Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



  • Los abogados de Legálitas recuperan los 600 euros que una mujer tuvo que abonar por la compra de un colchón a un vendedor a domicilio, quien contrató en su nombre una financiación que ella desconocía.

Son muchos los vendedores que llaman a puerta fría para ofrecer la compra de productos, cambios de compañías eléctricas o, incluso revisiones de gas. En muchas ocasiones, estas situaciones derivan en timos para aquellas personas que confían en sus servicios y los aceptan.

Actualmente, en el ámbito del consumo cada vez es más frecuente las ventas de bienes a domicilio, esto supone que a veces esas compras realizadas se hacen con una información deficiente o engañosa. Captan al cliente en la ilusión de un artículo que sin embargo no reúne las ventajas que le prometen. Además, es frecuente que se suscriban financiaciones o suscripciones de productos adicionales de los cuales el comprador, en muchas ocasiones, no es consciente. 

Estas afirmaciones las vivió una mujer a finales de noviembre, que contacto con los abogados de Legálitas para solicitar ayuda. La clienta se había dejado convencer por un comercial que acudió a su domicilio y al cual compró un colchón a un precio y unas condiciones que no son las que el vendedor le informó al adquirirlo. Pero la mujer no pudo comprobar que estaba siendo engañada ya que no le entregó la documentación de la compra.

Después de informarse, la afectada supo, también, que habían contratado en su nombre una financiación que desconocía, falsificando su firma en el documento de préstamo.

Una abogada de Legálitas, experta en materia de Consumo, asesoró a la clienta pudiendo hacer valer sus derechos ante la empresa vendedora y la financiera, reclamando de forma reiterada, interponiendo una denuncia en comisaría y una reclamación ante la Junta Arbitral de Consumo, además de derivar el asunto al departamento de Derecho Penal por la falsificación cometida de la firma.

Después de cuatro meses, se consiguió resolver el problema. Tanto la empresa como la financiera aceptaron la reclamación, resolviendo el contrato de compra, reintegrando al cliente los 600 euros ya cobrados y anulando el resto de la financiación.

Estos tipos de problema que se dan con la contratación de servicios fuera de un establecimiento está regida por una regulación especial para garantizar mayor protección al consumidor.

Son muchas las consultas que llegan a Legálitas en las que los consumidores no son conscientes de lo que acaban firmando y contratando. Por ello, debemos tener claras las condiciones que nos ofrecen para así poder rebatir cualquier intento de engaño.

Obviamente, esta problemática puede tener solución, si contamos previamente con la ayuda de un experto en las peculiaridades normativas que tiene el ámbito de las ventas fuera de establecimiento mercantil.

Además, en este tipo de situaciones, es recomendable no dar datos personales ni firmar documentos en el momento. La mejor alternativa es solicitar que dejen la propuesta por escrito para estudiarla con calma, confirmar con la empresa la veracidad de la oferta e incluso consultar con un abogado experto en materia de Consumo.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad