El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • La obra que cuenta con las aportaciones de los grandes expertos del sector sobre novedades legislativas o jurisprudenciales y el análisis de las tendencias que llegan a esta práctica extrajudicial

Dar cuenta de las nuevas tendencias en el sector y comentar las novedades legislativas es el objetivo del Anuario de Arbitraje editado por  Civitas, y que al igual que hacen sus homólogos en EEUU, Reino Unido y otros países europeos pretenden ser punto de referencia dentro del sector. La obra coordinada por el abogado y árbitro Gonzalo Jiménez Blanco, Head of Spain de Ashurt, quien ya presentó hace un mes otro libro “55 lecciones de arbitraje”, como recopilación de sus artículos en “El Confidencial”, estará a la venta en los próximos días.

Se ha previsto una presentación al sector en la sede de CIMA, Corte de Arbitraje Civil y Mercantil en los próximos días. Una nueva publicación que llega a un sector en el que faltan referencias bibliográficas propias. En este sentido este Anuario pretende posicionarse junto a la Spanish Arbitration Review, publicación trimestral del Club Español del Arbitraje, entidad que ha sido uno de los motores del desarrollo de la práctica arbitral en nuestro país.

“55 lecciones de arbitraje”

Nuestro interlocutor es un fervoroso defensor del arbitraje. Arbitro de las principales entidades nacionales e internacionales, Gonzalo Jiménez dispone ya de su web personal y de un app también relacionado con el mundo arbitral. Sus acertados artículos sobre este método extrajudicial en “El Confidencial” han hecho que esa sección sea una de las más leídas de dicha publicación digital. De ese trabajo surgió “55 lecciones de arbitraje “, editado por Aranzadi y que fue presentado en Fundación FIDE ante la plana mayor de expertos del sector. Ahora, el trabajo ha sido diferente, Jiménez Blanco lo que ha hecho es coordinar una obra en la que participan muchos de los expertos en activo más reputados del mundo arbitral nacional. Podemos citar a José María Alonso, socio director de Baker & Mckenzie, David Arias y José Antonio Caínzos, presidentes del Club Español del Arbitraje, Antonio Hierro, muchos años responsable de la práctica arbitral en Cuatrecasas, hoy con despacho propio y otros destacados expertos, junto con el propio letrado con el que conversamos que aparecen en directorios como Chambers como referencias de esta práctica.

“He hecho una sencilla búsqueda por Internet y he encontrado muchos anuarios de arbitraje en diferentes lenguas y países: es muy conocido el Arbitration’s Yearbook: Commercial Arbitration del International Council for Commercial Arbitration, que aborda desde una perspectiva global los temas más relevantes del año en materia de arbitraje comercial internacional. Debemos citar el  Arbitration Yearbook de Baker and Mackenzie, que aborda la cuestión desde una perspectiva multijurisdictional. Podemos también citar el ya clásico AAA Yearbook on Arbitration and the Law , publicado por la  American Arbitration Association, que se centra sobre todo en el arbitraje en Estados Unidos. Y algunos otros anuarios de otras jurisdicciones, como en Europa el Austrian Yearbook on International Arbitration, el Croatian Arbitration Yearbook , o el Czech and Central European Yearbook of Arbitration , en Sudamérica el Anuario Peruano de Arbitraje, o en Asia el Arbitration Yearbook editado por el CIETAC y  la CMAC”, comenta

Temática variada y de actualidad

Sobre la temática del anuario, su autor y coordinador señala que “ esta publicación ha valido para que se aborden “algunos de los temas que se han discutido o se han visto durante el año que se acaba de terminar: se plantea la cuestión del cambio extraordinario de circunstancias y una decisión arbitral a la luz de la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre la cláusula rebus sic stantibus, la figura del Third Party Funding, más común fuera de España, el ejercicio abusivo de la acción de anulación del laudo, las tendencias del arbitraje comercial en Europa, la importante aportación que puede representar para España el llamado Centro Iberoamericano de Arbitraje, la figura tan en boga en todos los reglamentos del árbitro de emergencia, la necesaria participación de todos los árbitros de un asunto, que es exigencia del principio de colegialidad, por citar algunos temas destacables”, resalta.

Le preguntamos a este reputado jurista cuál es el estado de salud de la práctica arbitral en estos momentos “Es posible que el arbitraje internacional tenga mejor prensa que nuestro arbitraje doméstico, pero hay que darse cuenta que hablamos de una realidad que en comercio internacional u operaciones de gran calado es incontestable su utilización”; apunta. Desde su punto de vista aun las empresas españolas no tienen la confianza suficiente para convertir el arbitraje en su método de resolución de conflictos “sin embargo creo que la evolución es buena. Se ve en el número de árbitros que se ha incrementado y en la proliferación de entidades arbitrales”; señala. Y avanza que el arbitraje es como la democracia “el menos malo de los sistemas que hay para resolver conflictos. El arbitraje es posible que tenga problemas como también los sufre la via judicial, no nos olvidemos. Normalmente el propio árbitro es especialista en determinados asuntos, conoce bien determinados sectores y eso se nota en la calidad de sus laudos”, aclara.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad