El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • Trasladar a las empresas las numerosas ventajas que tiene la mediación es el propósito de la jornada celebrada ayer en la sede de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) en Valencia, como resultado del convenio suscrito recientemente entre el Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) y la CEV. En la apertura, el decano del Colegio de Abogados, Rafael Bonmatí, y el presidente de la CEV, Salvador Navarro, coincidieron en que la mediación es un método completamente recomendable para todo tipo de conflictos y muy especialmente para aquellos en los que las partes deben seguir relacionándose a pesar de las discrepancias existentes, como suele ocurrir en el mundo empresarial.

La diputada quinta y responsable de las áreas de Mediación, Comunicación y Deontología del ICAV, Ángela Coquillat, participó en la mesa redonda sobre las ventajas prácticas de aplicar la mediación en el entorno de las empresas. Coquillat quiso destacar en su intervención la validez de este método resolutivo: “Debemos tener muy presente que el acuerdo al que se llega en la mediación tiene exactamente la misma fuerza ejecutiva que una resolución judicial”. Y además, valoró de manera muy positiva la posibilidad de que en los contratos laborales se establezca siempre una cláusula de sometimiento a la medición para que, antes de recurrir a la vía judicial, las partes intenten un proceso de mediación.

El futuro pasa por la mediación

Coquillat estuvo acompañada por el tesorero y también responsable de las áreas de Mediación y Economía del Colegio de Abogados. Francisco Nemesio aseguró sentirse absolutamente convencido del gran futuro que tiene la mediación como superación positiva de un conflicto: “En España no hay cultura de mediación, pero en 30 años será la opción mayoritaria para resolver los problemas en todos los ámbitos de la sociedad”. Por ello, Nemesio animó a los empresarios a que confíen en este método con tanta tradición en otros países, como Estados Unidos, Reino Unido o Canadá. El tesorero del ICAV también recordó que la mediación siempre debe ser propuesta antes de que el conflicto se judicialice y que es necesario por el bien del proceso que las diferentes partes estén asistidas por abogados: “Las partes deben sentirse seguras, convencidas de que sus abogados trabajarán por ofrecerles el mejor camino. El conflicto no lo creamos los abogados. Nosotros ayudamos a resolverlo”.

La mediación, como salida más inteligente

La jornada finalizó con la charla de la coordinadora del Centro de Mediación (CMICAV), Anna Vall, quien profundizó sobre los conflictos mercantiles y empresariales a través de la exposición de casos prácticos de mediación. Vall destacó que el proceso puede ser “especialmente recomendable” entre empresas, fundaciones y sociedades, en los casos, por ejemplo, de discusiones entre socios, discrepancias en la dirección, malestar en equipos de trabajo o conflictos familiares, entre otros. También habló de la mediación medioambiental, civil y mercantil.

Anna Vall cree que la mediación es la opción más inteligente a la hora de buscar una solución entre varias partes: “Desde la mediación reconocemos la emoción, pero potenciamos, por encima de todo, la inteligencia, porque lo más importante es salvar una empresa”. Vall lleva 20 años dedicada a la mediación y reconoce que ha sido testigo de situaciones “muy complicadas” en empresas familiares, pequeñas, en las que hay muchos valores: “Los mediadores tenemos que lograr que esos valores prevalezcan sobre los contravalores. El conflicto puede producir una bajada de la productividad e, incluso, la disolución de la empresa, y los mediadores, desde luego, podemos evitarlo”.

Leer noticia completa




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad