Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



  • El decano José María Alonso destaca las virtudes del teletrabajo como herramienta para frenar la expansión del virus pero también “como arma de conciliación” 
  • La presidenta del Senado, Pilar Llop, reclama un cambio de paradigma en el liderazgo hacia un modelo más empático y menos jerárquico 

La Sala Europa del Senado ha sido sede esta mañana del acto inaugural de la VIII Cumbre de Mujeres Juristas, organizada por la Comisión de Igualdad, Diversidad e Inclusión del ICAM, y patrocinada por el Banco Santander. Una cita ya tradicional para la abogacía madrileña que, en esta ocasión, reflexiona sobre la violencia contra las mujeres en situaciones de crisis. 

En una edición especial, retransmitida por streaming como consecuencia de la pandemia, el acto ha contado con las palabras de bienvenida de la presidenta del Senado, Pilar Llop; del decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso; y de la presidenta de la Comisión Delegada de Igualdad, Diversidad e Inclusión y diputada de la Junta de Gobierno del ICAM, Ángela Cerrillos.  

“Esta Cumbre versa sobre la violencia contra las mujeres y es que, a las mujeres, aunque somos muy fuertes, nos violan y nos matan por el hecho de ser mujeres en lugares en los que la convivencia de los asesinos con las autoridades no nos da protección”, explicaba contundente Cerrillos antes de nombrar el resto de temas que serán abordados durante las sesiones de trabajo.  

En sus palabras de bienvenida, la diputada del ICAM se ha referido a cómo en esta edición online “hemos sustituido el abrazo por la tecnología”, y aunque “estamos añorando la posibilidad del encuentro presencial entre compañeras”, se ha mostrado optimista con la posibilidad que ofrecen las nuevas tecnologías de llegar a más gente.  

Tras agradecer al Senado y su presidenta por acoger este evento, el decano José María Alonso ha recordado que la Cumbre está pensada para “seguir peleando cada día más por una sociedad igualitaria”, un objetivo “indiscutiblemente legítimo e irrenunciable para todos y para todas como ciudadanos y como profesionales”. 

En momentos tan difíciles como los que estamos viviendo a causa de la pandemia, Alonso ha insistido en que es fundamental “la unión de mentes brillantes, sea cual sea su sexo” y ha destacado la importancia de que las mujeres juristas, cada vez con mayor presencia en todos los estamentos jurídicos, desempeñen un papel protagonista en el impulso de la sociedad para la salida de la crisis.  

El decano también ha tenido unas palabras de ánimo para la abogacía en esta situación que “indudablemente es catastrófica a corto plazo” pero de la que debemos “sacar enseñanzas de lo positivo y aprovechar las oportunidades” y ha puesto en valor la “llegada real de las nuevas tecnologías” y del teletrabajo como herramienta para frenar la expansión del virus pero también “como arma de conciliación”. “Tenemos que apostar por el teletrabajo y aprovecharlo en pro de la figura desfavorecida en conciliación, que es la mujer”, señalaba.  

Durante su discurso, Alonso se ha referido al pionero plan de igualdad que aprobó el Colegio de Abogados de Madrid en 2019 y en el que se han introducido temas fundamentales como el uso de lenguaje inclusivo, la modificación de la denominación del propio ICAM o la incorporación de la perspectiva de género en los cursos formativos.  

Finalmente, el decano ha asegurado que desde la corporación madrileña se seguirá “impulsando este motor de desarrollo que es la igualdad”. 

Por su parte, la presidenta del Senado ha recordado que “ninguna mujer es inmune a las violencias machistas”, por lo que resulta fundamental el desarrollo de eventos como este que “reúnen a mujeres juristas para abordar cómo estas violencias se agudizan en las situaciones de crisis como las que estamos viviendo en estos momentos”. Para Llop, la solución pasa por “deconstruir” el problema para “llegar a la raíz y erradicar la violencia”. 

Haciendo referencia a la situación provocada por la COVID-19, Pilar Llop ha lamentado que se esté “perdiendo una gran cantidad de talento femenino” como consecuencia del confinamiento y de la enfermedad, que han vuelto a situar a la mujer en el punto de vista de los cuidados.   

Si bien “no va a parar nuestro país ni nuestra democracia”,  en su opinión la actual crisis sanitaria está poniendo de relieve la necesidad de impulsar un cambio de paradigma en el liderazgo. “Tiene que haber un liderazgo feminista dirigido por hombres y mujeres, menos jerárquico, un liderazgo horizontal”, ha reclamado, asegurando que las mujeres “no solo estamos llamadas a liderar sino que queremos hacerlo y no vamos a pedir permiso para entrar en los espacios de poder que por justicia nos corresponden”. 

Conferencia Inaugural 

A continuación, ha comenzado la Conferencia Inaugural de la Cumbre a cargo de la abogada mexicana defensora de los DDHH Andrea Medina. Grabada desde la Embajada de España en México y presentada por el embajador Juan López-Dóriga Pérez y por el periodista del diario El País México Luis Pablo Beauregard, la abogada ha centrado su exposición en los orígenes y consecuencias jurídicas de la conceptualización del término «feminicidio», que no solo abarca la violencia y el daño ejercido contra las mujeres sino que también reflexiona sobre la responsabilidad que el Estado y la comunidad tienen como legitimadores de este tipo de violencia. Este punto es crucial para la mexicana ya que, según ha explicado, “casi un 98% de los casos de violencia contra las mujeres que se denuncian en México quedan en la impunidad”.  




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad