El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • El suceso tuvo lugar el 23 de abril de 2018 cuando la víctima acudió a una entrevista de trabajo en el restaurante propiedad del acusado situado en la localidad de Cuarte de Huerva

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a un hombre a 10 años de prisión, con la agravante de reincidencia, por un delito de violación. Los hechos, objeto de esta causa, ocurrieron el 23 de abril de 2018 cuando la víctima acudió a una entrevista de trabajo en el restaurante propiedad del acusado situado en Cuarte de Huerva (Zaragoza). Como responsabilidad civil el tribunal obliga al acusado a indemnizar a la joven con 12 mil euros más los intereses legales, y le prohíbe comunicarse y acercarse a ella durante 15 años. Le impone también una medida de libertad vigilada durante 10 años, medida que se hará efectiva una vez haya cumplido la pena privativa de libertad impuesta.

En su sentencia, los magistrados de la Audiencia aplican al acusado la agravante por reincidencia por sus antecedentes penales al haber sido condenado, anteriormente, por el juzgado de lo Penal número 6 de Zaragoza. Sobre los hechos puestos de manifiesto durante el juicio afirman los magistrados que “la declaración de la víctima es clara, persistente en el tiempo y sin contradicción alguna, sin que se advierta motivo espurio alguno” y entienden “sin ningún género de dudas” que se trata de una violación por la negativa, en todo momento, de la víctima a tener acceso carnal y por las pruebas presentadas, principalmente las genéticas, que “indubitadamente corresponden a la víctima y al acusado”.

El juzgado de lo Penal número 6 de Zaragoza condenó Gustavo, (ahora condenado por la Audiencia de Zaragoza) por unos hechos cometidos en julio de 2015 a penas de 2 años y 5 meses de prisión como autor de dos delitos: uno de abuso sexual (2 años de cárcel) y un delito de acoso sexual (5 meses). En el momento del juicio Gustavo reconoció los hechos, aceptó la sentencia de conformidad y acreditó haber indemnizado a las víctimas con 5.000 euros por la responsabilidad civil. Por estas circunstancias y el hecho de no tener antecedentes penales, según establece la ley, se le suspendió la pena de prisión con la condición de no volver a delinquir durante el tiempo de la condena impuesta. La sentencia dictada por el juzgado adquirió firmeza con fecha 18 de octubre de 2017.

Posteriormente, con fecha 16 de julio de 2019, el juzgado de lo Penal nº 6 revocó la suspensión de la pena al tener conocimiento de que el condenado había cometido un delito por el que había sido condeno por el juzgado penal nº8 de Zaragoza. En la actualidad Gustavo se encuentra en prisión cumpliendo condena por los delitos por los que fue condenado por el juzgado Penal nº 6 de Zaragoza.

Contra la sentencia dictada por la Sección I de la Audiencia de Zaragoza cabe recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, recurso que habrá de presentarse en los próximos diez días




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad