Bussola Ruth Benito Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



No era difícil intuir que el núcleo de los ciberdelitos cometidos entre personas iba a ser con motivos sentimentales y de ruptura de parejas. Las relaciones de pareja son el contexto que predomina en la mayoría de los accesos ilícitos a cuentas de correo, dispositivos y ordenadores ajenos, redes sociales y cuentas bancarias de la víctima.

No obstante, no sólo podríamos estar hablando de un delito informático, sino que estos hechos en la mayoría de casos conllevan a la comisión de otros delitos como la vulneración de intimidad y revelación de secretos.

Es muy recomendable que cualquier persona que se encuentre en un procedimiento de separación o divorcio, ya sea amistoso o contencioso (por vía judicial), que se abstenga de intentar “curiosear” las cuentas, correos y redes sociales del otro, porque todo puede girarse en su contra. Además, las informaciones por comprometidas y reprochables que sean, si se obtienen de forma ilícita y vulnerando como es en estos casos el derecho fundamental y constitucional a la intimidad, no servirán de nada y no podrán aportarse como prueba en juicio.

“Una persona en una ruptura muy complicada que pide a un hacker o especialista informático que consiga las conversaciones de WhatsApp de su exnovio/pareja.” – No sólo se comete un delito informático, sino que lleva aparejada la vulneración del derecho fundamental a la intimidad (no sólo de la víctima, sino de las personas con las que habla), y en su caso según se utilice la información obtenida, puede cometerse un delito de revelación de secretos.

Las mujeres son las más perjudicadas por este tipo de delitos

Las víctimas en la mayoría de los casos son mujeres que tienen parejas desconfiadas o que temen que se les esté engañando con otro hombre. En el caso de rupturas conflictivas también suele ser mayormente el hombre quien intenta entrometerse en la esfera privada de su ex/pareja, ya sea por sus conocimientos y manejo informáticos (algo superiores en la mayoría de casos a los de la mujer), o bien porque piensan que serán los que más pierdan con la ruptura y por eso intentan buscar otras vías de “protegerse”. El principal inconveniente en el caso de que ilícitamente se consiga información o se obtengan datos que puedan parecer “ventajosos” para el agresor, no podrá utilizarlos de forma lícita en un procedimiento judicial.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad