El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Cada vez es mayor la tendencia de muchos extranjeros que, enamorados de nuestro país, ven en España la oportunidad óptima para comprar una segunda residencia, o bien una propiedad a modo de inversión inmobiliaria. Y es que en los últimos años España se ha puesto de moda para nacionales de países como Inglaterra, Alemania, Rusia y China. Por ello, resulta indispensable tener claro qué requisitos legales ha de cumplir el comprador y qué obligaciones adquiere una vez sea propietario de un inmueble situado en territorio español. 

La abogada de ARAG, Luciana Torrents, explica que “el extranjero que quiera adquirir cualquier inmueble en España deberá, en primer lugar, obtener un número de NIE (Número de Identificación de Extranjeros), que servirá para identificarlo, siendo dicho número personal, único y exclusivo”. La obtención del NIE es un trámite sencillo que ha de realizar el propio extranjero de forma personal o a través de representante y que puede tramitarse estando ya en España o bien en las Representaciones Diplomáticas u Oficinas Consulares españolas ubicadas en el país de residencia del solicitante.

Es importante tener en cuenta que la obtención del NIE no determina per se la concesión de ningún tipo de residencia legal en España. En este sentido, el extranjero que quiera obtener la tarjeta de residencia deberá iniciar los trámites oportunos según su situación particular. 

Si bien en España es posible formalizar la compraventa por contrato privado entre particulares, para mayor seguridad es aconsejable realizar la inscripción de la misma en escritura pública ante notario.

Cuando la propiedad que se adquiere es de segunda mano, el nuevo propietario deberá liquidar por una única vez el Impuesto de Trasmisiones Patrimoniales (cuyo tipo vendrá determinado por cada Comunidad Autónoma y ronda entre el 6% y el 10% del valor de la propiedad adquirida). Si se trata de una vivienda de obra nueva el impuesto que el comprador deberá asumir será el Impuesto de Valor AñadidoIVA- (que será un 10% del precio de la vivienda).

También se ha de liquidar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Este es un tributo que se genera por firmar en el notario e inscribirse en el registro la compraventa. Si bien el tipo aplicable vendrá determinado por cada Comunidad Autónoma,  en términos generales estaría entre el 0,5% y el 1,5% del importe.

A su vez, como todo propietario, el extranjero cada año deberá pagar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Por último, se ha de tener en cuenta que si el ciudadano extranjero decide residir más de 6 meses al año en España será considerado como resiente habitual y por tanto deberá  tributar como tal, presentando el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en lugar del Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

Así pues, si eres extranjero y estás pensando en comprar una vivienda en España es importante que tengas en cuenta los requisitos y las obligaciones derivadas de dicha operación para no encontrarte con sorpresas que amarguen esta inversión.

¿Te ha gustado este artículo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NUEVA NEWSLETTER

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

 



Comentarios

  1. francisco

    Si , es cierto lo que dice, pero me gustarian que explicaran el tema fiscal y sobre todo la entrada del dinero en españa. No quiero polemizar ,solo pedir mas datos , pues en el titulo cuando lo he leido pensaba que me darian mas informacion, de todos los requisitos... Me gusta la web y leo con interes todas las noticias.. Un saludo

Ver comentarios anteriores

Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad