marketingnize Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



  • La culpabilidad y la gravedad de las lesiones son los principales factores que deciden el nivel de compensación económica que recibirá el reclamante

Reclamar una indemnización a una compañía de seguros en caso de accidente de tráfico no siempre resulta sencillo, pues las aseguradoras acostumbran a ofrecer cantidades insuficientes por las lesiones sufridas y, además, aplican procesos de análisis de cada caso muy minuciosos para evitar situaciones de fraude. En este sentido, en el supuesto de haber sido víctima de un accidente de tráfico, la reclamación tendrá que estar basada en dos elementos clave: la culpabilidad y la gravedad de las lesiones.

Por un lado, la culpabilidad o no del asegurado en el accidente será el factor que decidirá si hay caso o no, es decir, si puede reclamar una indemnización o no. Para ello será necesario contar con el parte de la autoridad competente, o bien con un parte amistoso correctamente cumplimentado y firmado por las partes. También tendrán importancia los testimonios de eventuales testigos, así como las fotografías que se puedan haber tomado en el momento y lugar del accidente. Por otra parte, el informe de urgencias será una prueba de mucho peso a la hora de llevar a cabo la reclamación de indemnización por lesiones.

“Suele ser habitual que las aseguradoras ofrezcan indemnizaciones insuficientes a las personas que han sido víctimas de algún accidente de tráfico aprovechándose de su falta de conocimientos sobre la materia y sobre los baremos de compensación económica entre los que se mueven estas compañías dependiendo de las lesiones sufridas. Por eso es importante contar con el correspondiente asesoramiento legal a la hora de realizar la reclamación”, indica Fernando Sanahuja, abogado y socio de Sanahuja Miranda.

¿Cuáles son los pasos a seguir para recibir una indemnización?

  • Reclamar a la compañía aseguradora del vehículo causante y hacerle entrega de los correspondientes informes médicos de los que se disponga.
  • Recibir la visita de los servicios médicos de la aseguradora a la que se le está reclamando la indemnización. Este paso será obligatorio.
  • Una vez el asegurado haya sido sometido a las correspondientes pruebas médicas, la aseguradora le hará llegar una oferta desglosada basada en el informe médico realizado por la compañía.

 En el caso de que no se estuviera conforme con la propuesta de indemnización recibida, el asegurado podría acudir al Instituto de Medicina Legal, donde de forma imparcial se analizarán las lesiones y se emitirá un informe que pagará la aseguradora. Si el documento diera más importancia a las lesiones, se debería renegociar una nueva indemnización al alza. En el caso de no estar conformes con el informe del Instituto de Medicina Legal, el reclamante podría solicitar los servicios de un perito para fundamentar su estrategia legal por la vía judicial.

Eso sí, el reclamante tendrá que saber en todo momento que un intento de fraude a la compañía de seguros puede llegar a acarrear penas de prisión. De hecho, el de automóviles es el segmento en el que son más habituales los intentos de fraude por la simulación de robo de vehículos (4 de cada 100 casos) o por tratar de agravar los daños o lesiones corporales producidas en un accidente (6 de cada 100).




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad