El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



Aunque en materia laboral el 2020 no ha significado un año cargado de buenas noticias para muchos, quienes siguen acudiendo a su puesto de trabajo llegada la Navidad esperan recibir la satisfacción de llevar a casa la tradicional Cesta de Navidad entregada por las empresas.

No obstante, multitud de ellas ya han manifestado su intención de reducir gastos acabando con algo que se ha convertido en costumbre cada mes de diciembre. Como consecuencia de la crisis sanitaria y económica producida por el COVID19, los empresarios se han visto obligados a tomar decisiones tajantes, entre ellas suprimir la entrega de tan ansiado obsequio.

Pero, ¿es legal privar al trabajador de su cesta de Navidad? Por lo general, existe el derecho a recibir este regalo a final de cada año. No obstante, no hay que confundir esto con una obligación real de que la empresa lo reparta, y es que lo que sucede es una adquisición de derechos por los trabajadores debido a la reiteración en el tiempo de la entrega de un bien, en este caso la cesta de Navidad.

Es decir, si la empresa normalmente la reparte, sus trabajadores consolidarán la entrega de la misma como un derecho, el cual se puede suspender por tiempo determinado y siempre con causas justificadas (normalmente económicas).

La cesta de Navidad como derecho

De acuerdo con la sentencia dictada por la sala cuarta del Tribunal Supremo en noviembre de 2019, la cesta de Navidad aparece como un derecho del trabajador. Aunque no puede considerarse con carácter general, el alto tribunal establece que la entrega de dicho obsequio se entenderá como un aspecto más del contrato.

Concretamente, en su fallo se refiere a este hecho como ‘condición beneficiosa’, la cual puede entenderse como cualquier otra cláusula establecida entre el trabajador y el empresario a la hora de pactar un contrato.

De esta forma, se entiende que la entrega de la cesta de Navidad será un aspecto más de la conducta de la empresa, aunque cualquiera de estos argumentos se viene abajo cuando enmarcamos la situación en un año como 2020, donde los ERTE se han convertido en los principales protagonistas de la situación laboral.

¿Tengo derecho a recibir una cesta de Navidad estando en ERTE?

La crisis sanitaria por la que pasa la sociedad podría considerarse motivo más que justificado para reducir gastos, más aún para aquellos negocios que cuentan con trabajadores en ERTE.

Esta situación puede llevar a pensar a que los empresarios carecen de la obligación de entregar a sus trabajadores una Cesta de Navidad, aunque nada más lejos, ya que a pesar de que su contrato aparece suspendido, continúa perteneciendo a la empresa.

Podríamos añadir que no se puede entender como procedente el hecho de que una empresa opte por entregar cesta sólo a los trabajadores que tenga en alta, pues estaría dejando en una situación de trato desigual a los que tiene en ERTE.

Así, hemos de recordar que, en caso de que la empresa no pueda hacer frente a dicho desembolso, o le suponga un perjuicio excesivo teniendo en cuenta su situación económica, podrá suspender la entrega para todos, pero por tiempo determinado, es decir, durante el año que, de forma justificada, sea incapaz de entregar las cestas de Navidad.


lawandtrends.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad