marketingnize Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Aumento de pecho, liposucción y abdominoplastia, estas son las tres intervenciones de cirugía estética más demandadas en España, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Y casi el 17% de las intervenciones de cirugía estética que se realizan en nuestro país son para corregir intervenciones anteriores, según datos de la misma entidad informa. Esta cifra tan destacada nos hace estudiar cuáles son los problemas más habituales que se derivan de una intervención de cirugía plástica. Si quieres conocerlos… ¡Sigue leyendo!

Infecciones

Toda intervención quirúrgica conlleva un riesgo. Pese a que la cirugía plástica pueda ser considera como una intervención con menor riesgo que otras, lo cierto es que debes tener siempre en cuenta lo expuesto aquí. Entre los riesgos de cualquier operación están las infecciones, bien sea por un mal cuidado del paciente tras la intervención quirúrgica, bien por alguna bacteria del propio quirófano o centro médico y que complica las horas posteriores a la operación.

Problemas con la anestesia

Lo más habitual es que las operaciones de cirugía estética se realicen con anestesia local, no general. Este tipo de anestesia tiene como principal ventaja la rapidez de recuperación del paciente y aunque los riesgos son menores que con la anestesia general, siempre puede ocurrir algún contratiempo, por ejemplo que se exceda la dosis o alguna reacción alérgica a la misma.

Cicatrices

No son pocas las personas que se someten a una intervención de este tipo para eliminar o disimular determinadas cicatrices. En otros casos, son las propias cirugías las que dejan una cicatriz muy grande o en un lugar muy visible. Esta cicatriz impide que el resultado de la operación sea el esperado.

Asimetría

Entre los problemas más frecuentes de la cirugía estética encontramos la asimetría, es decir, uniformidades. Se trata este de un perjuicio estético del paciente, pues no solo no ha mejorado la apariencia estética tras la operación, sino que ha empeorado.  

No conseguir el resultado deseado

Este tipo de tratamiento es de los denominados satisfactivos, es decir, que se realizan para conseguir un resultado concreto, no por una necesidad de salud.

¿Se puede reclamar un tratamiento estético?

En muchas ocasiones esos problemas se solucionan sin mayores complicaciones con el paso de los días. Si esto no es así, si tras una intervención de cirugía plástica, no obtienes los resultados acordados o bien sufres algún problema postoperatorio, podría haberse producido un negligencias médica. En este caso, sería posible reclamar, siempre de la mano de un abogado experto.

Como te contábamos, se trata de tratamientos satisfactivos, por lo que podrás reclamar si no se consigue el resultado deseado, a no ser que te hubieran informado expresamente de que el resultado no está asegurado.

En nuestro post “¿se puede reclamar una intervención de cirugía estética?” explicamos qué daños se pueden reclamar. Entre ellos, el perjuicio estético, anatómico funcional y psicológico.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad