lawandtrends.com

LawAndTrends



500 carteristas trabajan en la red de metro de Madrid, cometiendo unos 10.000 hurtos al año. En Barcelona, los datos incluso aumentan. Y así, en las principales ciudades españolas o centros turísticos. Estos datos, recogidos en los principales medios de comunicación españoles, nos demuestran que cualquiera puede ser víctima del robo de la cartera o el bolso. 

Cuando la víctima se da cuenta de ese robo del monedero con toda la documentación, las tarjetas de crédito o débito y el dinero en efectivo, se preguntan ¿y ahora qué? 

En reclamador.es vamos a centrarnos en dar respuesta a la incógnita sobre qué hacer cuando te roban -o pierdes- las tarjetas del banco, pues sabemos que es una de las principales preocupaciones de los transeúntes cuando se percatan de la desaparición de su tarjeta de crédito. 

Robo tarjeta crédito: qué hacer

1. Contacta con el banco nada más conocer que has perdido o te han robado la tarjeta

El primer paso: ponerte en contacto con la entidad bancaria. Debes comunicarles la situación y para que procedan a bloquear o anular las tarjetas de crédito y débito en el menor tiempo posible. 

Lo más fácil es llamar a los servicios habilitados por los bancos. Dan servicio las 24 horas del día. Si la entidad financiera no ofreciera un servicio 24 horas y te encontraras fuera del horario de oficina -o no tuvieras una cerca-, también puedes intentar contactar telefónicamente con la empresa emisora (Visa, Mastercard, etcétera). 

Ahora las entidades bancarias también permiten bloquear tarjetas a través de la banca online. Accediendo con tu usuario y contraseña habitual, en el apartado de tarjetas podrás bloquear aquella robada o perdida para que no la puedan usar posteriormente. 

Llegados a este punto, es fundamental que te informes sobre los seguros de tu tarjeta de crédito. Una de las coberturas más habituales es frente a robos, hurtos o clonación de la tarjeta. 

2. Denuncia el robo o pérdida de la tarjeta de crédito (o débito)

Sin más dilación, acude a denunciar los hechos ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Guarda muy bien el justificante que te dan en la Comisaría, pues es posible que lo necesites posteriormente para algunos trámites con la entidad bancaria, principalmente si tras la pérdida o robo de la tarjeta, hacen uso de ella. 

3. Apunta el momento del robo o la pérdida

Pero no solo debes apuntar el día y la hora del robo, también debes tener en cuenta el momento en el que presentaste la correspondiente denuncia. Todo ello será fundamental a la hora de la posible devolución de las cantidades sustraídas de tu cuenta bancaria a través de la tarjeta robada. 

4. Vigila tus movimientos bancarios

Siempre es importante llevar un control periódico de tus cuentas y tarjetas bancarias. Más aún si recientemente has sufrido la pérdida o robo de uno o varios de estos “plásticos”. Si descubres movimientos que tú no has realizado, contacta con tu banco. 

¿Te ha gustado este artículo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NUEVA NEWSLETTER

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad