El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



El objeto que persigue este artículo no es otro que reflexionar sobre los efectos que la efectiva salida de Reino Unido de la Unión Europea, tras conocerse los resultados del referéndum sobre el BREXIT, celebrado el pasado día 23 de junio, puede tener en el colectivo profesional de la abogacía española. 

La propuesta de David Cameron de someter a votación la permanencia o salida de la nación que preside era ya conocida y anunciada desde las elecciones británicas, lo que en ningún caso parecía posible era que los partidarios de la salida del Reino Unido de la Unión fuesen tan grandes, ni que tuviesen la capacidad de lograr mover a tanta gente. Por ello, el resultado de este referéndum ha pillado desprevenidos a casi todos y sus consecuencias para la mayoría de los sectores económicos, nos resultan aún en su mayor parte poco claras.

En primer lugar, creemos que el BREXIT impactará en las decisiones de las firmas de abogados españolas a la hora de establecer oficinas en otras jurisdicciones. Londres ha sido tradicionalmente uno de los grandes centros de la abogacía mundial. Junto a Nueva York, compite como centro de decisión de las mayores firmas de abogados del mundo. Las razones para disfrutar de este beneficio son obvias: Esta ciudad ha sido uno de los principales motores del sector financiero, tal y como muestra su posición de liderazgo en el Global Financial Centers Index 19 (GFCI 19). Factores históricos, así como las interesantes ventajas fiscales que la city ha sabido ofrecer a las empresas del sector y a sus directivos; así como contar con el inglés como idioma oficial, han sido sin duda los pilares sobre los que se ha construido este liderazgo financiero, detrás del que ha venido el liderazgo en el sector legal. Este hecho, no ha pasado desapercibido para la mayoría de las firmas de abogados españolas, como Garrigues, Cuatrecasas, Gómez-Acebo y Pombo o Uría que han escogido Londres como uno de sus primeros destinos de expansión internacional, La cuestión es si seguirá teniendo Londres, tras el Brexit, tanta vis atractiva o surgirán otros destinos más interesantes para fijar sucursales en el exterior. En nuestra opinión está claro que el impacto del Brexit será definitivo, desplazando el interés de nuestros despachos nacionales hacia otros destinos como París, Frankfurt y sobre todo, Bruselas, para abrir sus delegaciones extraterritoriales.

En segundo lugar, el BREXIT impactará en las firmas de abogados del Reino Unido y en sus políticas de expansión internacional. Muchas de estas firmas tienen oficinas en España, normalmente en grandes ciudades como Madrid y Barcelona (por citar a algunas de ellas: Allen&Overy, Ashurts, Clifford Chance, DLA, Herbert Smith, Hogan Lovels, Nicea Eversheds Osborne&Clarke, etc.). Como consecuencia del nuevo panorama jurídico económico auguramos un aumento de los encargos y por ende, de la facturación de estos despachos.

Por otro lado, a medio plazo se producirán importantes cambios en determinados sectores económicos en los que Londres había logrado acaparar un liderazgo que posiblemente ahora perderá en todo o en parte y ello impactará en las carteras de clientes y asuntos de los despachos de abogados de nuestro país. Nos referimos al sector financiero y bancario; al farmacéutico (traslado de la agencia europea del medicamento a otra ciudad), al asegurador o al naviero. Por unas u otras razones, creemos que el peso específico de Londres en todos estos sectores económicos, salvo que se adopten medidas “creativas”, se desplazará hacia otras ciudades, que sepan aprovechar la indudablemente peligrosa decisión adoptada por la mayoría del pueblo británico, de salir de la UE. A modo de ejemplo, en el caso del sector bancario y financiero, estamos seguros de que se van a postular con mucha rapidez otras ciudades, que, por su historia financiera y comercial, así como por su músculo político y económico podrían convertirse en esa opción necesaria de reemplazo. Algunos ejemplos que saltan a la vista son Zúrich, Frankfurt y Ámsterdam, si bien no podemos dejar de lado, las candidaturas de París o Bruselas.

Además, creemos que el BREXIT impactará en la abogacía a la hora de escoger la legislación aplicable y los tribunales o mecanismos alternativos para dirimir conflictos. Y es que los abogados españoles deberán pensarse dos veces si escogen la del Reino Unido y los tribunales de ese país, como se estaba haciendo hasta ahora en muchos casos.

Por otro lado, el impacto jurídico que el BREXIT puede tener en las empresas españolas, con actividad empresarial en el Reino Unido, dará trabajo a muchas firmas de abogados en los próximos meses. Entre otras cuestiones, que con toda seguridad habrá que vigilar por su impacto en las empresas, están: el régimen fiscal, el aduanero (impacto arancelario), el laboral, la protección de datos y el régimen administrativo. En este sentido, se produce una dificultad añadida y es que estas consecuencias no se podrán conocer en su totalidad hasta que finalicen las negociaciones de Londres con la Unión Europea. Por ello, estos despachos tendrán que tener un sistema de vigilancia y alerta a sus clientes durante todo el periodo que dure la negociación, es decir realizar lo que podríamos llamar una “auditorías continuas del impacto del BREXIT” en el negocio de empresas españolas y viceversa.

Otro ámbito que se va a ver muy afectado de manera directa va a ser el del Derecho internacional privado, en especial en lo relativo a la revisión y ejecución de sentencias procedentes de organismos en este caso británicos, o europeos dependiendo de la perspectiva desde la que se mire. Todos los tratados, convenios, así como reglamentos y normativa proyectada por la Unión Europea y que afectan a Reino Unido tendrán que ser renegociados y no dejar desprotegidos a los ciudadanos.

En conclusión, los efectos del BREXIT serán muy relevantes y afectarán tanto a las personas físicas, como a las empresas con intereses de cualquier tipo en el Reino Unido y por extensión a la abogacía que presta servicios a los anteriores. Nuestros despachos se verán obligados a realizar un esfuerzo de grandes dimensiones. La inteligencia de negocio, el lobby y la gestión de proyectos, se convierten en herramientas que tendrán que dominar los despachos de abogados de nuestro país para poder dar apoyo a sus clientes, en los próximos meses. Con independencia de las complejas y posiblemente nefastas consecuencias que en términos generales tendrá el BREXIT para casi todos, generará sin duda, oportunidades de negocio para muchos.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad