Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Cuando un trabajador quiere acabar su relación laboral con la empresa, la manera más formal de renunciar a su puesto es a través de una carta de baja voluntaria, es decir, una dimisión. Se trata de una renuncia formal por escrito que cumple con todas las bases legales y será presentada al jefe o al área de recursos humanos.

Si es cierto que todo trabajador puede extinguir su contrato de trabajo voluntariamente, pero para que se realice de forma correcta tiene que ser comunicada con cierta antelación a la fecha efectiva de renuncia. Un preaviso que normalmente suele aparecer plasmado en el contrato de trabajo o en el convenio colectivo, si no fuese así, se entiende que el plazo razonable para comunicar la decisión será de 15 días antes de la fecha. En el caso de que el trabajador sea un funcionario público deberá consultar los procedimientos internos de su organismo para poder llegar a realizar la baja voluntaria.

Si el empleado no quiere acabar de forma definitiva con la empresa donde posee su puesto laboral, sino suspenderlo por un tiempo determinado puede hacerlo. Para ello, el interesado debe adjuntar una solicitud de excedencia voluntaria o una solicitud de excedencia por cuidado de familiares (si cumple con los requisitos necesarios).

¿Qué información debe abarcar la carta de baja voluntaria?

La relación laboral entre el trabajador y la empresa puede acabar en cualquier momento, como hemos explicado anteriormente, siempre y cuando cumpla con el contrato laboral, el convenio colectivo y lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores.

Además, los motivos por los cuales se ha tomado la decisión no será necesario citarlos en la carta de baja, siendo un desistimiento libre. En dicha carta deben aparecer los datos del trabajador, los datos de la empresa, la fecha de la comunicación y la fecha de efectividad de la baja voluntaria.

Por último, deben hacerse dos copias del documento, una de ellas para el trabajador y otra para el jefe. Ambas deberán ir firmadas por ambas partes además de señalar la fecha de entrega para dar constancia de que la carta se entregó en el plazo estimado.

¿Qué pasa si no se respetan las condiciones de baja voluntaria?

Si el trabajador no cumpliera con el plazo de preaviso legal la baja se llevaría a cabo igualmente, pero tendría la obligación de indemnizar los daños y perjuicios que esta situación haya podido causar en su lugar de trabajo, se le podría descontar los días de salario por el tiempo no preavisado o aplicarle la penalización que viniese recogida en el convenio colectivo.

Al mismo tiempo, si el contrato laboral citaba algún pacto de permanecía en la empresa o de formación que se le había ofrecido y el empleado dimite antes de dicho plazo tendrá que indemnizar los daños causados si la empresa se lo reclama.

Siempre existe la posibilidad de poder retractarse de la dimisión, para ello el trabajador tendrá que comunicarlo dentro del plazo de preaviso.

¿Tengo derecho a paro por baja voluntaria?

Al decidir finalizar tu relación laboral de forma voluntaria hay que saber que no se tiene derecho a la prestación por desempleo o algún tipo de indemnización, ya que la decisión de quedarse en paro ha sido por deseo propio de la persona y no por un despido de la compañía.

Sin embargo, la empresa debe abonar de forma íntegra el finiquito al trabajador. Este pago tiene que contener todas las cantidades que se deban hasta el último día de prestación de servicios, es decir, salario, vacaciones pendientes de disfrutar, la parte proporcional a las pagas extras, si se han realizado horas extras y cualquier plus que se haya firmado en el contrato.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad