Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



  • El ejercicio 2017 promete ser un buen año para las empresas españolas, según se desprende de las previsiones de facturación, plantilla e inversiones de las compañías que operan en España.
  • Tres de cada cuatro empresarios y directivos afirman que en los próximos 12 meses crecerá el volumen de ventas, mientras que un 59% planea aumentar sus inversiones y el 46% prevé contratar más profesionales.

Según el informe Perspectivas España 2017, elaborado por KPMG con la colaboración de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), el tejido empresarial español muestra un moderado pero creciente optimismo tras un año que ha estado marcado por el sólido crecimiento económico, por encima del 3% según las estimaciones oficiales del cierre del año.

Más de un tercio de los 2.906 empresarios y directivos encuestados califica de “buena” la coyuntura actual, si bien aún son mayoría (59%) los que opinan que la situación no pasa de regular. Preguntados por cuál será la evolución a 12 meses vista una amplia mayoría (el 92%) cree que mejorará o se mantendrá igual y solo un 8% opina que empeorará.

De este modo, se confirma el cambio de tendencia observado hace tres años, cuando se produjo un punto de inflexión en las expectativas de las empresas españolas. Si en 2012 un 95% calificada la situación económica de España como “mala” o “muy mala”, hoy solo un 7% así lo expresa.

Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, señala que “las empresas españolas encaran 2017 con optimismo y la certeza de que las prioridades estratégicas deben adaptarse a un entorno de enorme cambio y complejidad. El uso de nuevas herramientas, como la tecnología cognitiva o la robotización de procesos (RPA), debe ser un motor fundamental para el crecimiento, como también lo ha de ser el mayor foco en el cliente, el cambio cultural en las organizaciones y la búsqueda de oportunidades a través del crecimiento inorgánico”.

Para el presidente de CEOE, Juan Rosell, “durante 2017 todavía se van a mantener algunos de los factores de impulso que han permitido que se registren crecimientos muy notables en 2015 y 2016, si bien aún persisten elementos que reducen el potencial de la economía española, como la elevada tasa de paro o el alto nivel de endeudamiento público y privado”.  En su opinión, “hay asignaturas pendientes que no deben pasarse por alto, como el avance en la reforma de las pensiones, la reducción de las cotizaciones sociales y la mejorar la fiscalidad y la educación”.

Los empresarios y directivos españoles también hacen balance del periodo de incertidumbre política vivido en España durante gran parte del pasado año. El 55% de los encuestados afirma que la parálisis política ha tenido un impacto negativo en su empresa y solo el 9% dice haber sacado algún provecho de este periodo de indefinición institucional. Cuando se les pregunta acerca de cuál ha sido ese impacto negativo, el 80% afirma que ha generado incertidumbre y más de la mitad asegura que ha paralizado decisiones de inversión.

Eficiencia, nuevos productos y digitalización, prioridades estratégicas

El periodo actual viene definido por una serie de cambios que están obligando a las compañías a redefinir sus prioridades estratégicas. La transformación digital, el mayor poder y capacidad de elección de los consumidores y el entorno regulatorio han cambiado las reglas del juego donde operan las empresas. En este escenario, el 55% de los empresarios y directivos señala la mejora de procesos como principal prioridad estratégica para los próximos 12 meses, seguido del desarrollo de nuevos productos y servicios (46%) y de la transformación digital (43%).

La gran mayoría de las empresas españolas asegura en este informe de KPMG y CEOE que ya ha iniciado el proceso de transformación digital y solo un 17% admite no haber comenzado aún. En cuanto a los impactos que este proceso ha tenido en sus organizaciones, el 49% dice que ha influido en la relación con los clientes y el 43% asegura que le ha ayudado a reducir costes y mejorar la eficiencia.

El entorno actual no está exento de amenazas y esta edición de Perspectivas España revela cuáles son las principales inquietudes de los empresarios y directivos españoles. La incertidumbre política y el debilitamiento de la economía aparecen mencionadas como las dos principales amenazas para la economía, mientras que la carga regulatoria y la debilidad de la demanda son percibidos como los dos mayores riesgos a los que se enfrentan las empresas.

Los empresarios y directivos españoles expresan en este informe sus demandas al Gobierno central. Las respuestas no dejan dudas: la reforma de las pensiones y la rebaja de las cotizaciones sociales son los dos asuntos a los que, según los empresarios, el Ejecutivo debería conceder mayor prioridad.

Disparidad en las percepciones

Perspectivas España permite comparar el sentimiento económico de los empresarios y directivos españoles en función del sector de actividad y la comunidad autónoma donde están radicados sus negocios. Analizado el sentimiento por regiones, destaca especialmente el optimismo de los empresarios de Baleares, donde un 75% opina que la situación actual es “buena” o “excelente”. También en la Comunidad de Madrid sobresale el buen sentimiento económico de sus empresarios: un 60% considera “buena” la situación actual.

En el lado contrario se sitúan Asturias y Extremadura, que valoran como “mala” o “muy mala” la actual coyuntura en un 38% y 32% de los casos, respectivamente. Preguntados por las perspectivas a 12 meses vista, las empresas de Castilla-La Mancha, La Rioja y País Vasco son las que más margen de recorrido conceden a la situación actual.

Muy relacionado con el optimismo de Baleares destaca el buen momento que viven los empresarios y directivos del sector de Ocio y Turismo: el 83% señala que la situación actual es “buena” o “muy buena”. Le siguen el sector de Automoción (76%) y el de Seguros (65%). Por su parte, los sectores de Medios de Comunicación, Infraestructuras y Banca son actualmente los más pesimistas, con un 50%, 48% y 40% de encuestados que valoran el contexto actual de “malo” o “muy malo”. En este sentido, uno de cada cinco directivos del sector bancario vaticina un descenso de la plantilla en su empresa superior al 5% en os próximos 12 meses.

El impacto del Brexit en la empresa española

El pasado año estuvo marcado por una serie de hitos de carácter geopolítico que han condicionado de gran manera las percepciones de los empresarios y directivos españoles. Sin duda uno de ellos ha sido la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea. No en vano, este país es en la actualidad el cuarto destino de las exportaciones españolas, el segundo receptor de inversión directa en términos acumulados y el principal emisor de turistas a España.

Un 45% de los empresarios y directivos que han sido encuestados en esta edición de Perspectivas España asegura tener algún tipo de exposición a la economía británica, siendo la exportación (16%) y las filiales (12%) las vías de enlace más comunes.

No es de extrañar, por tanto, que las empresas españolas crean que la depreciación de la libra, la contracción de la economía británica y las barreras arancelarias sean, por este orden (58%, 50% y 43%), los tres posibles efectos del Brexit que tendrán un mayor impacto en sus compañías. Por áreas de las mismas, las de Financiero, Fiscalidad, Modelo de negocio, Legal y Cadenas de suministro son las que más podrían verse afectadas.

Aunque está previsto que a lo largo de 2017 comience a articularse la nueva relación de Reino Unido con la UE, no parece probable que en este año lleguen a despejarse todas las incógnitas en torno al acuerdo final. Aun así, un 65% de las empresas españolas con exposición a Reino Unido afirma que han elaborado o elaborará un plan de contingencia para gestionar los potenciales efectos del Brexit y uno de cada cinco (el 19%) cree que este acontecimiento podría generarle alguna oportunidad de negocio.

Acerca de Perspectivas España

Este informe, realizado por KPMG en España desde 2009, recoge la opinión de empresarios y directivos españoles sobre la situación económica actual y sus expectativas a corto y medio plazo. El contenido de este estudio se basa en una encuesta llevada a cabo durante los meses de noviembre y diciembre de 2016 que incluye algunas cuestiones recurrentes de carácter general sobre expectativas económicas y de gestión empresarial y otras especificas en función de la coyuntura.

Por primera vez, esta decimotercera edición se ha realizado con la colaboración de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y sus entidades asociadas. Este número refleja las respuestas de 2.906 presidentes, directores generales, propietarios y consejeros (36%); directivos (52%); y mandos intermedios (11%) de empresas radicadas en España pertenecientes a 22 sectores de actividad económica (Automoción; Banca; Ciencias de la Salud y Sanidad; Construcción e Inmobiliario; Consumo; Distribución; Educación; Electricidad y Gas; Gestión de Activos; Industria; Infraestructuras; Medios de Comunicación; Petróleo; Private Equity; Química; Sector Público; Seguros; Servicios Profesionales; Tecnología y Telecomunicaciones; Transporte; Turismo y Ocio y Otros Servicios) recogidas a través de una encuesta online y entrevistas telefónicas.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad