Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



Cada vez son más las personas que utilizan tarjetas de crédito. Ya sea para retirar dinero de los cajeros automáticos, o para pagar bienes y servicios de consumo. De hecho, en 2016, el pago con tarjeta superó por primera vez al uso de efectivo en los comercios. No obstante, lo que muchas de ellas no saben, es que las ventajas de estos plásticos van más allá que las de abonar de forma aplazada el importe de una compra. Por lo general, las tarjetas de crédito, ofrecen la posibilidad de disfrutar de una serie de servicios añadidos que se incluyen en el producto desde el momento de su firma. Entre estas ventajas, se incluyen toda una serie de seguros gratuitos vinculados que, llegado el momento, pueden resultar de gran utilidad para el usuario. Accidentes en el extranjero, cancelaciones y anulaciones de un viaje, o compras fraudulentas, son algunos ejemplos de ello.

 

A continuación, y para que le saques el máximo partido a tus tarjetas de crédito, vamos a contarte qué seguros pueden incluir y qué coberturas ofrecen. ¡Vamos!

¿Cómo son los seguros de las tarjetas de crédito?

Habitualmente, los seguros que se incluyen en las tarjetas de crédito, no presentan un coste añadido. Éste se encuentra incluido dentro de los gastos que la propia tarjeta genera. No obstante, las coberturas de cada una de ellas sí variará en función del producto que se haya contratado y de la entidad bancaria a la que pertenezca el mismo. Así, las tarjetas más comunes tendrán un menor volumen de seguros o coberturas. Y aquellas que formen parte de un producto más exclusivo, presentarán un mayor número de ventajas.

Con todo, e independientemente del tipo de tarjeta contratada, los seguros que se incluyan en ella deberán aparecer reflejados en las condiciones particulares del contrato.

 

Coberturas más habituales de los seguros de las tarjetas de crédito

Como te hemos dicho, no hay que pensar que todas las tarjetas de crédito ofrecen el mismo nivel de seguros. Las diferencias entre unas y otras quedarán establecidas en la propuesta de cada entidad financiera. No obstante, las coberturas más habituales incluidas en este tipo de productos, hacen referencia a robos o extravíos, accidentes y viajes.

Con todo, las coberturas más habituales incluidas en las tarjetas de crédito son:

Cobertura de vida o fallecimiento

Este tipo de cobertura está presente en la mayoría de las tarjetas de crédito, con el titular como asegurado, y con la función principal de proteger el posible crédito dispuesto en el saldo de la tarjeta en caso de fallecimiento. Además, también se presenta como un seguro de protección familiar con indemnizaciones más elevadas en algunos casos. La póliza de este seguro se mantendrá vigente mientras se conserve la titularidad de la tarjeta. De este modo, si esta persona fallece, sus familiares reciben una indemnización que se establece en el propio contrato de seguro.

Coberturas y seguros de viaje

  • Cobertura de viaje: Este seguro puede asociarse a los reembolsos o bonificaciones en caso de retrasos o cancelaciones de un vuelo, el extravío o deterioro del equipaje, y/o la anulación de un viaje. Eso sí, para poder disfrutar de este tipo de seguro, será necesario que se haya utilizado la tarjeta de crédito para pagar el importe del viaje en cuestión. Además, te aconsejamos que, en caso de tener interés por este tipo de póliza, te informes también sobre un seguro de viaje tradicional. Puede que sea más completo y útil para tu caso. Recuerda que no siempre estos seguros cubren todos los imprevistos que puedan surgir.
  • Seguros de viaje: Son pólizas similares a la anterior, y se destinan habitualmente a cubrir accidentes y enfermedades del titular, incluyendo cónyuge y descendientes. Asimismo pueden cubrir gastos de emergencia o traslados médicos. En este caso se trata de un seguro que generalmente habrá que añadir, ya que por defecto sólo se encuentra en las tarjetas de crédito de mayor nivel.

Seguros contra robos, fraudes y duplicados de tarjetas de crédito

Se trata de otro de los seguros más requeridos por los usuarios. Las tarjetas de crédito son uno de los productos bancarios que más problemas fraudulentos conllevan en su uso diario. Es por esto por lo que, la mayoría de las entidades, incluyen seguros relacionados con el robo y fraude de las tarjetas de crédito. Este tipo de seguros cubre los cargos que se realicen en la cuenta del titular sin su permiso. Así como la posible clonación de las tarjetas.

Seguros de protección de compra

Los seguros de protección de compra han ido ganando terreno en los últimos años. Cubren aquellos inconvenientes que puedan surgir durante la compra de productos con la tarjeta de crédito. Por ejemplo, que se cobre dos veces un producto cuando se adquiere online. O que el pedido realizado nunca llegue al destinatario.

 

¿Cómo puedo saber qué coberturas incluye mi tarjeta de crédito?

Normalmente, los usuarios de tarjetas de crédito, desconocen la mayoría de los seguros o ventajas que éstas ofrecen. En cualquier caso, para conocer las coberturas que incluyen tus tarjetas, te recomendamos que, antes de contratarlas, prestes atención al contrato que vas a firmar. En él, deben incluirse los seguros vinculados (en caso de que los tenga) y sus coberturas.

¿Qué no cubren los seguros asociados a las tarjetas?

Por norma general, los seguros de las tarjetas no incluyen responsabilidad civil. Ya sea por accidentes de tráfico u otros motivos. Tampoco siniestros ocurridos antes de la contratación de la tarjeta. Además, quedarán excluidos también aquellos incidentes ocurridos bajo los efectos del alcohol, las drogas o algún tipo de estupefaciente. Así como los daños provocados por suicidios o tentativas. O las pérdidas de equipaje o cancelación de vuelos cuando el viaje no se haya contratado con la propia tarjeta de crédito.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad