El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Hablar con Mª Jesús González-Espejo es un fluir de ideas del que casi no da tiempo a tomar notas, manifiesta contantemente un dinamismo en sí mismo inagotable, lleno de experiencias, visiones y deseos. Lo mejor de todo, es ver como sus proyectos se cumplen y, en gran medida, los beneficiaciarios son sus clientes y el sector legal en general, al que le dedica toda su energía. Hoy comparte con nosotros parte de su magia, les invitamos a conocer sus ideas y conocimientos en esta entrevista. 

En noviembre del pasado año interviniste ante la comisión de justicia del senado y explicaste a sus señorías tus ideas sobre cómo mejorar la justicia, ¿podrías explicarnos lo que les contaste?

Así es, acudimos ante la comisión de Justicia para exponerles, en nombre de la Asociación en la que ostento el cargo de Vicepresidenta, la European LegalTech Association, ELTA, que la tecnología puede realmente apoyar la mejora de la Justicia. Allí expusimos nuestra convicción de que muchos de los problemas que hoy padece nuestro sistema legal y nuestra Justicia, tendrían solución imbricando procesos innovadores y la tecnología adecuada. 

Podrías explicarme ¿cuáles son esos retos principales a los que se enfrenta la justicia en España?

Desde mi punto de vista, los retos principales serían:

  • Normas mejores y procesos más eficientes
    • Más participación en su elaboración.
    • Derecho comprensible como obligación: incorporar la experiencia de usuario en el proceso de elaboración de normas.
    • Vigilancia, identificación y corrección en su caso de las que generan el conflicto.
  • Vacios legales fruto de la evolución rapídisima de todo
  • Resolución eficiente de los conflictos
    • Mejoras en juzgados y tribunales
    • Otras formas de resolución de conflictos: Fomento del uso de la mediación, la concilación y el arbitraje
  • Mejorar de la coordinación entre administraciones
    • Herramientas colaborativas: wikis, chatbots, blogs, gestores documentales y del conocimiento
  • Facilitar al ciudadano el ejercicio de sus derechos y promover una Justicia inclusiva
    • Más y mejor información.
    • Revolución 4.0 puede tener como consecuencia aún más brecha en la sociedad.
  • Fortalecer la seguridad jurídica en Internet.
  • Mejorar los servicios de autenticación y firma digital

¿Estáis bien formados los juristas?

Si lo estamos para responder a los retos de la sociedad, la economía y la política de pongamos por ejemplo el año 1980 y no lo estamos para solucionar los de hoy.  Entre las muchas carencias que tenemos estarían la falta de conocimientos en:

  1. Derecho TMT
  2. Legal Tech
  3. Estrategia y gestión de organizaciones

Pero, además nos faltan habilidades como, por ejemplo:

  1. Liderazgo y gestión de equipos
  2. Oratoria, retórica y dialéctica.

Si tuvieras que apostar por unas áreas del derecho con futuro, ¿cuáles serían? ¿te atreves a hacer tu lista de por ejemplo diez?

De nuevo me haces una pregunta complicada, pero voy a atreverme a responderte. Pienso que las 10 áreas con más futuro serían: 

  1. Derechos fundamentales
  2. Cibercriminalidad
  3. Derecho TMC
  4. Defensa de la reputación on line
  5. Derecho del mayor
  6. Derecho biotech, salud, farma. 
  7. Protección de datos
  8. Derecho Propiedad Industrial e Intelectual 
  9. Asesoramiento ante conflictos: mediación, arbitraje y litigios
  10. Derecho del consumo

Y si tuvieras que inventarte 7 profesiones nuevas para juristas ¿cuáles serían?

Ja, ja, ja, esta si que ya es para diez. Vaya preguntas complicadas que has preparado, pero otra vez me atrevo a contestarte, porque hace tiempo que llevo reflexionando sobre ello y puedo vislumbrar algunos perfiles que serán necesarios:

  1. Diseñador de legislación, es decir un profesional que usa el design thinking para ayudar a redactar mejores leyes.
  2. Alimentador de chatbots, es decir el profesional responsable de dotar al chatbot del contenido que busca el usuario que consulta al robot.  
  3. Diseñador de Smart contracts, el profesional responsable de definir el concepto, el modelo detrás de un Smart contract. Es alguien que sabe de contratación, de un negocio y de tecnología blockchain.
  4. Formador en derechos digitales, esto es un profesional experto en la generación de derechos que más importancia va a tener en los próximos 20 años.
  5. Comprador de Legal Tech: un profesional que comprende las necesidades de sus clientes juristas, la oferta de legaltech y es capaz de negociar y cerrar una licencia de uso en las mejores condiciones.
  6. Ingeniero de procesos jurídicos: el responsable de definir procesos con el fin de identificar los automatizables e introducir tecnología cuando convenga.            
  7. Experto en ética y regulación de la IA, esto es el profesional que comprende el marco legal y ético y es capaz de asesorar sobre cómo implantarlo y lograr que se respete su cumplimiento.

¿Están las facultades de derecho y los colegios de abogados haciendo bien su trabajo? ¿forman a los profesionales que se necesitará en el futuro?

Pues te puedo decir que la mayoría lo que están es preocupados. Y te lo digo con alegría, porque lo están porque han tomado consciencia de que no lo están haciendo bien y de que es urgente ponerse la pilas y ofrecer el estudio de otras disciplinas y habilidades como legaltech, design thinking, programación, etc.; así como revisar las materias actuales, reflexionando sobre cómo impactan en ellas las nuevas tecnologías y formar a los alumnos en el manejo de herramientas.   

Háblame ahora de la transformación digital de los despachos y asesorías, ¿cómo la hacen? Y más importante aún, ¿crees que lo están haciendo cómo deben?

Pues con dificultades la mayoría porque no estamos ante una tarea sencilla. Para los grandes despachos, que tienen recursos financieros y de personal suficiente es posible, pero para la mayoría de los despachos españoles, es una gran cuesta arriba.  Los que se lanzan en general lo hacen con mucho sacrificio, sobre todo de tiempo, robándolo a los fines de semana y a las noches o ganando menos para contar con el asesoramiento de un profesional experto, que supla su desconocimiento sobre la materia. Realmente no puedo juzgar si lo hacen bien o mal, creo que simplemente lo hacen como pueden.

Respecto a como se debería hacer, creo que lo primero es hacer un autodiagnóstico, después, hacer un plan y lanzarse sólo cuando se tienen claro los objetivos que deben ser alcanzables y medibles, como, por ejemplo: eliminar el papel del despacho; automatizar contratos o tener un buen sitio web.

Cómo van tus proyectos y de los de tu Instituto, ¿en qué estáis ahora concentrados?

Trabajamos esencialmente en cuatro líneas de servicios: formación, impartiendo talleres DespiertaTech y de transformación digital; información, con el www.comparador-legaltech.com, que es el directorio más completo de tecnología para que los profesionales del Derecho puedan buscar y comparar la herramienta que más se ajuste a sus necesidades.

Además, con el fin de evangelizar sobre la materia, organizamos eventos como el legal design challenge, cuya segunda edición tendrá lugar en octubre, los días 15 y 16 en el CEU S. Pablo de Madrid.

También estamos asesorando a empresas y despachos sobre transformación de negocio. En este momento trabajamos para varias firmas y asesorías internas a las que ayudamos a revisar sus procesos y mejorarlos, innovar y finalmente les ayudamos en la selección e implantación de legaltech.  

Me has comentado que estás formando a los cuadros docentes de las facultades de derecho, ¿porqué haces esto y cómo es esa formación?

Lo hago porque nuestro objetivo es de verdad apoyar la transformación digital del sector y nadie mejor que los profesores de Derecho para lograr este objetivo. De ellos depende la formación de los futuros juristas y ellos son los primeros que deben comprender el impacto de la tecnología en sus disciplinas y en general en el mundo. Cuando impartimos esta formación no sólo

Desde que fundaste en 2016 no has parado de lanzar iniciativas interesantes, ¿podrías resumirme vuestros principales logros?

En la actualidad, han cambiado las necesidades y expectativas de clientes, usuarios y ciudadanos en relación con sus abogados y asesores jurídicos. Nada es como antes y por eso los juristas no pueden seguir trabajando como siempre. Tienen que adaptarse a las nuevas exigencias, formarse en nuevas disciplinas y habilidades y gestionar el cambio en sus organizaciones. El Instituto de Innovación Legal da solución a estos problemas, ayudando a todo tipo de organizaciones del sector jurídico (facultades de Derecho, organismos públicos, despachos de abogados y asesores) a adaptarse a las necesidades de la nueva economía. Nuestros servicios se agrupan en cuatro líneas: formación, información, consultoría y eventos.

Formación: hemos introducido la disciplina del Legal Design Thinking en España a través del LEGAL DESIGN CHALLENGE: un congreso, taller y concurso dirigido a formar a juristas en esta metodología y a promover el Derecho compresible. También hemos dotado a cientos de juristas de conocimientos y competencias digitales con nuestros talleres y cursos sobre innovación, transformación digital, LegalTech, Design Thinking y Community Management, entre otros.

Información: hemos desarrollado el directorio más completo de Legaltech, con más de 300 herramientas que pueden compararse entre sí, el COMPARADOR-LEGALTECH. Es la primera plataforma de habla hispana que ayuda a buscar, comparar y escoger entre cerca de 300 aplicaciones de forma gratuita, lo que le convierte en el más completo buscador de tecnología con componente legal. Incluye herramientas de apoyo al trabajo de los profesionales del Derecho; aplicaciones para hacer la gestión del despacho más eficiente y, también, plataformas y aplicaciones que ofrecen servicios jurídicos online. Se pueden localizar herramientas filtrándolas por: tipología de LegalTech, funcionalidades, tipología de usuarios, áreas del Derecho o coste. El Comparador-Legaltech ha sido creado para que cualquier profesional (abogado, procurador, notario, registrador, juez, etc.) y estudiante de Derecho pueda localizar en un único lugar las LegalTech que necesita, comparándolas entre sí y escogiendo así, la que mejor se adecúa a sus necesidades. 

Además, hemos publicado obras divulgativas sobre innovación y LegalTech, sobre su impacto en el sector o sobre los obstáculos y la metodología para modernizar las organizaciones jurídicas. También hemos desarrollado CONFLICTMAPP, una herramienta de autodiagnóstico que permite a cualquiera analizar en profundidad su conflicto interpersonal y obtener una fotografía inmediata de los aspectos clave del mismo, cómo sus protagonistas, sus intereses y las posibles soluciones y obstáculos para que éstos desaparezcan. Esta herramienta es útil para que cualquier persona resuelva un conflicto, pero también para que empresas, gestores, asesores, abogados, jueces y otros profesionales puedan utilizarla para gestionar los conflictos entre empleados o para ser más eficiente a la hora de recabar la información de sus clientes. 

Consultoría: hemos facilitado la transformación digital de numerosos despachos y asesorías internas ayudando a estas organizaciones a innovar, diseñar e implantar sus estrategias de transformación digital.

Algunos de nuestros clientes han comentado lo siguiente sobre nuestros servicios:

“El Instituto de Innovación Legal me ha confirmado y hecho entender lo que ya intuía: en materia digital no cabe retrasarse y el sector legal ya lo está. Tenemos la oportunidad de no descolgarnos, pero hay que hacerlo ya. En nuestra organización ya estamos implantando procesos en base a los conocimientos adquiridos.”

Eventos y networking: hemos organizado 2 HACKATONES bajo los hashtags #JustiApps y #HackTheJustice, dirigidos a promover el desarrollo la LegalTech para mejorar la Justicia y la gestión de los despachos, así como el acercamiento de juristas y tecnólogos.

Por otro lado, el Instituto de Innovación Legal también organizó 3 Encuentros de Redes Sociales y Community Management en El Sector Legal. Bajo el hashtag #ENCUENTROCMLEGAL iniciamos varios debates sobre el impacto que internet y las redes sociales están teniendo en el sector jurídico y logramos involucrar a algunos de los juristas más relevantes de España.

Hemos organizado más de 15 DEBATES INNOTECH, una serie de eventos con el objetivo principal formar a los asistentes sobre innovación aplicada al campo del Derecho y sobre lo que la LegalTech puede aportarles. 

Finalmente, el Instituto ha apoyado la internacionalización de la LegalTech de habla hispana a través de su pertenencia a ELTA, la Asociación Europea de LegalTech, y de nuestra red de embajadores en Hispanoamérica.

En conclusión, el trabajo del IIL ha ayudado a sus clientes a conseguir una ventaja competitiva y a ofrecer a sus propios clientes un mejor servicio mediante sus formaciones, encuentros, eventos y el desarrollo de LegalTech. Además, este empeño por ayudar a juristas y asesorías en su proceso de transformación digital, nos ha llevado a crecer hasta en un 300% respecto a 2017.

Tú has desarrollado legaltech, háblame de tu experiencia en este campo y de conflictmapp, ¿en qué consiste esta legaltech?

En efecto, se trata de una herramienta de autodiagnóstico que permite a cualquiera analizar en profundidad su conflicto interpersonal y obtener una fotografía inmediata de los aspectos clave del mismo, cómo sus protagonistas, sus intereses y las posibles soluciones y obstáculos para que éstos desaparezcan. Esta herramienta es útil para que cualquier persona resuelva un conflicto, pero también para que empresas, gestores, asesores, abogados, jueces y otros profesionales puedan utilizarla para gestionar los conflictos entre empleados o para ser más eficiente a la hora de recabar la información de sus clientes. 

Los días 21 y 22 de noviembre de este año se celebrará en madrid en ELTACON 2019, el congreso anual de la asociación europea de legaltech de la que tú eres vicepresidenta. Que este acontecimiento se celebre en madrid es gracias a tu tesón, ¿podrías contarnos algo más sobre este congreso?

Así es, recientemente nos han dado la buenísima noticia de que nos hemos traído a Madrid el congreso ELTACON 2019, que es el encuentro anual de la Asociación Europea de LegalTech. Como ya sabéis, ELTA aúna a juristas y tecnólogos y persigue entre otros fines, apoyar la transformación digital de las organizaciones jurídicas y de la Justicia. Conforman actualmente ELTA aproximadamente 400 miembros de todos los países de Europa. El congreso comienza el día 20 con una asamblea de socios, una conferencia magistral de un ponente de prestigio y un cocktail; el día 21 en el CEU, que nos cede amablemente sus instalaciones, tendrá lugar el día fuerte del congreso y al día siguiente también en el CEU organizaremos unas sesiones centradas en experiencias prácticas con legaltech, contada por sus protagonistas.

Esta es la web del congreso: https://europe-legaltech.org/elta-congress-2019/




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad