El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



  • El letrado positivo en COVID 19 ha intervenido en todo el juicio penal desde su casa a través de ZOOM, defendiendo a su cliente al que le acusaban de delitos de lesiones, y al que pedían 2 años de prisión.

Después de casi diez días de reclusión absoluta, el abogado Ignacio Palomar Ruiz tiene buenas noticias en lo que al avance digital de la justicia se refiere, pero empezaremos por el principio de la reflexión:

Como abogados, estamos expuestos cada día en Juzgados y Tribunales al riesgo de contagio, y por desgracia, no se suelen aplicar sencillos cambios que reducirían sustancialmente estas exposiciones, como implantar el expediente digital a disposición de las partes, o la obligación de aportar copias físicas de las demandas iniciadoras, o el arcaico criterio de que la Ley faculta el derecho de realizar fotocopias simples, pero no escaneos móviles, lo que genera que las impresoras de los Juzgados estén igual de toqueteadas que el timbre del SEPE en nuestros días.

Con la llegada del Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, se generaron falsas ilusiones, pues en su artículo 18  traía la celebración preferente de vistas de forma telemática, si bien en la práctica procesal diaria, se quedó en un brindis al sol.

Se comenzó a señalar tímidamente por la aplicación ZOOM, ante el notorio reconocimiento de que era el medio más práctico para esta labor, pues es sencillo y muy eficaz, ni siquiera requiere un registro previo del usuario o medios específicos por parte el Juzgado, garantizando al igual que un señalamiento físico la identidad de las partes, pues por medio de la exhibición del documento de identidad en la cámara previamente a la declaración, se puede dar fe de la identidad de los comparecientes.

Pero en la práctica procesal, únicamente las audiencias previas de la jurisdicción civil y algunas declaraciones de instrucción penal se apuntaron a esta nueva moda.

Lo importante de esta historia llega ahora, pues acaba de tener lugar el primer juicio penal en el que el abogado asiste al plenario por zoom, haciendo valer los derechos de su cliente en una especie de sistema mixto, en el que Juez y Fiscal están en sala y el abogado defensor en su domicilio, pues era positivo en coronavirus.

Este hecho es algo insólito en el ámbito judicial, pues anuncia un gran paso en la apertura digital que ofrecen los medios de hoy día, y es que como se suele decir: “querer es poder”. El letrado Ignacio Palomar ha podido ejercer el derecho a la defensa de su cliente, sobre el que pesaba una acusación de 2 años de prisión por varios delitos de lesiones, desarrollándose la vista con total normalidad, como si allí hubiese estado.

Preguntado el letrado sobre la intervención, nos relata que "lo importante es dar seguridad jurídica, y celebrar las actuaciones judiciales con garantías, esperando que este juicio sirva de ejemplo de que es posible adaptarse a una nueva realidad".

El Juzgado de lo Penal nº 35 de Madrid ha sido el precursor de esta nueva iniciativa, no habiendo realizado previamente algo similar. No obstante, la impresión es que hoy las palabras del letrado son de felicitación ante un Juez de lo penal valiente, que genera la esperanza y vaticina una nueva etapa de actuaciones telemáticas al alcance de todos, abriendo la veda a la nueva etapa que debe afrontar la Justicia.

Y es que el futuro de la justicia se debe escribir en clave digital.




Comentarios

  1. Abogada

    Podrían investigar un poco más antes de publicar que ha sido el primer juicio celebrado por zoom. Los penales de Getafe los celebran por zoom si lo pides, yo misma he celebrado uno. Los juicios rápidos de violencia en Arganda del Rey son por zoom. También se permite por varios juzgados celebrar por zoom los delitos leves, en Alcalá y en Leganés hice yo juicios en octubre. En su mayoría son más proclives los juzgados de pueblos que los de Madrid capital. En noviembre en Getafe había varios compañeros contagiados celebrando por zoom vistas. Yo misma les vi conectados. No obstante, creo que poco favor hacemos a la profesión si nos alegramos de celebrar cuando estamos en una situación que cualquier otro trabajador tendria su baja laboral y no se plantearia que tenga que ir a trabajar. Y parece que nos alegramos de que nos dejen celebrar por zoom. Si el juez estuviera con covid se suspendía el juicio. Ya tengo que luchar porque me dejen suspender cuando he sido madre hace dos días que ¿también hay que luchar cuando se debería tener baja laboral? Solo me faltaba estar con covid y que me dijera el juzgado, "letrada pues haga el juicio por zoom". Me parece que con esta actitud mal vamos y poco vamos a lograr.

Ver comentarios anteriores

Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad