marketingnize Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Los despachos "no pueden permanecer ajenos a los tiempos porque deben diferenciarse y la innovación es la clave de la diferenciación", dice la profesora Navarro. (Eugenia Navarro,Cinco Días, 2012). Resulta sorprendente hablar de innovación en el sector legal teniendo en cuenta que los abogados y los operadores jurídicos son muy poco favorables al cambio y a la modernización. En este texto se abordará la importancia de la innovación en el sector legal y más en concreto en los despachos de abogados. Primero se hablará de las claves para que un despacho de a (Uni)bogados triunfe, en segundo lugar, se verán las últimas tendencias llevadas a cabo por algunos y por último se presentará una idea de innovación. (Revista unir, 2016).

 

Miguel Alonso Nestares, estudia Derecho y Relaciones Internacionales en ICADE, Madrid.

Los despachos de abogados han de adaptarse a las transformaciones sociales y legales según surgen para poder ofrecer un mejor servicio a sus clientes. Son negocios como otros cualquiera y no han de estar ajenos a los cambios que se producen a su alrededor si quieren sobrevivir en un entorno donde la competencia es máxima. A muchos la palabra “marketing” les produce rechazo y consideran que el éxito de un sector tan arraigado no depende de su promoción y publicidad. El gran problema de los abogados actuales es que solo responden ante necesidades inmediatas que se les van presentando, pero, lo importante, la mayoría de las veces reside en el funcionamiento interno de los mismos y en su forma de prestar los servicios jurídicos a sus clientes. Es por ello por lo que se hace casi obligatorio “una modernización de los mismos” y la incorporación de las herramientas necesarias para ello. Un primer paso para salir de este estancamiento es conocer a nuestros clientes. Para ello se ha de identificar sus necesidades, hacer los cambios necesarios para ofrecerles esas necesidades y por último hacer que valoren nuestro trabajo y revisar nuestros casos. Sobre las claves de crecimiento, Lucas Osorio, socio director de Hogan Lovells, afirmó “lo importante es saber el el punto de partida del despacho y que se quiere ser”. 

Otro paso importante que hemos de dar será analizar nuestros objetivos y misiones a los que queremos llegar. Tras ello se realizará un plan para conseguir esos objetivos fijando los presupuestos, a los clientes a los que nos queremos dirigir, una planificación de nuestras acciones y la estrategia publicitaria que queremos llevar a cabo.

Por último, estableceremos mecanismos para corregir y revisar nuestras acciones., Kenneth Grady, da así importancia a revisar las tareas: “Te da visibilidad sobre los problemas, te permite predecir bien tu precio y te proporciona el éxito en un 89% de los casos, frente al 36% de los que no lo hacen”. (Expansión,2015).

Por último, habrá que adaptarse a las nuevas tecnologías de comunicación. Es vital la presencia en redes sociales y en la nube donde podremos mostrar nuestra ventaja competitiva, podremos diferenciarnos del resto y atraer a un número elevado de clientes. Ello se consigue a través del “branding jurídico”, cuyo objetivo es potenciar nuestra marca y generar buenas percepciones en el cliente. También será importante es el “posicionamiento seo” que nos permite que nuestra firma aparezca entre los primeros puestos de los buscadores de Internet. Para ello será necesario identificar el buscador de internet donde más clientes potenciales nos puedan buscar, ya que no siempre es “google”. Según Aranzadi “las búsquedas de abogado en 2014 se han incrementado un 160%, lo que pone de manifiesto que un buen posicionamiento es más importante que nunca para una firma jurídica” (Gericó Associates,2015). Este tercer paso no es tenido en cuenta por muchas empresas. Otro ejemplo de innovación es el uso de las nuevas tecnologías de comunicación, las TIC. Para Hans Böck, director del digital legal Lawyerpress "es difícil generalizar, pero según datos de Enatic no llegaríamos a un 20% de despachos los que aplican las TIC, y solo un 5% sería 2. 0. El correo electrónico e internet son más frecuentes que el uso de las redes sociales o los servicios en la nube.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad