Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurídicos

LawAndTrends



Hay un dicho que dice, “Si quieres que algo se haga pídeselo a la persona que esté más ocupada de la sala”. Muchos puede que nos hayamos sentido esa persona alguna que otra vez o también culpables o envidiosos por no serlo.  

Como abogados, de nosotros se espera que quememos la vela por ambos lados. Los abogados exitosos no solo hacen su trabajo y gestionan sus casos sino que también son activos dentro del gremio y de la comunidad. Todos sabemos que la llave para traer nuevos negocios son los contactos y la visibilidad.

 

Desafortunadamente, el precio de ese éxito es a menudo quemarse profesionalmente, estrés, ansiedad y depresión.

Estar dispuesto a decir siempre SI puede tener un ALTO COSTE

De todos los comportamientos sin sentido y destructivos a los que un abogado se puede enganchar éste es uno de los más peligrosos. Uno de los principales motivos por los que una persona se convierte en abogado es poder servir y ayudar a otros. Por eso cuando nos piden unirnos a una organización, comité, asistir a una reunión la respuesta inmediata suele ser SI.

De esta manera no es raro entrar en una dinámica de jornadas laborales de 10 a 12 horas en el despacho seguidas de horas durante la noche y fines de semana de reuniones.

Pronto cada minuto de tus días, semanas y meses estará ocupada. Y serás la persona más ocupada de la sala y te sentirás miserable.

Seguramente todos conoceremos compañeros fallecidos de forma inesperada. Y quizás, y aunque nunca quede claro, una afección cardiaca o incluso sospechas de suicidio pueden estar detrás de las causas de esos decesos.

Si. Casi todos hemos tenido envidia de las personas que no dan abasto con la cantidad de trabajo y de estrés que tienen pero cuando pensemos en estas cosas puede que sea la última vez que tengamos envidia de las personas más ocupadas de la sala.

Haz hueco para el ocio

Puede que nunca sepamos porqué esas personas decidieron llevar la vida que les llevó a una muerte inesperada y prematura. Pero si ves un futuro que no quieres, sobrepasado de trabajo, infeliz y quemado piensa si tienes este tipo de comportamientos.

  • Dices SI cuando en realidad querrías decir NO.
  • Pones tiempo y energía cuando ya no tienes ninguna de las dos cosas.
  • Tienes toda tu vida repleta de obligaciones sin apenas tiempo para la diversión.

Puede que estés todavía en proceso de sacar tiempo para tu vida personal y el ocio pero comenzarás a lograrlo cuando aprendas a decir no.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad