Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends


La inauguración del XIV Curso de Especialización Jurídica contra la Violencia de Género, que tuvo lugar el 17 de noviembre en la sede del Colegio de Abogados de Pamplona, contó con la presencia de la decana del Colegio, Blanca Ramos, de la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad, Mertxe Leránoz, y la presidenta de la Subcomisión de Violencia sobre la Mujer del Consejo General del Poder Judicial, Filomena Peláez, quien posteriormente desarrolló la primera ponencia del curso en la que disertó sobre las pautas para la “completa defensa” de los intereses de las víctimas de la violencia de género.


Mertxe Leránoz dio a conocer los datos estadísticos elaborados por el Instituto Navarro para la Igualdad que ponen de manifiesto que entre enero y septiembre de 2016 se registraron un total de 924 denuncias por violencia contra las mujeres frente a las 785 del mismo periodo de 2015, lo que supone un aumento del 17,7%.

Mertxe Leránoz -que también aludió a la campaña que el Gobierno de Navarra ha puesto en marcha para promover el rechazo a estas conductas entre la ciudadanía y ofrecer información y orientación, en especial a la mujeres jóvenes-, explicó que las 924 denuncias interpuestas por violencia hacia las mujeres hasta el 30 de septiembre suponen un promedio diario de 3 casos diarios (3,37), ligeramente superior a las 2,94 por día registradas en el mismo periodo en 2015 (cifra total: 785). El perfil general de las denunciantes es el de una mujer de entre 30 y 49 años, que sufre violencia física y psicológica (54%); la mayoría son españolas (65%) y viven en Pamplona y comarca (64%). Del total de los casos denunciados, 310 corresponden a mujeres jóvenes de entre 14 y 30 años. El servicio telefónico gratuito de atención a las víctimas 016 recibió en este periodo en Navarra 692 llamadas.

La responsable del Instituto Navarro para la Igualdad añadió que el Centro de Urgencias para la atención inmediata atendió 135 casos; 18 en casas de acogida y 10 en pisos residencia. Además, los equipos de atención integral a víctimas de violencia de género de Tudela y Estella prestaron ayuda, hasta el 30 de septiembre, a 261 y 162 mujeres, respectivamente. Se aprobaron además 130 peticiones de acceso a vivienda protegida, y el servicio de atención jurídica a las mujeres registró 461 asistencias y 489 consultas de asesoramiento.

Atención letrada a las víctimas

Tras ser presentada por la decana del MICAP, Blanca Ramos, la presidenta de la Subcomisión de Violencia sobre la Mujer del Consejo General del Poder Judicial, Filomena Peláez, ofreció la primera de las ponencias, titulada Pautas para una completa defensa de los intereses de la víctima.

Peláez expuso los principios de la atención que los letrados deben prestar a las mujeres que han padecido la violencia: “Debemos ofrecer un trato personalizado evitando las entrevistas y las medidas estándar, procurar la intimidad y privacidad, prestar un asesoramiento profesional y técnico, realizar una defensa jurídica integral, ser activo y efectivo en la atención prestada, y mantener una adecuada formación específica y de calidad en esta materia”.

Destacó la importancia del primer contacto con la víctima y dijo que tras la presentación “tenemos que pedir información a la mujer, sin agobiarla, para poder ir valorando el asunto y saber qué medidas debemos pedir y al mismo tiempo hay que informarle y asesorarle. Desde luego es fundamental la empatía con la víctima –añadió Filomena Peláez- porque está en un momento de shock, perdida, se siente culpable, o angustiada. Tenemos que decirle: estamos aquí para servirte de guía y para defenderte, estamos aquí para eso, no por una cuestión crematística ni por otra razón, y bien sabéis lo que se va a encontrar quien venga pensando en lo crematístico”, bromeó.

Al analizar las dificultades prácticas que se plantean al asumir la defensa de una mujer víctima de la violencia la presidenta de la Subcomisión de Violencia sobre la Mujer del CGPJ resaltó que “no contamos con muchos medios probatorios porque normalmente el delito se produce en la esfera íntima, de ahí las complicaciones que encontramos para hacer nuestro trabajo”. Por ello, advirtió, resulta fundamental el testimonio de la perjudicada frente a la versión del maltratador, quien en su defensa probablemente niegue todos los hechos. “El testimonio de la víctima, su declaración, es la principal prueba y muchas veces la única con la que contamos para acreditar unos hechos que, dependiendo de su testimonio puede ser una sentencia condenatoria cierta o no”, de ahí la importancia de conseguir una declaración de la víctima que resulte esclarecedora para demostrar el delito.

En este sentido, advirtió del riesgo que puede suponer el hecho de que víctima se acoja a la dispensa del deber de declarar prevista en el artículo 416.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que provoca que numerosos procedimientos judiciales tramitados por episodios de violencia de género terminen sin condena.

Finalmente, Filomena Peláez aludió a la “profusa y difusa” legislación existente en materia de violencia de género, a la que recientemente se han añadido 11 reformas legales.

Ver noticia en Abogacía

  
 
 
 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad