ILP Abogados Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



¿Salir fuera de la zona de confort? ¿Por qué abandonar a los clientes locales? En este mercado cada vez más competitivo debemos arriesgarnos a ganar, perder y conocer nuevas fronteras.

La clave de una firma innovadora es la proactividad. Queremos innovar para ser más competitivos, para ser más eficientes y para estar más cerca del cliente. Innovar significa que mientras algunos despachos se dedican a hacer vender sus servicios por debajo del precio de coste, los profesionales responsables de innovación y marketing de una firma se dedican a diseñar una nueva línea de negocio que desarrolle una ventaja competitiva.

 

El Derecho es una ciencia que está presente en nuestra sociedad desde las primeras civilizaciones, aquellas provenientes de la Antigua Grecia. Como toda ciencia, ha experimentado algunos cambios para adaptarse a las necesidades de la evolución, sin embarg0, en comparación con las grandes variaciones que se produjeron hace cientos de años, se podría decir que el Derecho en el último siglo no ha experimentado un crecimiento demasiado acelerado. Es por ello por lo que esta disciplina está pidiendo a gritos una nueva forma de ver las cosas, la combinación de modernidad y Derecho, ¿quién sabe?

Esta falta de modernidad e innovación es palpable hoy en día, y por ello mismo creo que es necesario un “cambio de look”.

En España hay actualmente casi 150.000 abogados y, además, otros 100.000 colegiados no ejercientes. Esta es una profesión muy plural, pero en la mayoría de los casos, el 71%, estamos hablando de despachos unipersonales o, como mucho, compartidos con otros compañeros. Con este dato proveniente del Censo General de Letrados, deducimos entonces que aproximadamente el 29% de los restantes abogados ejercientes trabajan en los famosos “grandes despachos”, tales como Garrigues, Cuatrecasas o Uría Menéndez, aquellos que probablemente están exentos de salir fuera de la zona de confort debido al volumen de ingresos que generan.

Es en este momento cuando llegamos a uno de los problemas actuales a los que se tienen que afrontar estos llamados despachos pequeños. La precariedad económica en la que se encuentran una gran parte de estos profesionales tiene como consecuencia principal unas dificultades substanciales para el cobro de los servicios prestados, por lo que se debería encontrar un método para solucionar este problema, ¿pero que puede ofrecer un abogado a su cliente para que este le asegure pagarle? Formación, especialización, cercanía y compromiso.

Al fin y al cabo, el mundo jurídico no es tan distante del mundo empresarial, por lo que el nuevo objetivo del abogado joven que abre un despacho local debe ser crear negocio. Sin embargo, para conseguir que este camino sea estable y fiable debemos ofrecer al cliente unas garantías de excelencia, lo que se consigue con la especialización. Debido a la situación económica actual a la que nos enfrentamos, ya no vale el abogado que coloca una placa en un portal de un edificio y espera sentado a los clientes. Debemos contar con otros profesionales especializados trabajando con nosotros que puedan satisfacer de forma exitosa cualquier necesidad tanto de una persona como de una empresa, tampoco vale ya el abogado que acepta tanto un divorcio, como un despido o un concurso de acreedores.

Algunos de los métodos que se podrían aplicar a un despacho pequeño para su crecimiento son la creación de una marca personal, incorporación de redes sociales en el despacho, abogacía virtual, etc. Otra forma de innovación posible podría ser la invención de un cuestionario online que identificara precisamente las necesidades del cliente. De esta forma, se crearía una base de datos con despacho y clientes para ver qué despacho se ajusta a los requerimientos del cliente. Incluso dentro del despacho esta técnica también podría funcionar, asignando un abogado específico a cada cliente, lo cual sería bastante útil para demostrar al cliente esta especialización de la que hemos hablado anteriormente.

Tal y como podemos ver son miles las formas de crear negocio, pero lo fundamental en esta propuesta es salir fuera de la zona de confort, atreverse a ganar y perder, conquistar nuevos clientes y arriesgar. Solo de esta manera y formando a abogados más especializados conseguiremos resucitar el mundo del Derecho.

 

Gonzalo Torres González, estudia el primer curso del grado de Derecho y Business Law (E1) en la Universidad Pontificia de Comillas ICADE.

 

 

 


1.Sobre la situación actual de la abogacía española http://www.abogacia.es/2015/07/31/sobre-la-situacion-actual-de-la-abogacia-espanola/

2. Censo General de Letrados http://www.abogacia.es/servicios-abogacia/censo-de-letrados/#

3. TALENTIUS.COM: “Marketing Jurídico”: http://talentius.com/marketing-juridico/

4. THE LAWYER: “Law needs disruption., not innovation”: https://www.thelawyer.com/law-needs-disruption-not-innovation/

 

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad