El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Alquilar un inmueble puede ser un quebradero de cabeza si tiene la mala suerte de tener un inquilino que no paga el alquiler, realiza ruidos excesivos, provoca destrozos en el inmueble,… Conozca las causas más comunes que pueden provocar la resolución antes de tiempo del contrato de alquiler 

El propietario del inmueble puede dar por finalizado el contrato de arrendamiento antes de tiempo, le detallamos algunos de los motivos más comunes. No son todos, pero como norma general son los más usados por los propietarios para dar por finalizado dicho contrato.

Falta de pago del alquiler

La causa más normal para dar por finalizado un contrato de alquiler hoy en día es la falta de pago del alquiler. También puede darse la situación que dicho inquilino haya realizado el pago de dicha renta mensual en el plazo establecido y por algún error, el propietario del inmueble no la haya recibido. Por ello, lo primero que debemos realizar es reclamar la renta impagada de forma fehaciente y esperar respuesta. En caso de que dicha respuesta no sea satisfactoria o no es acorde a lo pactado en contrato, el arrendador puede iniciar el desahucio por falta de pago.

Impago de la fianza

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que el inquilino se encuentra obligado al pago de la fianza según dicha ley, en el plazo estipulado y en metálico. En caso contrario, el arrendador puede exigir la finalización del contrato por incumplimiento por parte del inquilino. La fianza es para cubrir tanto la obligación de devolver la cosa en el estado en que se recibió y para otros posibles incumplimientos derivados del contrato.

Obras no consentidas

El arrendador puede resolver el contrato con dicho inquilino si se han realizado obras no consentidas en dicho inmueble. Hablamos de obras que precisen la autorización del propietario, ya que no todas las obras necesitan autorización del arrendador para poder ser realizadas. Las más comunes que precisan autorización, son la realización de obras que modifiquen la distribución del inmueble y obras que puedan dañar la estructura o deterioren la resistencia de la misma.

Destino de la vivienda

El arrendador puede dar por finalizado dicho contrato de arrendamiento de dicha vivienda si se realiza alguna actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial o cultural. Y también otra causa es que dicha vivienda deje de ser la residencia habitual del inquilino.

Actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas

Dicha causa es algo compleja ya que cada día nos encontramos con muchas situaciones incómodas tanto para los vecinos de viviendas cercanas y locales de negocio. Una causa más para dar por finalizado el contrato de alquiler es todo lo expuesto, actividades molestas, insalubres, nocivas, ilícitas y peligrosas, son causas más que suficientes para dar por finalizado dicho contrato. El arrendador debe recabar todas las pruebas necesarias que justifiquen dichas actividades.

Finalización del plazo

Todos sabemos que una vez que finaliza el plazo establecido en dicho contrato de alquiler, dicho contrato debería darse por finalizado. El arrendador debe notificar dicha finalización de dicho contrato según los plazos establecidos en la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Siempre se debe realizar dicha notificación de manera fehaciente y recomendable, siempre contando con el asesoramiento y gestión de un abogado.

Igualmente tenemos que saber que la duración del contrato varia debido según la fecha de firma de dicho contrato, ya que dicha ley ha sido modificada en distintas ocasiones y según la fecha de firma, el inquilino puede permanecer más tiempo en la vivienda o local de negocio.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad