Argo Asociados Galicia Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Elegir universidad no es fácil, pero una vez seleccionado hay que lograr superar las pruebas de acceso. No sólo el alumno elige universidad, sino que los centros de élite también seleccionan con mucho cuidado a sus estudiantes. En la mayoría de las instituciones de prestigio, lo más probable es que los candidatos tengan que afrontar una prueba de selección que irá mucho más allá de una consulta rápida al expediente académico.

Para ayudar a superar con éxito este proceso, ISDE ha elaborado una breve guía práctica con 5 consejos para afrontar las pruebas de acceso a un centro con estudios universitarios de élite.

 

1º. Tener claro el tipo de centro al que se presenta el candidato y el perfil de alumnos que busca.

No todas las universidades buscan el mismo perfil de estudiantes. Mientras que unas instituciones tienen una vocación más artística, otras se decantan por alumnos más técnicos. Por ejemplo, en ISDE, por su carácter internacional, se buscan jóvenes con un alto nivel de inglés, un brillante expediente académico (nota media de notable alto) y que hayan compaginado su vida académica con el desarrollo de otras habilidades, como el deporte o la música.

 

2º. Estudiar los puntos fuertes y buscar la manera de reflejarlos en las pruebas de admisión.

Hay que ser realista y céntrate en aquello que se domina. Si, por ejemplo, no una persona no es graciosa, el mayor error es intentar hacer un chiste durante una entrevista con un seleccionador. Sin embargo, si alguien es bueno argumentando, hay que centrarse en esa habilidad. En algunas instituciones, se solicitan cartas de recomendación. La opinión de terceras personas es también una forma de poner de manifiesto las fortalezas de un candidato en las pruebas de admisión.

3º. Detenerse y reflexionar sobre la verdadera vocación.

“¿Por qué quieres ser abogado?” Es sin duda una de las preguntas estrella a la que tendrá que responder un aspirante a un grado de Derecho, y no sólo en las pruebas de acceso, sino a lo largo de toda su carrera profesional. No importan los estudios elegidos. Antes de realizar las pruebas de admisión, es imperativo tomarse un tiempo para pensar los verdaderos motivos por los que se aspira a lograr cualquier titulación académica. “Cuando alguien está convencido de su elección, se nota y sabe transmitirlo”, asegura Ana Fernández, responsable del departamento de Admisiones de Grado de ISDE.

 

4º. Enumerar los motivos por los que se elige un centro frente a otros

Viajar al futuro y pensar en cuáles son los beneficios obtenidos al haber estudiado en una u otra universidad. Este ejercicio ayudará al candidato a comprender los valores y las oportunidades que ofrecen unas escuelas frente a otras. Por ejemplo, el prestigio o la reputación de la institución son claves a la hora de encontrar un empleo. También hay que pensar en si el aspirante comparte los valores del centro. Es la mejor forma de encajar y de afrontar con éxito las pruebas de admisión.

 

5º. Cuidar la primera impresión.

Ponerse nervioso es habitual, pero también es una fuente de problemas que puede jugar malas pasadas. Antes de entrar, hay que respirar y tomarse unos segundos para recuperar el control: un entrevistador es un profesional con experiencia que sabrá identificar a un buen candidato, aunque esté nervioso. En las pruebas escritas, “lo más importante es organizar bien el tiempo para poder transmitir todo lo que necesita el candidato”, apunta Ana Fernández, de ISDE.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad