también lo hará; de esta forma, la cadena que había sido formada por los bloques quedara inválida. Es importante precisar que cada usuario que hace uso del BLOCKCHAIN tiene una copia de este sistema y, en ese sentido, si un usuario altera cierta información de su copia, los demás podrán saberlo y su versión será anulada; de este modo, todos los demás usuarios harían el papel de vigilantes cuidando y evitando que cierta información sea falseada o modificada.

De la fusión del BLOCKCHAIN y la Propiedad Intelectual nacen bases de datos como la IPCHAIN, cuyo interés principal es proteger la autoría de manera segura y fácil, buscando además ofrecer a los usuarios diversas formas en las cuales puedan compartir información relacionada a la Propiedad Intelectual. En ese sentido, se tendría la posibilidad de subir documentos, los cuales tendrían carácter confidencial.  La IPCHAIN se caracteriza porque tiene un acercamiento con las Oficinas de Propiedad Intelectual, siendo el caso de la colaboración con asociaciones como WIPO Green (la cual es una asociación de la Organización Mundial de la

Propiedad Intelectual que promueve innovación y la difusión de tecnologías), el Dennemeyer Group (la firma de abogados de Propiedad Intelectual más grande del mundo) y la Marie Curie Alumni Association MCAA (que representa los intereses de más de 10 000 investigadores europeos).

Es esa seguridad que ofrece esta plataforma, la cual la hace muy atractiva sobre todo si se trata de operaciones tan delicadas como transferencias o acuerdos contractuales, un caso sería el del contrato de licencia, respecto del cual en la práctica puede resultar difícil detectar un posible incumplimiento; sin embargo, la existencia de este  sistema permitirá que en caso el contrato antes señalado se encuentre registrado y se detecte un incumplimiento de los términos estipulado, se elimine el contrato de manera automática .

De otro lado, el sistema de BLOCKCHAIN juega un papel importante en lo que respecta a la demostración de la creación en el caso de los derechos de autor, esta demostración es la que impide que terceros puedan copiar las creaciones. En nuestro país tenemos a Leftherian como un claro ejemplo de BLOCKCHAIN, relacionado con el registro de obras creativas, tal como se puede apreciar en su página web[1]. Se trata de un startup que tiene como objetivo cargar en archivos distintos tipos de obras ya sean musicales, artes visuales, diseños literarios y/o audiovisuales, los cuales son posteriormente guardados en la BLOCKCHAIN, generándose un registro de Propiedad Intelectual que permite demostrar la fecha en la que se creó la obra.

Otra forma en la que el BLOCKCHAIN puede ser de gran utilidad en la protección de los derechos de autor es al momento de calcular las ganancias que puede obtener un compositor con su creación musical, lo cual puede ser complicado teniendo en cuenta lo difícil que resultaría tener un registro de todas las veces que se escucha una canción determinada. Debido a ello, nacen distintas aplicaciones como MYCELIA, la cual es una base de datos musical donde se puede consumir distintos tipos de música y pagar por dichos consumos, esta base de datos fue creada por una cantante llamada Imogen Heap, quien en una entrevista dio a conocer su motivación para la creación de MYCELIA, conforme se cita a continuación:

“Una de las normas debería exigir que todos los servicios devuelvan información a las esporas.  En concreto, datos sobre dónde, cuándo y cómo se interactúa con nuestra música y quién lo hace.  Esta información es oro en polvo para los artistas, porque si la sabemos interpretar podemos conocer mejor a nuestra audiencia y crear oportunidades de promover con mayor eficacia nuestra obra y de obtener una retribución económica por nuestro trabajo.

De conformidad con otra norma emplearíamos «contratos inteligentes» que definan los acuerdos legales relativos a la creación y el uso de una obra en toda clase de contextos —bodas, campañas publicitarias, etc.  En virtud de esos contratos, se comunicaría a los artistas que se ha producido una transacción y todos los que han participado en la creación recibirían directamente el pago de las regalías que correspondan cada vez que se use la obra”.[2]

El sistema de BLOCKCHAIN busca también ser de utilidad en el mundo de las patentes, por lo que ya se han generado debates respecto a cuál sería el papel de este sistema, tal es el caso de un documento elaborado para diputados y personal del Parlamento Europeo en el cual se discute el desarrollo y rol que desempeña el BLOCKCHAIN o CADENA DE BLOQUES.

Tal como se sabe las patentes tienen como objetivo la protección de la innovación, en el documento antes señalado se plantea de manera inicial los problemas que pueden presentarse al momento que los titulares de las patentes quieran obtener esta protección. Es el caso del tema de costos, lo cual ocasiona que algunos titulares opten por comercializas sus patentes sin recurrir a alguna protección. Así también, se presenta el problema ocasionado al no existir un sistema de patentes unificado, toda vez que existe uno por cada país.  

Además de lo antes señalado, existen los “troles de patentes”, los cuales según el documento antes mencionado adquieren patentes, para luego solicitar indemnizaciones por daños y perjuicios por su infracción. Frente a estos problemas se plantea como es que el BLOCKCHAIN ayudaría en la mejora de estas situaciones negativas:

[3]“Dos características de la tecnología de la cadena de bloques la hacen especialmente pertinente para el sistema de patentes: la «encriptación» (hashing) y la «prueba de existencia». La primera, la encriptación, es un proceso mediante el cual un documento se transforma en un código de longitud fija que se describe como huella digital o, más frecuentemente, como resumen criptográfico (hash). Todos los resúmenes criptográficos son únicos e incluso diferencias mínimas, como la omisión de un acento en una letra de un documento largo, darían lugar a un resumen criptográfico radicalmente diferente. Solo la repetición del proceso de encriptación en una copia idéntica del documento original producirá el mismo resumen criptográfico. Y lo más importante, es imposible volver a generar un documento a partir de su resumen criptográfico. La segunda característica, la prueba de existencia, supone el registro de estos resúmenes criptográficos en la cadena de bloques. Al hacerlo, se crea un registro que indica que este resumen criptográfico existió en un momento dado. El registro puede ser verificado por cualquiera, pero nadie puede interpretar el contenido del resumen criptográfico. Sin embargo, los titulares del documento original pueden demostrar que el documento existía en el momento en que se realizó la transacción repitiendo el proceso de encriptación en una copia idéntica de su documento original (al utilizar el mismo algoritmo de encriptación para producir el mismo resumen criptográfico se desprende que tienen el mismo documento original). Esto presenta la interesante posibilidad de registrar públicamente el hecho de que un documento existió sin revelar su contenido. Se ha propuesto que los innovadores utilicen este proceso para proteger su obra registrando un resumen criptográfico de la descripción de su patente (o, quizá, una obra literaria o el extracto de un código informático) en la cadena de bloques. De hecho, los servicios de «prueba de existencia» ya están disponibles en el contexto de la protección de patentes. En este caso, aprovechan las capacidades de cadenas de bloques existentes más grandes, en concreto Bitcoin, aunque también podría diseñarse y aplicarse un sistema a medida para el registro de resúmenes criptográficos específicamente para fines de «prueba de existencia”.

Tal como se ha podido demostrar el BLOCKCHAIN presenta una serie de ventajas que pueden ser beneficiosas en el campo de la Propiedad Intelectual, ya sea por la seguridad que este sistema brinda teniendo en cuenta que provee registros seguros y estables que son difíciles de eliminar, permitiendo la participación de diferentes usuarios que almacenan copias actualizadas de información y a la vez tienen control sobre las operaciones e información que ingresan en este sistema. Asimismo, el BLOCKCHAIN es capaz de evitar ataques maliciosos y es más económico para las personas que lo usan.

 

Autor: Evelyn Dueñas – Especialista en Propiedad Intelectual

Estudio: OMC Abogados & Consultores.

 


[3] Como puede cambiar nuestra vida la tecnología de la cadena de bloques Servicio de Estudios del Parlamento Europeo. Autor: Philip Boucher Unidad de Previsión Científica (STOA) PE 581.948.

lawandtrends.com

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad