Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



  • La violencia vicaria es una de las expresiones más crueles y salvajes de la violencia machista. Es la violencia que ejerce el maltratador sobre sus propios hijos o los hijos de sus parejas o exparejas para dañar, incluso hasta el extremo de asesinar, a los hijos para maltratar a la mujer, para asegurarse de que no se recupere jamás.

¿Qué es la violencia vicaria?

Se trata de una forma de violencia machista, que se ejerce precisamente sobre las personas más vulnerables e indefensas que existen en nuestra sociedad, para generar el mayor dolor que se puede provocar sobre una mujer, sobre una madre, que es hacer daño a sus hijos.

Se trata de la deshumanización de las personas más vulnerables y cercanas a la víctima de violencia de género con el objetivo de convertirles en un objeto para aumentar el dolor de la víctima y provocarle un sentimiento de culpabilidad por no poder proteger a sus hijos o personas a su cargo.

Cuando estas amenazas se cumplen, los niños se convierten en indefensas víctimas de esta monstruosa cara de la la violencia machista. Una conducta que tiene nombre. Es la violencia vicaria. Una expresión del maltrato de género extremadamente cruel y sádico en la que la muerte del menor es utilizada como un mero instrumento de tortura y venganza que nada tiene que ver con esas criaturas. La violencia se ejerce, en estos casos, en su grado extremo sobre los hijos para hacer daño a la madre.

Violencia vicaria

Es una violencia secundaria a la víctima principal, que es la mujer. Es a la mujer a la que se quiere dañar y el daño se hace a través de terceros. El maltratador sabe que dañar, asesinar a los hijos/hijas, es asegurarse de que la mujer no se recuperará jamás.

También se incluye como violencia vicaria la instrumentalización de otros colectivos vulnerables sujetos a la tutela o guarda y custodia de la mujer víctima de violencia de género, como pueden ser las personas mayores, las personas con discapacidad o en situación de dependencia.

Existen muchos tipos de violencia vicaria, siendo el caso más extremo el asesinato de menores para satisfacer el deseo de generar dolor en la víctima de la violencia machista, la madre de los niños. Violencias que estremecen y que evidencian cómo un agresor machista es capaz de saciar su deseo de odio de la forma más cruel posible, renegando incluso de su propio vínculo paterno.

Violencia vicaria una de las expresiones más crueles del machismo

Utilizar a los hijos para ejercer violencia sobre la madre es también violencia de género. Ejerciendo esta violencia se deshumaniza a las personas más vulnerables cercanas a la víctima de violencia de género y se las utiliza como un objeto para aumentar el dolor y provocar sentimiento de culpa. Hablar de violencia vicaria es mentar el peor de los crímenes, el que comete quien mata a un hijo para herir de muerte a su pareja. Los casos son pocos, aunque su gravedad no permite el perdón ni el olvido.

Dentro de la definición de violencia vicaria entra también el utilizar judicialmente a los hijos durante la separación, aunque su expresión más extrema sean casos como el que presuntamente se ha dado en Tenerife y otros lugares de España.

Cada caso es un mundo. Aunque se considera violencia vicaria la ejercida «sobre cualquier otra persona unida de modo estrecho» a la mujer, a menudo son los hijos el principal objetivo de esta crueldad machista.

¿Qué es la violencia vicaria?

Debemos de tener en cuenta que la violencia vicaria se da en ambos sexos (hombres y mujeres), no es algo exclusivo del hombre. Aunque debemos comentar que la gran mayoría de los casos acaecidos hasta la fecha en territorio español son realizados por hombres. Una situación nada agradable que debe ser solventada de manera urgente por los distintos actores con competencia en la materia.

El 016 no deja rastro en la factura y atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es

Alvarez Abogados Tenerife

lawandtrends.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad